Análisis de ‘Carrion’

0

¡Hola, muy buenas amantes de los videojuegos! Regresamos, una vez más, con un nuevo análisis. En esta ocasión os hablaremos de Carrion, lo último de Phobia Game Studio y Devolver Digital. Lanzado el pasado 23 de julio, se encuentra disponible en Microsoft Windows, macOS, Linux, Nintendo Switch y Xbox One. Nosotros lo hemos jugado en Nintendo Switch. Además, se encuentra disponible en Xbox Game Pass. Hechas las presentaciones, comencemos.

Carrion

Análisis Carrion
Análisis Carrion

Carrion se define a sí mismo como un rogue-lite de terror inverso. Es decir, seremos nosotros quienes hagamos sentir el miedo a los demás, pues tomaremos la forma de una suerte de entidad monstruosa repleta de tentáculos y dientes. Lejos de lo que cabría esperar, nos convertiremos en un cazador sediento de sangre y destrucción. Todo bajo el amparo de una trama cuasi inexistente en donde la narrativa, por desgracia, falla. Así pues, el título trae a coalición una premisa que podría haber sido mucho más interesante si se hubiese llevado de mejor forma.

Llegados a este punto, uno podría justificar tal peculiaridad a tenor de las cualidades inherentes del género, pero es una excusa que comienza a cansarme. Lo siento mucho, pero con el paso del tiempo he terminado por entenderlo más como una excusa que como una necesidad. Cierto es que lo más importante es el gameplay y la fluidez de los controles, así como la acción directa y la sensación de peligro, pero eso no implica que no se pueda contar una buena historia.

De hecho, es una lástima que no lo hayan hecho. Somos «algo» extraño que, por azares del destino —entiéndase como la sempiterna codicia del ser humano— termina encerrado en un laboratorio, subterráneo, de investigación. Más pronto que tarde logramos liberarnos de nuestro yugo para descubrir que, en realidad, son ellos quienes están encerrados con nosotros. El título recurre a pequeños mensajes in game en forma de letreros o pequeños flashbacks jugables en forma de humanos e investigadores, mas no profundiza demasiado en el argumento. Lo explica de forma superficial y sin grandes alardes.

La belleza de la muerte

Análisis Carrion
Análisis Carrion

Me resulta extraño que el genio creativo que ha sido capaz de crear un apartado artístico tan notable no haya sido capaz de idear un mejor sistema para contar su historia, la verdad. De hecho, mirando en retrospectiva, esto me hace perder interés en otros miembros del género. Por poner un ejemplo, hace poco terminé Hollow Knight y me sentí muy defraudado por la ausencia de una narrativa más potente. Lo que quiero decir con esto es que no es culpa de Phobia Game Studio, sino del concepto que hemos terminado creando del género. Si esto no es algo importante para ti, Carrion gana muchísimos puntos.

Si no, pues mirad el precioso pixel art del que se han hecho dueños. Carrion es un juego que se recrea en su atmósfera incierta y funesta. El diseño de niveles es caótico y siniestro; está cargado de malicia. El trabajo del estudio es excelente, y es que han sabido encontrar la belleza en el gore. De esta forma, se respira terror por todos y cada uno de sus poros. Es un juego que, pese emplear una paleta de colores oscura y macabra, es muy hermoso. Y todo gracias a la gran cohesión de sus elementos, pues tal hazaña no habría sido posible sin una excepcional banda sonora y una excelente fuente de sonidos. La primera es superinmersiva; tensa, depresiva y malvada.

Es de una calidad brutal, aunque es cierto que puede hacerse algo repetitivo tras largas sesiones de juego. De lo que no me he cansado ha sido de su excelente puesta en escena en términos de efectos. Tal vez sea extraño, pero he encontrado deliciosa la mezcla de gritos, huesos crujiendo y llantos de las que se hace eco nuestro protagonista a cada paso. Es cuasi perfecto. Cuando, por ejemplo, devoramos a un humano, sentimos su miedo e, inclusive, llega a ser satisfactorio. Lo siento, mamá. Lo siento, papá. Sí, lo siento por no sentirlo, pero me he convertido en un adicto a su cruenta recreación del sufrimiento humano… Asesinar a alguien de forma impía nunca ha sido tan satisfactorio.

Una jugabilidad basada en el ADN y los tentáculos

Análisis Carrion

Y pasamos al último aspecto que quería comentar. Cuando muchos vimos los primeros tráileres de Carrion, dudamos de como sería su jugabilidad a tenor de los múltiples tentáculos de los que era dueño «eso». Parecía complicado, pero todo lo contrario: el gameplay es muy intuitivo, pues nosotros solo manejaremos uno de los tentáculos. Así pues, todas esas extremidades que se enganchan a las paredes son animaciones automáticas que se ejecutan al movernos con un simple movimiento de nuestro joystick. La idea es avanzar por los escenarios, pero el diseño de niveles no colabora demasiado.

Los escenarios, aunque bonitos, son todos muy parecidos. En consecuencia, el mapa se termina convirtiendo en un laberinto muy pesado al no disponer más que de una especie de sistema de ecolocalización para encontrar nuestros objetivos… ¿El problema? Que también detecta los que ya hemos cumplido. No solo eso, sino que el juego no ofrece mayor reto; matar humanos es muy sencillo, aunque la jugabilidad es buena. Solo tendremos que ir avanzando y extendiendo nuestro dominio al tiempo en que desbloqueamos fragmentos de nuestro ADN que nos dan habilidades tales como un placaje cortante o una telaraña. ¿Su utilidad? Desbloquear zonas cerradas.

No termina de funcionar… No es solo que el mapa sea un laberinto, sino que tendremos que retroceder sobre nuestros pasos en más de una ocasión al desbloquear nuevos poderes. Al final, me he pasado más tiempo buscando la ruta que jugando al uso. La idea es divertida y la premisa mola, pero te terminas aburriendo al no conseguir avanzar de manera consecuente. Le falta ritmo, pero no por mecánicas, las cuales están muy pulidas. No me puedo olvidar de nuestra vida y tamaño, que influirá en ciertos puzles.

Conclusiones

Análisis Carrion
Análisis Carrion

Carrion no sabe aprovechar sus puntos fuertes y termina fallando en cosas tan básicas como la narrativa o la jugabilidad. Es un juego muy bonito a su manera, pero no tiene la deferencia de dejarnos jugar de seguido; perderse a través de sus escenarios, muy parecidos los unos respecto a los otros, será la tónica de nuestras partidas. Lo mismo no es tu problema gracias a tu sentido de la orientación o tu memoria, pero el jugador promedio tendrá serios problemas para avanzar de manera fluida. Además, carece de un verdadero nivel de reto, algo imprescindible dentro del género.

Por otro lado, posee aspectos que hacen de la experiencia algo muy positivo. Su dedicado diseño, su precioso sentido artístico (desde la perspectiva de lo gore) así como su increíble banda sonora y sus efectos de sonido lo convierten en un verdadero disfrute audiovisual. Asimismo, cuanto más tiempo lo juegues, más gusto le cogerás, ya que serás capaz de sobreponerte a sus impedimentos iniciales en favor de un gameplay mucho más constante. Requiere, eso sí, de paciencia.

Análisis de Carrion. Clave de juego para Nintendo Switch cedida por Devolver Digital.

[Total: 2   Promedio: 3/5]

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here