Análisis de ‘Hades’, la gran obra de Supergiant Games

Analizamos una de las propuetas Independientes más sonadas del pasado 2020. Un roguelite completísimo y lleno de personalidad.

0

El panorama independiente se vio sacudido por completo el pasado año 2020 por la llegada de Hades, uno de los juegos estilo roguelite mejor trabajados, pulidos y adictivos que he tenido el placer de jugar. Tanto así que, durante la gala de los The Game Awards 2020, fue uno de los títulos más nominados y premiados. Por ello, el día de hoy os traemos el análisis del trabajo de Supergiant Games.

Zagreo, el hijo rebelde

Análisis Hades
Análisis Hades

Encarnamos a Zagreo, el hijo de Hades, dios del inframundo. Al parecer, Zagreo está cansado de estar en el inframundo. Así pues, decide escapar de las profundidades del Tártaro como buen hijo rebelde que es. Cómo no, su padre no le pondrá fácil dicha tarea: enviará a todas sus huestes del inframundo para detenerlo. Desde las temibles Furias hasta la Hidra Cadavérica pasando por el Minotauro o héroes legendarios como Teseo. Por el camino recibiremos la ayuda de los dioses del Olimpo, quienes enviarán distintas bendiciones para mejorar los atributos de Zagreo y hacer más sencilla su huida.

Entre estos dioses encontramos a Zeus, Poseidón, Afrodita, Dionisio, Deméter entre otros. Todos ellos esperando nuestra llegada al Olimpo. Zagreo, por su parte, morirá una y otra vez hasta alcanzar su objetivo. Una vez que muramos regresaremos a rastras al fondo del Tártaro a la morada de Hades, quien es el juez de las almas que caen a este infierno.

Un roguelite perfecto

Análisis Hades

Hades es jugabilidad en estado puro. Todo se debe a su frenético gameplay en vista isométrica mientras avanzamos por las estancias del Inframundo acabando con oleadas de enemigos para pasar a la siguiente sala en un total de 4 zonas a cada cual más difícil que la anterior. Para poder continuar cada vez más tendremos que morir, ya que una vez derrotados podremos invertir los puntos de Oscuridad de la diosa Nicte en mejorar los atributos de forma permanente. De la misma manera, también podremos desbloquear nuevas armas y ventajas para, finalmente, escapar de nuestro padre Hades, para reunirnos con Zeus y compañía en el Olimpo.

Contaremos, como ya he mencionado, con la ayuda de los Dioses que residen en el Olimpo. Una vez despejada la sala, tendremos que elegir la siguiente, donde nos esperará una mejora en forma de aumento de daño, vida o bendición de un dios determinado. De esta forma nuestras partidas serán distintas unas de otras y nuestras builds serán completamente diferentes cada vez que intentemos huir. En parte es gracias a la generación procedural del juego.

Sea como fuere, entre huida y huida podremos descansar en la morada de Hades. En dicho lugar podremos conversar con ldioses del inframundo tales como Tánatos, Hipnos, Nicte o Medusa. De la misma manera, podremos mejorar y personalizar a nuestro gusto la morada con planos de construcción y así darle un toque personal a nuestro hogar.

Personalidad única

Análisis Hades
Análisis Hades

Hades derrocha personalidad y estilo por todos y cada uno de sus poros. Ya sea desde el impresionante diseño —estilizados y cargados de detalles hasta en sus mismos diálogos y personalidades— de personajes. En cualquier caso, un detalle que nos ha llamado bastante la atención es el descomunal trabajo de doblaje de los actores. En Hades no veremos ni un sólo dialogo repetido jamás. Sin importar cuantas veces repitamos las tentativas de huida, todos sus personajes tendrán una nueva frase o conversación. Cómo no, todas ellas cargadas de un grandioso sentido del humor, buena vibra; muestran la cara más humana de los omnipotentes dioses griegos, quienes enseñan su lado más natural y humano cuando interactúan con Zagreo.

Gráficos, sonido y jugabilidad

Análisis Hades

El estilo visual de Hades destaca en el ya mencionado diseño de personajes. Estos aparecerán en las conversaciones por medio de viñetas de dialogo. Sobre los escenarios, son muy llamativos, pero un tanto repetitivos. Esto se da, sobre todo, cuando llevamos muchas horas jugando y vemos las mismas estancias una y otra vez.

La banda sonora compuesta por Darren Korb es cañera y refleja el frenetismo de los combates de manera estupenda. Pero quizá el mayor logro de Hades se lo llevan sus actores de doblaje —exclusivo en inglés— gracias a una cantidad de líneas de diálogo de proporciones descomunal. Todos ellos aportan gran personalidad a sus personajes.

Finalmente, recordemos que estamos ante un juego del género Roguelite. Así pues, es un título donde prima un gameplay rápido y sin un segundo de respiro. Mientras más bendiciones adquiramos, más efectos podremos aplicar a Zagreo para destruir a todos los demonios. Si fallamos, tendremos que empezar desde el comienzo hasta conseguir huir. Aunque mantendremos ciertos objetos y puntos cuando muramos, para poder mejorar poco a poco al protagonista.

Conclusiones

Análisis Hades
Análisis Hades

Hades es una de las grandes apuestas del panorama independiente que he tenido el placer de jugar. Un título creado con sumo detalle y cuidado. Desde su exquisito gameplay hasta sus trabajados personajes. Si lo que andas buscando es un juego que te aporte entretenimiento rápido y un desafío constante Hades es tu juego.

[Total: 0   Promedio: 0/5]

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here