Análisis de ‘Pathfinder: Kingmaker Definitive Edition’

Os contamos nuestras impresiones de la edición de consola

0

Años atrás, el genio creativo de Jason Bulmahn dio lugar a una de las franquicias de rol más destacadas de la presente década: Pathfinder. Inspirado en el archiconocido sistema d20, fue considerado como una suerte de evolución del ya clásico Dungeons and Dragons 3.5. Bajo el marco de una historia de fantasía épica, y tras el sello editorial Paizo, se asentó —en poco tiempo— dentro de la comunidad.

Así pues, su nombre se expandió con relativa celeridad por el panorama nacional e internacional. Así fue como nació Pathfinder: Kingmaker, un videojuego de rol desarrollado por el estudio ruso Owlcat y publicado por Deep Silver; a España llego gracias a la mediación de Koch Media. Y todo gracias a una exitosa campaña en Kickstarter la cual permitió su lanzamiento en septiembre de 2018.

Allá en su origen, el título recibió críticas muy positivas tanto por parte de la crítica como del público. Sea como fuere, los resultados fueran netamente positivos; se convirtió, por méritos propios, en un CRPG (o lo que es lo mismo, un juego de rol de mesa en PC) muy destacado. Por desgracia, su carácter independiente impidió solventar sus numerosos errores antes de su publicación, lo cual ocasionó que sus ventas no fuesen todo lo bien que habría cabido esperar. La mayoría de estos, por no decir todos, se solucionaron mediante parches posteriores, pero el daño ya estaba hecho… o no.

Pathfinder: Kingmaker Definitive Edition

Análisis de Pathfinder: Kingmaker Definitive Edition
Análisis de Pathfinder: Kingmaker Definitive Edition

A día de hoy, resulta en tontería hablar con propiedad de las características técnicas y/o del gameplay de un lanzamiento nacido en el epílogo de 2018. No por nada, han sido muchos los compañeros que han destacado aquestas sus características en no pocos análisis. Es por eso que, con motivo de su lanzamiento en PlayStation 4 y Xbox One a través de esta edición definitiva, nosotros nos centraremos en sus peculiaridades dentro de las susodichas plataformas así como en su contenido; Pathfinder: Kingmaker Definitive Edition incluye:

  • Juego original
  • The Wildcards
  • Varnhold’s Lot
  • Beneath The Stolen Lands
  • Bloody Mess 
  • Arcane Unleashed
  • Royal Ascension

A esta ingente cantidad de contenido, la cual incluye desde nuevos hechizos hasta misiones adicionales, debemos sumarle una para nada desdeñable cantidad de extras muy interesantes. Buen ejemplo de ello es el modo por turnos así como ajustes y configuraciones adicionales. Eran consecuencia —pese a que las diferencias en lo que se refieren a periféricos y controles son insalvables por las condiciones inherentes de mando vs. teclado y ratón—, se agradece el esfuerzo por maximizar la jugabilidad en estas nuevas plataformas.

Características y cambios

Análisis de Pathfinder: Kingmaker Definitive Edition
Análisis de Pathfinder: Kingmaker Definitive Edition

Tras reescribir este párrafo no menos de diez veces, he optado por la brevedad: el estudio ha incluido el ya mencionado sistema por turnos en esta edición de consola. Antaño, Pathfinder: Kingmaker se jugaba en tiempo real con pausa, pero podría haber sido problemático con mando. Es por eso que, adelantádose a los acontecimientos, desarrollaron este modelo de combate por turnos… ¡Opcional! Si lo preferís, podéis usar el modelo de tiempo real, pero no termina de encajar. Es por ello que debo felicitar a Owlcat, pues creo que lo han clavado.

Para empezar, porque ofrece un control mucho más preciso de nuestras unidades y de nuestras acciones. A continuación, porque nos permite gestionar mucho mejor nuestros recursos en combate. En último lugar, porque estimula mucho mejor al jugador en cuestiones netamente roleras al trazar una comparativa directa con la versión de mesa. En lugar de dejarlo todo a la suerte y forzar nuestra visión cinética hasta la extenuación, se nos propone una línea más pausada en donde la estrategia cobra más fuerza y sentido. Sea como fuere, poder cambiar el modo de combate en cualquier momento de la partida (o de la misma batalla) es lo mejor de todo.

En este punto, podría hablaros de su duración (no menos de ciento cincuenta horas), de su sistema de clases y profesiones, de los hechizos, del combate o de la exploración, pero sería adentrarnos en un análisis más profundo de lo que buscamos. Es por ello que me limitaré a decir que los controles se adaptan muy bien a nuestras necesidades. A día de hoy, es uno de los port de PC a consola que mas he disfrutado como jugador. Como detalle, simplemente diré que la ambientación es buena y la narrativa interesante, que ofrece muchas rutas diferentes y que está especialmente diseñado para los amantes del rol clásico. Visualmente no es nada del otro mundo, pero tampoco es que le haga mucha falta. La banda sonora es buena, el doblaje es muy notable y la traducción destaca por su ausencia. Sí, lamentablemente no está en español.

Conclusiones

Análisis de Pathfinder: Kingmaker Definitive Edition

Pathfinder: Kingmaker, a día de hoy, es un grandísimo juego de rol clásico tipo mesa. El mayor defecto de la versión de consola es la ausencia de traducción al español, cosa que también sucede en la de PC. Con todo, esta última cuenta con textos en español gracias al trabajo de Clan DLAN; no sabemos si sucederá en consola. Sea como fuere, y si tienes un buen manejo del inglés, Pathfinder: Kingmaker Definitive Edition es una excelente opción de juego. Tal vez no es la mejor para novicios, pero sigue siendo un gran producto. Si no lo has catado con anterioridad, esta edición de consola es una gran oportunidad para hacerlo.

Análisis de Pathfinder: Kingmaker Definitive Edition. Clave de juego para PS4 cedida por Koch Media.

[Total: 0   Promedio: 0/5]

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here