Análisis de ‘Resident Evil Village’

Una entrega que combina elementos clásicos de la saga con los más modernos dando lugar a un juego con grandes dosis de acción y supervivencia.

0

Uno de los principales problemas de la saga Resident Evil es que no siempre consigue ser plato de buen gusto para todos sus seguidores. A lo largo de su trayectoria hemos sido testigos de cómo Capcom ha tratado de reinventar la franquicia. En su momento, inclusive, la alejaron del survival horror que tanto caracterizó las primeras entregas y apostando más por los títulos de acción. Tras algunos experimentos que no acabaron de convencer al público, con Resident Evil 7 se decidió volver al survival. No obstante, fue de una forma mucho más cruda y en primera persona. Ahora, con la llegada de Resident Evil Village toda esta trayectoria parece haber quedado reflejada en un único título de manera satisfactoria.

Nos encontramos ante una entrega que, si bien cuenta con alguna arista por pulir, tiene un compromiso con el jugador y la saga. No es de extrañar que se diga que este juego homenajea a Resident Evil 4: mantiene toda su esencia viva. La tensión y el ritmo frenético son los últimos ingredientes para una experiencia angustiante. No voy a negar haberlo pasado muy mal en algunos puntos por la atmósfera opresiva, algo similar a lo que me ocurrió con Resident Evil 2 Remake.

Ethan Winters regresa como protagonista

Análisis de Resident Evil Village
Análisis de Resident Evil Village

Como ya pudimos ver en los múltiples adelantos, el protagonista de esta historia vuelve a ser Ethan Winters. Tras los eventos del anterior RE se encuentra en busca de su hija en una continuación directa de su historia. A mi parecer, la presentación —tanto del contexto en el que nos vamos a mover, como de los antagonistas principales— es una declaración de intenciones clara: vamos a sufrir. Los villanos distan de ser simples refritos de lo ya visto anteriormente.

Cada uno cuenta con su propia esencia, aunque admito que me hubiera gustado ver más profundización en ellos. Esto me ocurrió sobre todo con Lady Dimitrescu, quien creo que no responde al modelo de villana que prometía. Pese a que cumple su papel generando momentos de agonía, esperaba mucho más de un personaje supuestamente basado en La Condesa Sangrienta. Y lo mismo para el resto, quienes creo que cuentan con un buen planteamiento pero con un escaso desarrollo.

El parque temático del terror

Análisis de Resident Evil Village

Uno de los adjetivos que se le puede atribuir a Resident Evil Village es que es variado. Lo es en cuanto a escenarios y personajes, pero también lo es cuando quiere provocar pánico en el jugador. El suspense y el terror más psicológico se intercalan con momentos que parecen ser directamente sacados de Saw. En caso contrario la temática paranormal entra en escena. En mi afán por sacar referencias —durante las quince horas aproximadas que me ha durado la historia principal— he visto movimientos de cámara que parecían sacados directamente de El Resplandor. Hubo momentos de angustia como los de Visage o acción pura y dura como en Blade. Y si hablamos de Blade, no me digáis que El Duque no se asemeja al Bibliotecario.

Creo que en este punto entra a colación el gusto personal de cada seguidor de la franquicia. Los más puristas, como yo, estaríamos en desacuerdo con el mix de tonos empleados y que distan mucho de lo que originalmente era Resident Evil. Lo que no es discutible es la estupenda labor que se ha llevado a cabo a la hora de plantear el miedo. Lejos de caer en el jumpscare fácil (que también hay alguno que otro) Village cuece a fuego lento durante su primera hora toda la tensión posible para que una vez que explote no haya tregua. Para mi gusto, destaca especialmente el apartado sonoro. Es más, se han trabajado todos los sonidos de ambientación; recomiendo encarecidamente jugar con los cascos puestos.

Algo que también me ha llamado mucho la atención ha sido percatarme del estupendo trabajo de documentación que se ha llevado a cabo sobre el género de terror en los últimos años. Han querido traer, así, los elementos que han triunfado entre el público. Esto explicaría las diferentes formas de generar miedo que vemos durante el juego. En ese sentido, nos encontramos ante un recorrido que va desde ligeras reminiscencias al género slasher. También pasa por el gore, el thriller y para terminar acabando en el horror. Vais a encontrar muchos elementos familiares que vais a poder identificar y solo con hacerlo vais a estar alerta.

Un apartado narrativo mejorable

Análisis de Resident Evil Village
Análisis de Resident Evil Village

No es estrictamente necesario haber jugado a Resident Evil 7. Village hace una revisión al comienzo, aunque sí que es recomendable. Los que hayáis jugado sabéis que la trama de este se basaba en la premisa de encontrar a nuestra mujer perdida. Ahora la historia parece repetirse para Ethan al tener que encontrar a su hija. Lo que en un principio parece una repetición de sucesos pronto vemos que tiene un trasfondo más allá.

Sin embargo, éste parece perder fuelle. Con el pretexto de encontrar a Rose se ejecuta un planteamiento narrativo que representa la situación en un inicio y que se resuelve de forma precipitada en los últimos momentos. Aparte, intenta enlazarlo de forma poco convincente con el lore de la saga. Así, sin medias tintas. Hasta entonces encontraremos enemigos que parecen tener tramas propias que nunca se llegan a explotar y que con la misma se cierran abruptamente. No voy a decir que el planteamiento en sí sea malo, ya que el juego nos regala momentos realmente impactantes, pero se han guardado para el final.

Grandes dosis de acción

Análisis de Resident Evil Village

La falta de un apartado narrativo más elaborado se suple en su mayoría con acción y no dejar respirar al jugador. No obstante, por contra, diré que este entretenimiento es efectivo. Como buen Resident Evil no podía faltar nuestro arsenal de armas en el maletín y es que ante la amenaza tenemos dos alternativas: salir corriendo o atacar. Me ha parecido especialmente cómodo el manejo teclado-ratón para este título rememorando mis días jugando a The House of the Dead. Además, la velocidad de movimiento de la cámara se puede ajustar al gusto particular.

Creo que la primera persona (en contra de lo que podía pensar y mis reticencias) le sienta particularmente bien al juego. En esta ocasión podemos crear los objetos a partir de otros primarios como la munición o la medicina (echo de menos la combinación hierba roja-hierba verde). Sea como fuere, aunque no llega a los niveles de las primera entregas, tampoco es recomendable desperdiciar muchas balas. El juego guarda momentos especialmente para disfrutar disparando, pero también es consecuente con ello. Las armas, por descontado, se podrán mejorar en la tienda de El Duque a cambio de dinero como bien hacíamos con nuestro amigo el Buhonero.

Dependiendo de la dificultad encontrarás enemigos más resistentes que otros, así como algunos que directamente suponen el instakill. Sin embargo, debo reflejar mi decepción al abordar a los subjefes y jefes del juego. Los combates se basan en soltar toda la artillería disponible con mecánicas, a mi parecer, simples. Lo mismo en cuanto a los puzles, los cuales no he visto ni por asomo al nivel de otras entregas. Esto es debido también a que nos encontramos ante un juego en esencia bastante lineal.

Resident Evil Village es un deleite visual

Análisis de Resident Evil Village
Análisis de Resident Evil Village

Y llegamos a la joya de la corona al hablar del aspecto visual. Es cierto que esta entrega guarda un increíble parecido estético con Resident 4pero mejora lo existente con un nivel de detallismo espectacular. Cada escenario cuenta con hasta el último detalle posible generando entornos realistas y particulares; tanto interiores como exteriores. Nos vamos a encontrar con entornos muy variados ya no sólo de distintas zonas, sino dentro de las mismas. Esto ya se pudo percibir durante la demo del castillo. En líneas generales se mantiene a lo largo de la entrega. Por otra parte, hay paisajes que parecen sacados directamente de El Señor de los Anillos.

Para mi asombro, estos se perciben de forma totalmente diferente en función del momento del día y de cómo la luz incida en ellos. Y hablando de la luz, su uso —sobre todo en los entorno cerrados— es fundamental para crear ambientes opresivos. Las ganas de explorar están más que garantizadas potenciando así la búsqueda de tesoros y coleccionables que nos permitirán obtener mejoras o dinero. Perderse en el castillo, en la Casa Beneviento o en la aldea es casi indispensable para disfrutar de la experiencia por completo.

Por último, en este apartado me gustaría destacar el increíble trabajo artístico. No solo por la cuidada estética que guarda el juego, sino también por arriesgar con otros estilos nuevos. Ese ha sido el caso, por ejemplo, de una cinemática introductoria que parece un homenaje claro a la escena de Las Reliquias de la Muerte. Por lo general se percibe mayor creatividad y libertad a la hora de tomar referentes estéticos.

La versión de PC

Análisis de Resident Evil Village
Análisis de Resident Evil Village

En lo que a gráficos se refiere la versión de PC cuenta con muchas opciones de ajuste que van desde la configuración del Ray Tracing hasta la definición de los poros de los personajes. No obstante, hay que tener cuidado configurando estos ajustes Sin ir a lo más alto ya se empiezan a percibir desajustes. Jugar a 60 FPS y 1080 se puede conseguir con la opción »Rendimiento». En mi caso, teniendo en teoría suficientes recursos como para jugar en una calidad alta, he optado por una media para evitar los tirones.

También he percibido algún bug, como que la cabeza de algún enemigo se quede atrapada en una pared de piedra, pero de forma muy aislada. Por otra parte, aunque el diseño de personajes es magnífico, con caras realistas y bien definidas, he notado —por lo general— a los NPCs bastante inexpresivos. Como ya os adelantaba, el apartado sonoro en esta entrega es otro de los puntos que merece la pena comentar. Da igual en qué lugar nos encontremos: vamos a escuchar toda clase de estímulos provenientes de objetos tirados, el sonido del viento o los pasos de alguna amenaza. Es increíble cómo se percibe el entorno y cómo recibimos información de nuestro alrededor tan sólo por los sonidos.

En cuanto a la música, aunque creo que se encuentra en un segundo plano, se muestra en concordancia con la narrativa. Se adapta a las situaciones sabiendo cuándo y cómo aparecer. Si la trama versa en torno a la búsqueda de nuestra hija, encontraremos piezas de cuna, pero en un tono inquietante y distorsionado. Además, este coincide con la polarización de sentimientos en el jugador. Yo he decidido jugar el juego con texto y voces en español y el trabajo de doblaje es simplemente magnífico con actores profesionales y reconocibles del sector.

Conclusiones

Análisis de Resident Evil Village
Análisis de Resident Evil Village

Da igual si analizamos Resident Evil Village de forma individual o como parte de una saga. El resultado es el mismo: hay que jugarlo. La falta de una narrativa contundente se suple con otros apartados que conforman un juego bien desarrollado y ambicioso. Es cierto, eso sí, que sigo considerando Resident Evil 2 Remake es su mejor juego hasta la fecha.

Sin embargo, Village se encuentra en una tónica y etapa diferente de la saga. Ha sabido unificar pasado y presente. La experiencia jugable es una maravilla y las constantes referencias están muy bien implementadas. En general es un juego que funciona, sabe como mantener alerta al jugador y no permite un descanso. Espero que os haya gustado el análisis de Resident Evil Village. ¡Nos vemos pronto!

Análisis de Resident Evil Village. Clave de juego para PC cedida por Koch Media.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 3 Promedio: 5)

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here