Análisis de ‘Dirt 5’

En nuestro análisis de 'Dirt 5' os contamos que nos ha parecido lo nuevo de Cheshire, el estudio filial del celebérrimo Codemasters

0

Codemasters —bajo el sello de su estudio filial Cheshire— lo ha vuelto hacer. El que dice ser uno de los estudios mas reputados del mundo ha regresado. Lo ha hecho con un título del cual hemos querido traeros un análisis: Dirt 5, o lo que es lo mismo, la decimocuarta entrega de la saga Colin McRae Rally. Distribuido en España por Koch Media, se encuentra disponible en Steam, PlayStation 4, PlayStation 5, Stadia, Xbox One y Xbox Series X | S.

Dirt 5

Análisis Dirt 5

Un juego de carreras para todos los públicos. Dirt 5 corre el serio peligro de convertirse en uno de los títulos más destacados del momento gracias a su vertiginoso sentido de la estética y su buen hacer creativo. No por nada, el que dice ser el arcade de carreras del momento, se ha presentado al público con un excelente sistema de conducción adaptado a todo tipo de jugadores. Empezamos, cómo no, alabando su alocado sentido del realismo, el cual se ha manifestado en un total de 63 vehículos perfectamente creados. Asumiendo que cada conductor prefiere una modalidad u otra, nos han regalado una personalización cuasi total; potencia, peso, rendimiento o tren motriz han sido —solo— algunos de los factores que han tenido en cuenta.

Partiendo de eso, Dirt 5 es un proyecto de conducción todoterreno que se distingue por su exagerada puesta a punto. Es más, hemos querido destacar como punto fuerte el sistema de ayudas de conducción: podemos personalizarlo. Así pues, no tendremos que hacer una criba en la que delimitemos el abanico de posibles jugadores: expertos, novatos y casuales tienen cabida en este nuevo título de motor. De igual forma, no podríamos marcharnos sin destacar que lo nuevo de Codemasters se define, a sí mismo, como un juego de carreras arcade; frenar, acelerar y derrapar —sobre todo derrapar— son las mecánicas principales, aunque la cosa se complica cuando quitamos las ayudas. En mi caso, siendo sincero, he sido incapaz de superar a mis rivales sin apoyos, ya que no puedo considerarme un veterano.

En cualquier caso, ya os podemos decir que el resultado final está muy pulido. O lo que es lo mismo, que han hilado fino para conseguir una conducción que se sienta lo más real posible dentro de su concepción de arcade. Para ello, entre otras cosas, se podría decir que encontramos categorías de vehículos lo suficientemente diferenciadas las unas de las otras como para entender que su manejo es diferente. A grandes rasgos, cada una enfatiza un tipo de conducción, lo cual nos ofrece mayor variedad de lo que cabría esperar en este tipo de títulos. Sea como fuere, las categorías nos sirven para distinguir sus virtudes; cada prueba nos exigirá o pedirá que elijamos entre una o varias.

Night on Fire

Análisis Dirt 5

Siempre lo diré: es una pena que el eterno meme de Initial D y su celebérrimo Night on Fire no haya traspasado las fronteras de la animación japonesa para aterrizar en la conducción occidental. En cualquier caso, toca hablar de los diferentes modos de juego. Empezamos por los desafíos, una serie de pruebas que se caracterizan por la variedad de sus circuitos. A modo de resumen, encontramos 10 diferentes. Empezamos por Gymkhana y Smash Attack, los cuales se diferencian del resto por exigir algo diferente: obtendremos puntos haciendo acrobacias y golpeando cosas, respectivamente. A continuación, Gate Crasher, una especie de contrarreloj en el cual tendremos que cruzar puntos de control. Del mismo modo, Path Finder, otro contrarreloj, aunque más tradicional.

Terminamos con Rally Road, Ice Breaker, Sprint, Landrush, Spampede y Ultra Cross. A grandes rasgos, son los desafíos más normales, ya que el desafío pasa por recorrer cierto tipo de circuitos con modelos concretos de coches, aunque desde una perspectiva algo más alocada. Se alejan de lo clásico y buscan diferenciarse ya sea a través de pistas heladas o grandes alerones. En cualquier caso, la joya de la corona es para el modo trayectoria, aunque ha quedado algo más plano de lo que nos gusta reconocer. En Trayectoria tendremos que superar 5 niveles distintos. Cada uno tendrá sus propias pruebas, las cuales se caracterizan por seguir un esquema en forma de árbol. Es decir, que iremos desbloqueando nuevos circuitos a medida que superemos los anteriores.

Cómo no, siempre tendremos la posibilidad de volver atrás y desbloquear el resto. Siendo el modo de juego principal, también es importante resaltar que tendremos a una especie de maestro que nos guiará en nuestra aventura. También habrá un rival. Sea como fuere, nos ha fallado un poquito la sensación de progresión; la falta de un mayor número de secuencias y/o una inmersión narrativa más potente —algo de lo que suelen carecer este tipo de títulos— nos ha impedido sentir que, de verdad, estamos creciendo como pilotos. No podemos olvidarnos del modo online, en donde podremos jugar con hasta tres amigos más, o las carreras abiertas. Estos, cómo no, incluirán sus propios modos de juego; no todo va de ser el primero. Cerramos con los modos arcade y contrarreloj puros; tal y como indican sus nombres, son carreras por mera diversión.

Un rally arcade para todos los públicos

Análisis Dirt 5
Análisis Dirt 5

Aun con todo, no podemos decir que no sea entretenido, pues la conjunción de todos sus modos termina por ofrecer una experiencia súper completa en todos los sentidos. Sin olvidarnos, claro está, que es un Rally. Y es que otra cosa no, pero es que Codemasters Cheshire se lo ha currado muchísimo. Prueba de ello es que incorpora novedades como la creación de pistas. En efecto, puedes hacer tus propios circuitos y/o jugar a los demás. Vamos, que tienes horas y horas de contenido para rato… y más que vas a tener. A eso debemos sumarle no menos de 70 pistas en 10 localizaciones diferentes y climatología propia.

¿El problema? Que a veces se siente un poco surrealista: resulta extraño que pasemos del sol de medio día a la lluvia torrencial en una prueba corta. Sí, pasa. Es lo poco que podríamos criticar en materia visual, ya que Dirt 5 nos ha parecido no solo bonito, sino muy potente. Para empezar, los coches están perfectamente definidos en sus parámetros. Hay diversos estilos, lo cual se transcribe en una extensa gama de vehículos y pistas únicos. Además, está bien optimizado; se agradece. En mi caso, eso sí, no he podido jugar al máximo, pero no he tenido problemas. Más allá de unas físicas algo extrañas —a veces pasan cosas raras cuando un coche choca con algo o alguien— la personalización gráfica se luce.

Sucede de la misma forma con la banda sonora. Es muy potente y está cargada de temas de calidad. Hay muchas licencias interesantes, mas quedan en un segundo plano al pasar variaos horas jugando. En mi caso, por ejemplo, he terminado acudiendo a mi propia playlist; prefiero escuchar mis temas preferidos antes que una selección predefinida, la verdad. Regulando bien el sonido no tuve problemas, la verdad, pues pude disfrutar igualmente de los efectos o de los comentarios en castellano, que los tiene. Ah, sí, se me olvidaba: está traducido al español.

Conclusiones

Análisis Dirt 5
Análisis Dirt 5

Dirt 5 es un juegazo. Como título de conducción es muy notable, y destaca por su gran calidad gráfica, su refinado sistema de conducción, su durabilidad en el tiempo y la variedad de coches y circuitos. En su contra, las físicas: son demasiado toscas. El error es mínimo, la verdad, y más aún si tenemos en cuenta que las opciones de personalización en el sistema de conducción lo habilitan a casi cualquier jugador. Ya seas un veterano o un novato, podrás disfrutar de su puesta si das con los ajustes adecuados. Ahora, eso sí, te va a tocar regularlos para obtener tu experiencia ideal. De todas formas, hay que tener en cuenta que es un arcade: el realismo no es el principal objetivo. Sí, es realista, pero también es un arcade: prima la diversión y la sensación de acción y velocidad por encima de cualquier otra cosa.

Análisis Dirt 5. Clave de juego para PC cedida por Koch Media.

[Total: 0   Promedio: 0/5]

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here