Análisis de ‘Fury Unleashed’

Rogue-like de generación procedural con mecánicas de shot 'em up y rund and gun

0

¡Hola, muy buenas amantes de los videojuegos! Regresamos, una vez más, con un nuevo análisis. En esta ocasión os hablaremos de Fury Unleashed, un rogue-like de desplazamiento lateral en 2D desarrollado y distribuido por Awesome Games Studio, un estudio independiente. Como curiosidad, tal vicisitud no le ha impedido llegar a —prácticamente— casi cualquier plataforma, pues se puede disfrutar de él tanto en Linux como en Mac OSX, Microsoft Windows, PlayStation 4, Nintendo Switch y/o Xbox.

Fury Unleashed

Análisis de Fury Unleashed
Análisis de Fury Unleashed

John Kowalsky es un nombre que rezuma historia… ¿No? Bueno, como si lo hiciera, pues —ya, desde el primer momento— trasmite una extraña sensación de fuerza difícil de describir. Tal vez, y solo tal vez, porque recurre a un nombre netamente tópico dentro de la industria del cine o el cómic; no responde a un paradigma concreto, pero trae a coalición un apellido cargado de sentimiento, respeto y nostalgia. En plena cresta de Brooklyn 99 no he podido evitar pensar en Jake Peralta y una de sus malas imitaciones, pero volvamos a lo que nos concierne: John Kowalsky.

John es un reputado dibujante de cómic en plena sequía creativa; está en pleno bloqueo. Por suerte, eso no será problema… O eso parece. Sin grandes alardes o presentaciones, dejando a un lado cualquier atisbo de complejidad narrativa, Fury Unleashed nos libera al mundo del cómic, pero armados hasta los dientes. Nuestra misión será simple: investigar y recorrer las diversas páginas de un tebeo en busca de la inspiración perdida. Curioso, ¿verdad? Eso mismo pensé yo cuando comencé a masacrar calaveras asesinas a ritmo de subfusil.

En cierto modo, eso era lo que quería, aunque no puedo evitar pensar que es una idea algo desaprovechada. En primer lugar, la narrativa. No podemos decir que sea mala, pero no tiene el impacto que nos gustaría, aunque bien es cierto que su peculiar mezcla de géneros tampoco lo pide demasiado. Hablamos, a grandes rasgos, de una sutil mezcla entre viejas glorias al más puro estilo Metal Slug y clásicos contemporáneos tales como Dead Cells. El argumento se pierde en un mar de balas y, pese a que nos apena, no empaña la excelente labor del estudio. ¿Conclusión? Si buscas una historia profunda, da media vuelta.

Destrucción a raudales

Análisis de Fury Unleashed

Sin miedo a repetirme, una analogía con Dead Cells Metal Slug resume, a la perfección, a Fury Unleashed. Con todo, debemos decir que lo hace de manera maravillosa, pues sabe recoger el testigo de ambos títulos sin perder la esencia; hablamos de un indie que toma lo mejor del género y lo hace suyo. Para empezar, nos encontramos con que debemos superar tres cómics diferentes y derrotar a tres enemigos finales distintos para completar el juego como tal, por lo que será necesario repetir en más de una ocasión el modo historia. El factor rejugabilidad, a ese respecto, se convierte en un imprescindible, pues bebe del sistema de prueba y error como pocos.

En efecto, tendremos que morir muchas veces antes de superar las diferentes fases de las que se compone. Lejos de resultar frustrante, te motiva más y más. Todo gracias a que la muerte no supone penalización alguna, sino todo lo contrario. Cada vez que caigamos en combate obtendremos experiencia con la que mejorar nuestras prestaciones de combate. Al mismo tiempo, iremos desbloqueando nuevas armas. En todo caso, lo único que perderemos al morir será la tinta que consigamos (nuestra moneda de cambio durante cualquier run) y las armas o desbloqueables temporales que obtengamos durante el transcurso de la partida.

Por consiguiente, morir no supone ningún problema. De hecho, la sensación de progresión es constante; sentiremos que somos no solo más poderosos, sino mejores. En un comienzo, con desplazarnos de forma lateral, saltar y disparar es más que suficiente, pero más pronto que tarde le iremos pillando el punto a nuestras técnicas definitivas (tenemos ataques especiales que se cargan poco a poco), las granadas, los dashes laterales o los ataques cuerpo a cuerpo. Fury Unleashed termina combinando varias mecánicas —todas muy sencillas— con una tremenda cohesión.

Dispara, dispara… ¡Dispara!

Análisis de Fury Unleashed
Análisis de Fury Unleashed

Desde metralletas hasta lanzallamas pasando por machetes, bates de beisbol, armas láser o lanzacohetes, dispondremos de un atractivo elenco de armas a cada cual más variopinta que la anterior. Será importante dominar cada una, ya que aunque no siempre las tendremos disponibles, nos las iremos encontrado al completar misiones secundarias dentro de cada run. Porque, en efecto, hay misiones secundarias. Inclusive, eventos a modo de cofres que ofrecen desde recompensas materiales (podemos declinarlas a cambio de tinta), tratos con seres extraños que ofrecerán trueques a cambio de nuestra salud, etc. Todo sin perder ese frenetismo tan descarado del que se dice dueño.

Curiosamente, durante mis primeras horas de juego avancé con mucha tranquilidad, casi con miedo. No obstante, cuando le pillas el truco, te sumerges en una carrera mortal en donde la pregunta deja de ser “¿cómo voy a sobrevivir?” a “¿cómo puedo matarlos más rápido para mejorar mi contador de combo?”. Al final, el gran atractivo del juego, más que su duración o su historia, es el sentido del desafío personal. Por cierto, incluye un modo cooperativo, aunque no me ha terminado de convencer por una sencilla razón: el nivel de dificultad baja mucho cuando cuentas con un segundo par de manos dispuestas a masacrar hordas enemigas.

Del cómic al videojuego

Análisis de Fury Unleashed
Análisis de Fury Unleashed

Llegados a este punto debo decir que, en cualquier caso, la siguiente valoración es muy subjetiva. Es complicado, dicho sea de paso, encontrar consenso sobre la gráfica del juego, pues habrá quien la adoré y habrá quien la deteste. Sin llegar a ninguno de los extremos, me decantó más por la segunda variante. A nivel estético no me ha terminado de convencer y es que, aunque considero que tiene un buen arte y refleja muy bien la esencia del cómic, las animaciones no son del todo fluidas en ciertos puntos. Los enemigos y personajes tienen personalidad, pero son demasiado planos. No puedo decir lo mismo de la hit box o los escenarios, pues estos últimos son bastante notables. ¡Ah! Por cierto, es de generación procedural; nunca te encontrarás el mismo mapa, ni las mismas secuencias, en dos partidas seguidas.

La banda sonora, por su parte, no me ha dicho mucho. Está, sin más, y ya. Al final, inclusive, terminé jugando mientras conversaba con un grupo de amigos por discord o, simplemente, escuchaba música fuera del mismo juego. Es donde más flaquea, sin lugar a dudas, pero tampoco creo que la valoración se vea demasiado emponzoñada debido a esto. En lo concerniente al rendimiento, yo lo he jugado en PC. Poseo un ordenador de gama media, tirando a alta, y en todo momento se ha mantenido estable. De hecho, los 60 frames por segundo han sido una constante aun cuando la pantalla ha terminado llena de balas, enemigos y sangre en más de una ocasión.

Conclusiones

Análisis de Fury Unleashed
Análisis de Fury Unleashed

Diría que Fury Unleashed es una excelente opción para los amantes del rogue-like y los run and gun con toques de shoot ’em up. Directo, desenfrenado y divertido, sin grandes alardes visuales, pero con un buen rendimiento técnico. No dura demasiado, pero el factor rejugabilidad es una realidad muy tangible cuando sumamos el factor desafío personal en la ecuación. Personalmente, me lo he pasado muy bien triturando esqueletos, machando abejorros gigantes y destruyendo arañas más grandes que mi cabeza. ¿Lo recomendaría? Sí. Mucho. Aunque no sea tu género, es una buena opción para empezar. Si ya eres un avezado en la materia, pues no sé a que estás esperando, la verdad.

Análisis de Fury Unleashed. Clave de juego para PC cedida por Awesome Games Studio a través de terminals.io.

[Total: 0   Promedio: 0/5]

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here