Análisis de Darkest Dungeon II

Darkest Dungeon II ha llegado para ofrecernos una experiencia tan desafiante y devastadora como la original. ¿Lo habrá conseguido?

0

Red Hook Studios nos ha traído la esperadísima secuela de Darkest Dungeon, una entrega que en 2015 encandilo a cientos de miles de jugadores. Seis años después, por fin tenemos en nuestras manos a Darkest Dungeon II un título que ha prometido llevar más allá la formula y hacer de nuestra experiencia una aún más desafiante. En este análisis os contaremos qué nos ha parecido y si ha estado a la altura.

Análisis de Darkest Dungeon II. Corrupción, muerte, soledad…

Análisis de Darkest Dungeon II
Análisis de Darkest Dungeon II

Si en algo ha querido mantenerse fiel Red Hook Studios ha sido en la excelente ambientación que nos presentaba Darkest Dungeon. Estamos ante una entrega fantástica a nivel artístico, pero al mismo tiempo, es devastadora. Sus escenarios rezuman decadencia, soledad, muerte, todo está estudiado al milímetro para que sintamos como el mundo se está terminando. ¿Habrá esperanza para la humanidad?, ¿nuestra luz será suficiente?

Ahora, con Darkest Dungeon II ya no recorremos mazmorras de forma 2D con scroll lateral, todo ha sido rediseñado en 3D para que recorramos un mundo en tres dimensiones. Sin embargo, Red Hook Studios ha buscado una manera peculiar de hacerlo y es que, no podemos andar, sino que nuestros viajes consistirán en manejar un carromato. Sobre este gira la esencia de gran parte de la entrega, podemos mejorar el tamaño de nuestro inventario, observar cuánta luz nos queda para no caer en las tinieblas, etc.

Artísticamente estamos ante un juego irreprochable. El apartado sonoro no se queda atrás, con una narración excelente y una banda sonora muy inmersiva.

No solo el carromato ha cambiado la manera en la que nos movemos por el mundo, además la estructura de las propias rutas ha sido modificada. Ahora tendremos varias encrucijadas en determinados momentos del trayecto en el que tendremos que elegir cuál es el camino a escoger. ¿El problema? Recordad que cada camino supone que pueda haber grandes peligros acechando, o, si elegís bien, grandes recompensas. Imaginad que vuestro equipo está a punto de morir, pero de repente, encontráis una enfermería donde comprar suministros. ¡Enhorabuena! Habéis escogido sabiamente.

A todo lo anterior, sumadle lo que he dicho, estamos en un mundo desolado. Es espectacular recorrer cada zona sabiendo que todo lo que habrá es decadencia, sin saber si conseguiremos sobrevivir. Darkest Dungeon II se toma muy en serio crear una atmósfera que sea cruda para el jugador, pero al mismo tiempo, altamente satisfactoria.

Un camino lleno de espinas

Análisis de Darkest Dungeon II

Darkest Dungeon en 2015 fue una entrega realmente desafiante que sacó de quicio a más de un jugador y a más de una jugadora. Es lógico, el título constantemente ponía contra las cuerdas a todos los insensatos que osaban adentrarse en sus oscuras mazmorras. Personajes que caían en el delirio, trampas mortales, enemigos atroces… Lo siento mucho, o enhorabuena, Darkest Dungeon II sigue siendo tan cruel como siempre.

Ya he comentado en el apartado anterior que la forma de recorrer el mundo ha cambiado, sin embargo, los combates siguen teniendo el mismo estilo. Nuestro equipo conformado por cuatro personajes luchará contra enemigos en combates por turnos llenos de dificultad. Habrá que tener en cuenta muchas cosas, entre ellas nuestros recursos y la luz que nos quedé disponible en nuestra antorcha. Ya lo sabéis los más experimentados, si caéis en la oscuridad, se acabó para vosotros.

Darkest Dungeon II es tan desafiante como el original para enhorabuena de los fans. Morir es la norma en este experiencia llena de peligros.

El combate, aunque en un principio parezca continuista, ha sido mejorado para ir cada vez más allá. Por ejemplo, ahora los objetos de combate tendrán un peso mucho más importante, siendo extremadamente importantes para sobrevivir. Tened en cuenta que el estrés volverá locos a vuestros personajes, así como también, su salud. Llevar objetos encima que puedan curaros o reduciros estados adversos, hará un mundo en cada combate.

Por otra parte, seguimos teniendo las mazmorras, pero esta vez no siguen la misma estructura. Cuando vayamos con el carromato por los distintos caminos del mapa, habrá momentos en los que nos encontraremos con puestos, mazmorras, o directamente, barricadas. Generalmente, en cada uno de ellos tan solo tendremos que enfrentarnos a una o dos hordas de enemigos. Se ha querido distender la experiencia para que no todo sea combate, combate, y más combate durante cada ruta. Podremos comerciar, descansar, huir, negociar, hay bastantes opciones dependiendo de con quien te encuentres.

Calma antes de la tormenta

Análisis de Darkest Dungeon II
Análisis de Darkest Dungeon II

Bien, ahora entramos con la sección del juego en la que tendremos que prepararnos antes de cada ruta llena de peligros: la posada. Es crucial esta parte del título, pues aquí tendremos que gestionar el estrés de nuestro equipo, el inventario, así como también las relaciones entre los personajes. A esto último quería llegar, pues Darkest Dungeon II ha planteado que en nuestra partida cada miembro del grupo pueda enamorarse del otro, teniendo sus beneficios, pero también pueden llegar a odiarse, siendo algo terrible para nuestra supervivencia.

Gestionar los recursos es fundamental para sobrevivir. Hay que tener mucha cabeza a la hora de saber qué personajes elegir, y qué objetos utilizar.

En la posada podremos emplear objetos para curar a los personajes, darles utensilios, juegos de mesa, etc., para que se entretengan con otros miembros y así mejorar sus relaciones. Además, también tenemos que subir sus habilidades de nivel, gastando los puntos de atributo adquiridos tras ganar los combates. Añadir, que aquí podemos decidir también qué miembros conformarán nuestro grupo, elegid bien a quienes queréis a vuestro lado.

Antes de pasar con las conclusiones, sabed que es importante morir para aprender a progresar. De esto trata la entrega, ir poco a poco aprendiendo sus mecánicas y sufrir muchas derrotas para poder avanzar. No os desaniméis si vuestra partida no ha terminado como os gustaría, la próxima será mucho más fructífera. Es más, notaréis enseguida la mejoría tras solo un par de horas.

Conclusiones

Análisis de Darkest Dungeon II

Red Hook Studios ha desarrollado una secuela claramente a la altura del original. Darkest Dungeon II es desafiante, divertido, y mantiene la esencia original con creces. Puede que en algunas cosas se note demasiado continuista, pero en otras ha cambiado radicalmente y por ello aplaudo que la experiencia siga intacta con todos esas modificaciones.

Estad preparados, pues esta entrega no va a ser justa con vosotros. ¿Queréis regresar a un mundo devastado que seguramente acabe con vuestras vidas? Yo, sin duda alguna, he sido encandilado por su premisa y os garantizo que su compra es muy recomendable.

Análisis de Darkest Dungeon II. Clave de juego para PC cedida por Reed Hook Games.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here