Análisis de Re:Legend

Os traemos nuestro análisis de Re:Legend, un simulador de granja de estética chibi en el que, además, podremos domar monstruos.

0

El mundo de los farming simulator se sigue expandiendo y, poco a poco, el abanico de juegos disponibles se va ampliando. El género está proliferando y, con el paso del tiempo, nuevos estudios se han sumado a la ola. Esto es especialmente destacado en el mundo del desarrollo independiente. De una u otra manera, muy numerosos equipos creativos han encontrado en este universo un nicho de interés. En nuestro análisis de Re:Legend hablaremos precisamente de uno de esos estudios.

Se trata de Magnus Games Studios, una pequeña desarrolladora malasia con poca experiencia, pero con potencial a largo plazo. Esto, al menos, es lo que hemos creído ver durante nuestra experiencia con Re:Legend, un juego interesante que, aunque podría mejorar ciertos aspectos, cumple con las expectativas. Sobre todo si tenemos en cuenta que su precio de salida ha sido de 24,99 €, un precio relativamente asequible para un juego tan extenso.

Hoy día, en Steam podemos encontrar críticas muy variadas sobre él. La mayoría de ellas proceden de su versión en early-acces, tiempo en el que recibió muchas críticas por los errores. Su lanzamiento definitivo se produjo hace poco y, desde este, parece que el sentimiento general ha cambiado, mas debéis tener esto en cuenta. En nuestro caso, por cierto, no hemos sufrido ningún bug o error que haya estropeado nuestras partidas.

Es por esto que no podemos hablar de un juego con un mal rendimiento técnico o un acabado especialmente imperfecto, puesto que no ha sido nuestro caso. Sea como fuere, el estudio sigue trabajando en mejorar la experiencia mientras recoge el feedback de su comunidad. Lo han estado haciendo durante años con el acceso anticipado, y hoy día lo siguen haciendo.

Sabiendo esto, es muy posible que gran parte de estos posibles errores ya estén solucionados y/o se solucionen. Comentamos esto porque, al final, y como es lógico, muchos jugadores no se fijan en el concepto de acceso anticipado cuando prueban uno de estos títulos, provocando que sus valoraciones, en muchos casos, sean erráticas. Pese a todo, os advertimos de ello también para que podáis tenerlo en cuenta.

Análisis de Re:Legend

Análisis de Re:Legend
Análisis de Re:Legend

Ahora sí, hechas las presentaciones, podemos hablar con propiedad de Re:Legend. Vale, ¿y qué podemos decir sobre él? Pues lo primero es que en España lo distribuye 505 Games y que, tras cumplir con sus objetivos de kickstarter, ha llegado con textos en castellano. Esto, sin duda alguna, es un aspecto muy importante que debemos valorar de forma positiva, ya que es raro que este tipo de experiencias aterricen en nuestras plataformas de juego con textos en español.

Dicho esto, Re:Legend se define a sí mismo como un simulador de granjas y un juego de rol y aventuras. Siendo sincero, cumple a la perfección en todos los sentidos, ofreciendo una buena dosis de diversión en los tres aspectos. Sin más, aunque a veces intenta abarcar demasiado, funciona de manera adecuada. No obstante, por momentos genera el sentimiento de que se limita a cover un poco de aquí y de allá. Así pues, no terminamos de descifrar su propia personalidad.

Permanece, por lo tanto, como una experiencia entretenida y divertida que, pese a todo, necesita un poco más de riesgo por cuenta propia. Donde más destaca en ese sentido es en el apartado gráfico, pero tampoco es que sea especialmente transgresor. De manera resumida, podemos decir que Re:Legend es un buen juego de un estudio que necesita ganar algo más de confianza en sí mismo y un tanto más de experiencia.

Un mundo de granjas y aventuras con monstruos que domar

Análisis de Re:Legend
Análisis de Re:Legend

Esto lo iremos descubriendo poco a poco. Empezará con la típica creación de personaje, siendo esta una de las mecánicas más parcas del juego. Es decir, que no dispondremos de demasiados modelos para alterar y personalizar la apariencia de nuestro personaje. Podremos escoger el sexo y decidirnos entre algunos colores de pelo, piel y ojos, así como algunos peinados, pero son más bien poquitos. Nos habría gustado un mayor énfasis en ese sentido.

Superada la creación de personaje, empieza nuestra historia y, para variar, tira de la perdida de memoria para presentarnos su historia y su universo. Empieza a cansar un poco, ya que se define como el recurso fácil para integrarnos en un mundo nuevo. Hay otras maneras, pero el estudio decide ir a lo fácil. Esto se extiende en casi toda la historia. Aunque presenta algunas novedades interesantes, no deja de ser un juego con un guion relativamente prototípico.

A fin de cuentas, nuestro personaje adquiere una granja por azares del destino y se gana el favor de los vecinos con su entrega. Lo hará, eso sí, en el marco de un universo de fantasía y una isla llamada Vokka. En ella, y es aquí donde más intenta innovar, podremos entablar amistad con una serie de criaturas llamadas Magnus. Por alguna razón, los Magnus se están volviendo cada vez más agresivos.

Nosotros, recién llegados al pueblo, nos encargaremos de defender a nuestros vecinos de su reciente agresividad. En el proceso habrá dos opciones: acabar con su sus vidas o aceptarlos en nuestro grupo y criarles. Porque, además de ser un simulador de granjas, tiene un ligero componente de atrapa-monstruos. No se centra en él, sino que lo emplea como mecánica secundaria, pero ahí está.

Lo bueno es que todos los Magnus que veamos se pueden domesticar e, inclusive, pueden evolucionar. Al hacerlo, nos ayudarán en el combate, pero también nos prestarán sus servicios a la hora de gestionar la granja, pescar, viajar… Son, en resumidas cuentas, compañeros que pueden aumentar nuestro rendimiento en casi todas las facetas de nuestra vida.

Análisis de Re:Legend | Una estética chibi para disfrutar de chill

Análisis de Re:Legend
Análisis de Re:Legend

Esto es algo que, siendo sinceros, nos ha gustado mucho, pues le da un toque bastante refrescante al resto de actividades. No estar solo cuando cultivas es algo que agradecemos, ya sea mediante el multijugador o a través de nuestros propios Magnus. Aparte, les acabas cogiendo cariño, ya que se sienten más como una mascota que como otra cosa. Y hablando de todo un poco, y de su inestimable ayuda, nos toca abordar la cuestión de la granja.

En ese sentido, nos encontramos lo mismo de siempre, pero en el buen sentido. A fin de cuentas, el contexto de farming simulator habla por sí solo. Salirse de las pautas básicas no suele funcionar, así que más vale no hacerlo. Re:Legend es consciente de eso, así que construye su jugabilidad sobre esa misma norma. Es decir, herramientas para gestionar nuestro campo de cultivo, parcelas dividas en casillas para sembrar y tareas repetitivas para construir un nuevo imperio.

Esta dinámica es la que ha hecho grandes a los simuladores de granjas. Son tranquilos y te permiten disfrutar de los videojuegos de manera relajada. Re:Legend logra aprobar con buena nota en ese sentido. Es por eso que nuestra valoración es positiva. Aunque pueda fallar en otros puntos, el tema de la simulación de granja lo lleva bastante bien. Al menos nosotros nos hemos divertido gestionando nuestro nuevo hogar.

Día día, noche tras noche, el placer de la rutina

Análisis de Re:Legend
Análisis de Re:Legend

Esto lo haremos a través del clásico ciclo de días y noches con el inciso de que si trasnochamos demasiado, las cosas no irán bien. En general, no será necesario y es que, aunque iremos acumulando, tareas, misiones secundarias e historias principales, con un poco de práctica lo podremos llevar todo a cabo sin problema. Y eso que, en general, hay bastantes cosas que hacer. Además de gestionar la granja, podremos realizar tareas secundarias como pescar y cocinar.

A esto debemos sumarle la aventura principal, la cual irá sumando segmentos de historia, exploración y combates, agregando contenido de forma paulatina a la historia. En ese sentido, el sentimiento de progresión es bueno, aunque el mapa a veces puede ser un poco confuso y cuesta hacerse a la distribución. El diseño no ayuda mucho en ese sentido, ya que las zonas están separadas por pantallas de carga, lo que provoca que sea un poco más tedioso de lo que nos gustaría.

Ir de lado a lado puede hacerse molesto hasta que dominas la escenografía. Sobre todo si tenemos en cuenta que ir visitando a nuestros vecinos para solidificar nuestras relaciones (y encontrar el amor, si así lo queremos) requerirá que les vayamos visitando, hablando con ellos, etc. Lo malo es que algunas misiones nos piden obtener objetos concretos, lo cual puede limitar esta actividad u otras tantas de manera no muy agradable.

Un poco de aquí y un poco de allá

En suma, Re:Legend nos ofrecerá mucho contenido, ya sea a través del combate (es muy simple, aunque hay diferentes tipos de arma), la cría (podremos alimentarlos, usarlos como montura, etc.), el sistema de relaciones (con conversaciones diarias, regalos y otros aspectos típicos) o la propia gestión de nuestra granja.

En general, un buen juego que no termina de explotar todas sus posibilidades y que abarca algunas tareas de más, pero que funciona de manera aceptable en la mayoría de ellos. Divertido a su modo, es uno de esos juegos que te tiene que entrar por los ojos de buenas a primeras. Su estilo gráfico es sencillo y humilde. La estética es muy tipo chibi y usa los ojos grandes y otros aspectos más propios del anime para ejecutar su propuesta.

En general no le sale mal, ya que dispone de un aire resultón y simpático, pero te tiene que gustar nada más verlo. Las texturas no son las más notables y hay diseños no tan originales, así que es un todo o nada. A nosotros nos ha gustado, pero no es —ni mucho menos— nuestro favorito.

Lo malo es que si vas muy a saco, puedes completar la historia principal en poco menos de 15 horas, mientras que los controles con mando (e incluso con ratón y teclado a veces) son algo erráticos. Cuesta seleccionar la parcela o apuntar y los efectos de sonido no están tan conseguidos como debería. En resumen, un juego recomendable con sus pros y sus contras. ¿Nos ha gustado? Pues lo cierto es que sí. Seguiremos jugando, eso seguro, porque seguimos teniendo ganas de disfrutar de todo aquello que nos propone.

¡Y hasta aquí nuestro análisis de Re:Legend! ¡Hasta la próxima!

Análisis de Re:Legend
Análisis de Re:Legend. Clave de juego para PC cedida por 505 Games.
Análisis de Re:Legend
  • Si le pillas el punto, engancha bastante.
  • Nos gusta el sistema de doma y criaturas. Simple, pero entretenido.
  • Es fácil cogerle el punto y es bastante divertido.
  • Funciona bien como simulador de granja y hay muchas cosas por hacer.
  • Combina bien elementos de otros géneros y le da un toque algo refrescante.
  • Es un juego sencillo y fácil de entender y dominar. Aunque hay mucho por hacer, no abruma al jugador. Gestiona bien el ritmo.
Análisis de Re:Legend
  • No tiene tanta personalidad como nos gustaría.
  • Los controles a veces son erráticos.
  • La banda sonora y los efectos de sonido necesitan una segunda vuelta.
  • Hay tanto por hacer que a veces sientes que no da tiempo a todo.
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
Subscribe
Notify of
guest

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments