Análisis de ‘Monster Hunter Stories 2: Wings of Ruin’

¡La nueva entrega de Monster Hunter Stories ya está aquí! Y con ella, nuestro análisis de esta nueva experiencia JRPG de la saga Monster Hunter

0

¡El nuevo Monster Hunter Stories 2: Wings of Ruin ya está aquí y con él una nueva cacería de monstruos comienza! Tras el rotundo éxito de Monster Hunter Rise hace unos meses. Capcom ha lanzado al mercado la secuela del spin-off MH: Stories tanto para Nintendo Switch como para PC. Hablamos, para quien no la conozca, de una aventura de corte J-RPG mucho más centrada en el aspecto de un solo jugador. Además dispone de un enfoque mucho más narrativo que sus entregas principales. En cualquier caso, se trata de un título que demuestra, una vez más, la buena salud que tiene la saga y la mano de oro que tiene Capcom estos últimos años con todos los títulos que lanza al mercado.

¡A Montar, Compi!

Análisis de Monster Hunter Stories 2: Wings of Ruin
Análisis de Monster Hunter Stories 2: Wings of Ruin

Nada más empezar, el jugador tendrá que crear a su personaje principal. La historia de Monster Hunter Stories 2 —para quien no lo sepa— se ubica varias décadas después de la primera entrega.  Es más, nuestro avatar será descendiente del legendario Red, Rider (alguien que doma y monta monstruos) protagonista de la primera entrega. En cualquier caso, el mundo de MH Stories 2 nos habla de la leyenda del el Ratha Kalapteron, un Rathalos con la capacidad de traer la ruina con el simple batir de sus alas.

Al mismo tiempo, presenta la aparición de una misteriosa luz carmesí que procede de unos extraños agujeros repartidos por el mundo. Esta, sin razón aparente, hace que los monstruos enfurezcan y ataquen distintas poblaciones humanas o wyverianas. Entretanto, nosotros  comenzaremos nuestras andaduras en la aldea Mahana. Allí, rápidamente, iremos descubriendo multitud de misterios relacionados con el Ratha Kalapteron y nuestro abuelo Red.

Riders y Cazadores

Análisis de Monster Hunter Stories 2: Wings of Ruin

Como buen J-RPG, los compañeros de equipo no podían faltar. Pronto descubriremos a Navirou, un simpático Felyne con la capacidad de detectar peligros y huevos de monstruos peculiares. Junto a él conoceremos a otros personajes que nos ayudarán en nuestro camino. Algunos de ellos son Riders, como nosotros, aunque habrá un poco de todo. Entre estos se encuentran Kyle, Reverto o Cheval, entre otros. Serán nuestros aliados, pero no los únicos. Como buenos Riders, dispondremos de la capacidad de montarnos en nuestros monsties. Es decir, de cabalgar a lomos de los monstruos que nosotros mismos criemos al obtener sus huevos durante la exploración.

Es más, serán estos mismos quienes nos ayudaran no solo en los combates, sino también en la exploración del escenario con sus habilidades. A ese respecto, los veteranos en la saga Monster Hunter quedarán sorprendidos por la cantidad de criaturas que hacen aparición en esta entrega. Así pues, estarán presentes monstruos clásicos como Rathian, Tigrex y Zinogre hasta Kushala Daora y criaturas de juegos más recientes como Arzuros o Pukei-pukei pasando por Nergigante o Tobi-Kadachi… entre otros. Prácticamente todos ellos son domables y estarán disponibles para ayudarnos en nuestras cacerías.

Como detalle, tanto los más expertos como los novicios agradecerán la inclusión de una extensa Enciclopedia de Monstruos. En ella, entre otras cosas, podremos aprender más de los puntos fuertes y débiles de todas las criaturas del juego.

Piedra, papel o tijera monstruoso

Análisis de Monster Hunter Stories 2: Wings of Ruin
Análisis de Monster Hunter Stories 2: Wings of Ruin

A diferencia de su saga principal, Monster Hunter Stories 2: Wings of Ruin es JRPG por turnos. De la misma forma, las luchas se determinan por un sistema muy al estilo piedra papel o tijera. Me explico. Al combatir dispondremos de 3 estilos de ataque: Técnico, Potente y Ágil. Técnico gana a Ágil, Ágil gana a Potente y Potente gana a Técnico. Cada vez que seleccionemos a un enemigo, tendremos que elegir uno de los tres, ya sea como ataque o habilidad especial. Esto jugará un papel clave a la hora de luchar, sobre todo cuando se produce un cara a cara. Es decir, cuando dos personajes se atacan entre sí. Si ganamos, haremos más daño, si empatamos, ambos lo recibiremos y, si perdemos, seremos nosotros quienes se lleven la peor parte.

Así pues, si elegimos bien, no solo anularemos el ataque enemigo de ese turno, sino que cargaremos aún más rápido una barra llamada indicador de Vínculo monstie. Una vez que esté cargado, podremos montar encima del monstie y realizar un ataque especial llamado Habilidad de Vínculo. En efecto, este infringirá muchísimo daño a nuestro oponente. Si hay un aliado en campo, es decir, otro personaje, y estos cargan su propia barra de vínculo al mismo tiempo que nosotros, podremos desencadenar una Habilidad de Vínculo Combinada. De la misma forma, esa barra de vínculo también se puede consumir usando técnicas especiales ya sea con el personaje o el Montie que nos acompañe. Este último, por cierto, es autónomo y solo hace lo que le ordenamos al usar técnicas.

Profundizando aún más en el combate, no podían faltar las armas características de la saga. Aquí, si bien no tenemos a nuestra disposición los 14 tipos,tenemos unas cuantas muy interesantes: espada grandeespada y escudoarcolanza cargadacornamusa; y martillo. Cada una de ellas tiene unas propiedades. Además, tiene su propio tipo de daño y son más o menos útiles según el tipo de monstruo y partes a las que estemos atacando. Sí, las partes vuelven, y podremos romperlas para disminuir su potencial de combate y/u obtener más recompensas. Volviendo al tema, y por ejemplo, podremos romper con mayor facilidad una coraza con un martillo que con un arco.

Contaremos, además, con las típicas trampas escollo y eléctrica, bombas flash y sonoras, etc.. Asimismo, dispondremos de objetos de apoyo como mega-pociones, raciones o bebidas frías y calientes (estas últimas son para resistir el clima de algunas regiones). Como podéis ver, la esencia de Monster Hunter se mantiene bastante pura pese a que los combates se desarrollan de forma muy distinta.

Ladrón de huevos

Análisis de Monster Hunter Stories 2: Wings of Ruin

¿Cómo obtenemos todos estos monstruos para usarlos en combate? Pues bien, para conseguir criaturas tendremos que adentrarnos en las distintas guaridas repartidas por los escenarios. Después, nos tocará robar un huevo e incubarlo en el pueblo, el cual será nuestra base de operaciones con desafíos tipo coliseo, tiendas de objetos y armamento, tablones de misiones, etc. Volviendo al tema, estas reconoceremos muy fácilmente las guaridas (y su tipo) por su entrada. Habrá, pues, guaridas de monstruos comunes y de algunos más raros. En ellas tendremos que avanzar hasta llegar a un nido para, finalmente, conseguir el huevo.

Navirou nos indicará su rareza mediante el olor de este y el peso. Además, nosotros mismos podremos saber el tipo de monstie que saldrá según el patrón de colores del exterior. No obstante, debemos tener cuidado, ya que sí nos pasamos de listos rebuscando un huevo raro podríamos despertar al monstruo que los custodia y enzarzarnos en un combate que quizá no queremos. Una vez lo hagamos, de este saldrá un simpático monstie que nos ayudará a partir de ahora. Sin embargo, también podemos usar a estos últimos para fortalecer a otros mediante el llamado Rito de Canalización. Básicamente, el ritual nos permite combinar genes de monstruos diferentes para fortalecerlos o, incluso, hacer que adquieran habilidades que normalmente no tendrían.

Por ejemplo, si lo hacemos bien podríamos llegar a tener un Anjanath dispare bolas de hielo o rayos eléctricos. Sobre el mapa y la exploración, los escenarios se dividen en escenarios interconectados los unos con otros que funcionan como áreas independientes. Podemos explorarlos con total libertad, aunque habrá obstáculos que solo podremos superar con las ya mencionadas habilidades de monstruo.

Gráficos, sonido y jugabilidad

Análisis de Monster Hunter Stories 2: Wings of Ruin
Análisis de Monster Hunter Stories 2: Wings of Ruin

El estilo gráfico bebe directamente de títulos como The Legend of Zelda: Breath of the Wild. Emplea un estilo tipo «serie anime» muy marcado. Sin embargo, he notado bastantes problemas de frame-rate tanto en modo TV como en portátil que han empeorado bastante mi experiencia de juego. En la versión de ordenador, por el otro lado, el rendimiento es excelente. La calidad gráfica no solo es superior, sino que el optimizado es mejor. Es más, no es necesario un ordenador de gran evergadura para correr el juego en su grado máximo. Los problemas en la tasa de frames por segundo no son, en realidad, un problema.

Por igual, muchos escenarios se sienten un tanto vacíos si exceptuamos los monstruos que campan por ahí y las guaridas poco más se puede hacer más que coger algún que otro cofre. También he de decir que la estructura de las guaridas generadas de forma procedural no son del todo de mi agrado; rápidamente terminé pasando de ellas a no ser que hubiera un monstruo muy interesante dentro. A nivel sonoro es una delicia. Recrea todos los sonidos de las criaturas de forma genial y contando con un doblaje muy a la altura tanto en japonés como en inglés.

Por supuesto, Monster Hunter no sería tan épico si no contara con una banda sonora a la altura; Wings of Ruin hace gala de ella en todo momento. En especial, su tema principal, el cual no puedo evitar tararear cada vez que lo escucho. Su sistema jugable, pese a ser  diferente a lo que estamos acostumbrados en la saga, se siente fresco. Aparte, mantiene ese toque que hace de Monster Hunter ser lo que es. Claro está, es su buena variedad de builds con distintas armaduras, armas y habilidades —de lo más variada— y su enorme cantidad enorme lo que lo hace tan interesante durante horas.

Análisis de Monster Hunter Stories 2: Wings of Ruin | Conclusiones

Análisis de Monster Hunter Stories 2: Wings of Ruin
Análisis de Monster Hunter Stories 2: Wings of Ruin

Considero que Monster Hunter Stories 2: Wings of Ruin es un punto de partida perfecto para los novatos de la serie. Se tratam pues, de una aproximación mucho más amigable que la complejidad de la saga principal, con una historia bastante chula y divertida con momentazos épicos de unas 40 horas de duración media para terminar su historia principal. Dese luego, Capcom sigue en la cresta de la ola y sabe exprimir a la perfección sus sagas más queridas. Es más, a día de hoy creo que Monster Hunter se ha convertido en una de las más importantes de los últimos años. Al menos así lo ha demostrado, una vez más, con el especial cariño que veo en Wings of Ruin.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here