Adentraos en el mundo de Nurgle en Total War: WARHAMMER III

Adentraos en el mundo de Nurgle en Total War: WARHAMMER III. Bienvenidos a la tierra de los demonios portadores de la plaga.

0

Nurgle, también conocido como el Señor de la Plaga, es el Dios del Caos de la Enfermedad, la Putrefacción y la Muerte por Renacimiento, llega a Total War: Warhammer III.

Sobre Nurgle en Total War: WARHAMMER III

¡Hola, gente! Ku’gath Padre de la Plaga, el Señor de las Pústulas, es uno de los elegidos predilectos de Nurgle. Su fascinación por la propagación de contagios lo hace aventurarse en los reinos mortales para probar sus últimas creaciones en el campo de batalla, motivado por el deseo de concebir la plaga perfecta, capaz de infectar hasta a los mismísimos dioses.

El Destilador Fétido, que llega a la batalla sobre un gigantesco palanquín tirado por innumerables Nurgletes, lanza ráfagas de estas criaturas infectadas contra el enemigo para poner a prueba sus innumerables y horripilantes infecciones. A pesar de su apariencia inflamada y enfermiza, Ku’gath Padre de la Plaga, tiene una capacidad divina para absorber el daño e infligir heridas severas, ya sea en combate cuerpo a cuerpo o lanzando hechizos del Saber de Nurgle. 

Aprende a dominar la Plaga

Adentraos en el mundo de Nurgle en Total War: WARHAMMER III
Adentraos en el mundo de Nurgle en Total War: WARHAMMER III

Los ejércitos de Nurgle, como fiel encarnación de su virulento dios, son una muralla muy resistente de carne enfermiza. Cuanto más daño aguanten en combate estos guerreros infectados, mayores serán las bonificaciones de batalla que desbloqueen. Como la nociva habilidad Torrente de putrefacción, que se propaga por las filas enemigas como una mortífera plaga.

En la campaña, Nurgle intenta difundir su abominable mensaje siempre que se le presenta la oportunidad. Sus facciones pueden elaborar y propagar diversas plagas. Éstas afectan de forma negativa a aquellos que las contraen, pero benefician a los ejércitos de los suyos que haya cerca. También utilizan edificios cíclicos que se desarrollan y perecen de forma orgánica, y pueden convocar unidades con fuerza reducida directamente en sus ejércitos.

Los Demonios de Nurgle gozan de una pútrida apariencia que los hace nauseabundos a la vista. Este putrefacto ejército se basa en una resistente infantería de primer línea como los Portadores de Plaga y en los enjambres de asquerosos (y adorables) Nurgletes. Mientras que las abominables bestias de guerra y los demonios más poderosos, como las Grandes Inmundicias, los Sapos de Plaga y las Bestias de Nurgle. Ellas proporcionan un combate cuerpo a cuerpo y un apoyo mágico devastadores.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here