Análisis de ‘Cloudpunk’ para PS4

Os traemos nuestro análisis de 'Cloudpunk', un mundo de estética cyberpunk en donde controlaremos a Rania, una joven repartidora nueva en la ciudad.

0

A la vista de la espera de Cyberpunk 2077, vamos con otra aventura futurista mientras tanto. Cloudpunk es una aventura narrativa desarrollada por Ion Lands.

Rania, la protagonista, acaba de llegar a Nivalis huyendo de su antigua vida y empieza a trabajar como repartidora en una empresa de una moralidad dudosa conocida como Cloudpunk. Durante su primera noche de reparto, descubrimos una ciudad llena de desigualdad. A la vez, conoceremos a extrañas personas con situaciones personales difíciles. Solo hay un regla importante: no preguntes por el contenido que transportas.

Cloudpunk es juego con una ambientación muy interesante y dilemas morales que fácilmente podríamos extrapolar a nuestra realidad. Todo ello rodeado de un fantástico ambiente de luces de neón y pixel-art. Además, contamos con la suerte de que está en español con voces en inglés.

Tu primera noche como repartidora

Análisis de Cloudpunk

Cloudpunk empieza con la primera noche como repartidora de Rania, quién recibe instrucciones de un señor anciano desde control. Nuestros primeros encargos son sencillos, aunque desde un primer momento nos damos cuenta de que nos encontramos en una ciudad agresiva con los menos favorecidos; los ricos siempre viven en los barrios más altos. Una especie de Midgar de Final Fantasy VII, pero en el aire. Así pues, nos moveremos gracias al Hova, nuestro vehículo.

Acompañada de Camus, nuestra inteligencia artificial, recorreremos la ciudad desde zonas espléndidas de inspiración japonesa hasta barrios pobres llenos de tierra. Todo ello gracias a una ciber-autovía que conecta las zonas. Además, desde un primer momento percibimos la atmósfera dura de Nivalis. En un fugaz recuerdo a Paradise Killer, vemos como el humor está presente de una forma ácida en cada situación. Por ejemplo, el primer encargo con el hombre que se quiere operar la vista y espera una gran herencia de sus padres.

Poco a poco, nos iremos dando cuenta de que no nos hemos puesto a trabajar en una simple empresa de repartos y sobrevivir a la primera noche como repartidora no será una tarea sencilla.

Un buen ambiente futurista

Análisis de Cloudpunk
Análisis de Cloudpunk

Como buena recreación futurista que se precie, el mundo está contaminado y la luz del Sol no es visible (igual que en Matrix), así que siempre es de noche. Las luces de neón inundan la ciudad a lo Ghost in the Shell y los habitantes parecen haberse acostumbrado a esta nueva forma de vivir. De alguna forma, Cloudpunk critica muchos aspectos de las sociedades modernas: la desigualdad, la contaminación, el sistema sanitario…

Uno de los puntos más interesantes es, sin duda, su diseño artístico. Nivalis no cuenta con una definición espectacular, sino que más bien está representada a través del pixel-art o vóxels al más puro estilo Minecraft. No penséis que esto le resta calidad al juego. Al revés, lo dota de una personalidad muy particular, ya que el contraste entre un estilo que se asocia a lo ”retro”, lo antiguo, con una temática futurista hace que nos transportemos a esa época de los años 80 con Blade Runner, Akira o, posteriormente, Evangelion. Todo ello acompañado de un apartado sonoro propio de la época, pero potente.

También existe un sencillo sistema de personalización de personaje, vehículo y casa con el dinero que antes os he comentado que vamos consiguiendo. Además, también podemos vender ciertos objetos o especular con otros.

La jugabilidad de Cloudpunk

Análisis de Cloudpunk

Manejar a Rania es sencillo: nos movemos con el joystick y con ”X” generalmente hacemos las acciones. Otra historia muy diferente es manejar el Hova, porque como no tengas cuidado acabarás con el coche destrozado y teniendo que acudir al taller con el dinero que vayas ganando.

Nuestro vehículo se moverá libremente por el espacio, ya que nos encontramos ante un mundo abierto guiado por misiones. Somos libres de vagar y explorar, aunque lo ideal sería seguir el ritmo de las misiones. De hecho, podemos encontrar mucha historias secundarias a lo largo de nuestro viaje. Tampoco penséis que el juego es muy largo, entre 10 y 15 horas lo hemos concluido.

Pero volviendo al manejo de nuestro vehículo, el Hova se moverá hacia arriba y hacia abajo y a la derecha y a la izquierda. Aceleramos y frenamos con ”R2” y ”L2” y no podremos ir marcha atrás, pero si dar la vuelta girando. Para aparcar nos acercaremos a los puntos habilitados y con ”X” el Hova se aparcará solo. Para guiarnos por la ciudad contaremos con un mapa que nos marcará el destino y los puntos de interés.

¿Recomiendo Cloudpunk?

Análisis de Cloudpunk
Análisis de Cloudpunk

Siempre veo en los juegos indie una fuente inagotable de alternativas diferentes a los que una tendencia marca, por lo que Cloudpunk de primeras me llamó muchísimo por su estética. En mi opinión es un juego simple, con medios limitados que desarrolla una buena idea. Tiene algunos apartados que podrían ser pulidos como, por ejemplo, el vacío de escenarios, ya que aunque los paisajes son una maravilla, realmente están algo muertos. Otro aspecto que podría mejorarse es que es bastante plano en cuanto a jugabilidad y puede hacerse repetitivo cuando ya llevamos un rato.

Por otro lado, cuenta con varios detalles interesantes como el desarrollo de los personajes, las tramas locas que nos vamos encontrando y el humor en los diálogos. Sí que recomiendo Cloudpunk. Creo que pese a sus limitaciones, hay que alabar la originalidad del estudio indie que lo ha desarrollado y desde luego entretiene. En mi caso, la estética ciberpunk ha sido determinante para que me llamara la atención y he disfrutado mucho de los detalles de Novalis.

Análisis Cloudpunk. Clave de juego para PS4 cedida por Merge Games a través de terminals.io.

[Total: 0   Promedio: 0/5]

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here