Hay vida después de Tokyo Ghoul

0
Compartir

Posiblemente os suene el título Tokyo Ghoul, muy posiblemente incluso seáis fans de esta nombradísima obra… Si habéis seguido de cerca el trabajo de su autor Sui Ishida, sabréis que hay vida después de Tokyo Ghoul. Estoy hablando de Tokyo Ghoul:re, su trabajo más reciente, la continuación de la conocidísima historia que consiguió engancharnos a muchos hace ya unos años…

Tokyo Ghoul es un manga de demografía seinen escrito y dibujado por Sui Ishida, que comenzó a publicarse en septiembre del año dos mil once y acabó en septiembre de dos mil catorce, tomando el relevo su secuela al mes siguiente: Tokyo Ghoul:re, que sigue en publicación actualmente. Ambos trabajos han sido publicados en la Weekly Young Jump, de la editorial Shueisha. Estudio Pierrot se encargó de su adaptación al anime, que cuenta con dos temporadas y un par de OVAS.

Para los que a estas alturas todavía no sepáis de qué va Tokyo Ghoul, primero os describiré qué es un ghoul, ya que he visto que son definidos de forma errónea en la gran mayoría de las reseñas que leo. Los ghouls son, a grandes rasgos, unos seres antropomórficos (de apariencia humana) pero con ciertas características que los distinguen de los seres humanos comunes. Su fuerza es mayor a la de un ser humano promedio, tienes los sentidos más agudizados y una elevada capacidad de regeneración. Además cuentan con el kakugan (que hace que sus pupilas se vuelvan rojas y su esclerótica negra) y un órgano que no es posible encontrar en un ser humano: el kakuhou. Este órgano canaliza un tipo de células (las células Rc, presentes también en los seres humanos, pero cuyo nivel es mucho más elevado en el caso de los ghouls); que se endurecen y forman el famoso kagune. La forma que este tenga y sus características dependerán del tipo de Rc y de la localización del kakuhou.

Rc_types
Tipos de kagune según la localización del kakuhou.

 

3924383cc7c63dbcb4143ce84b359b36c5a4b1b3_hq
Características de los distintos tipos.

Por lo tanto un ghoul no es un vampiro, como he leído en otras reseñas, ni tampoco es un espectro o un demonio necrófago como se conoce a los seres de este nombre en la mitología antigua… Los ghouls de Ishida solo tienen en común una cosa con estos seres: la alimentación. Por lo que sería un error confundirlos o calificarlos como tales. Aclarado el punto, tratemos el tema argumental, tanto de Tokyo Ghoul, como de su secuela.

 

Tokyo_Ghoul_volume_1_cover
Kaneki Ken, protagonista de Tokyo Ghoul. Portada del primer volumen.

La ciudad de Tokyo vive atemorizada por los atroces de crímenes cometidos por los ghouls, unas misteriosas criaturas que se ocultan entre sus habitantes y se alimentan de carne humana. Kaneki Ken, un joven y tímido universitario sobrevive a una operación de trasplante de órganos tras ser atacado y casi devorado por uno de ellos; tras abandonar el hospital, Kaneki sufre un extraño proceso de metamorfosis que provocará un inesperado giro en su vida, los órganos trasplantados pertenecían al Ghoul muerto durante el ataque… Ahora, mitad humano y mitad ghoul tendrá que aprender a vivir entre dos mundos.

Re_Vol_1
Haise Sasaki, protagonista de Tokyo Ghoul:re. Portada del primer volumen.

La obra se ambienta unos tres años después de los eventos que marcan el final de Tokyo Ghoul. La historia sigue a Haise Sasaki, un investigador del CCG de nivel uno al que se le ha encargado la tarea de ser el mentor del Escuadrón Quinx, compuesto por cuatro jóvenes investigadores que han sido modificados y convertidos en ghouls artificiales mediante la conocida como cirugía quinque. Haise tendrá que guiar y entrenar a estos investigadores (que no le facilitarán la tarea), mientras se enfrenta a peligrosos casos al mando de este peculiar equipo…

Los fans españoles que han seguido de cerca esta historia están de enhorabuena, ya que Norma Editorial comenzará a publicar su secuela en Julio, coincidiendo la salida de su primer tomo con el volumen final de Tokyo Ghoul. A los que todavía no se hayan atrevido a echarle un ojo a esta obra, no puedo hacer otra cosa que recomendarla… Es bien sabido por los fans (y como poco media humanidad), que Tokyo Ghoul no es una obra para niños, a pesar de la cantidad de fanboys que ha generado (sobre todo a raíz del anime). Como siempre digo, si no sois niños, no os desmayáis al ver escenas algo gores y os gusta el argumento; echadle un ojo. Si ya erais fans de la primera parte y desconocíais que existía una segunda, echadle un ojo…

Puede que al principio Tokyo Ghoul:re parezca una secuela algo inconexa, incluso podría dar la impresión de ser una historia completamente aislada… Pero no es así, os puedo asegurar que os arrepentiríais de no darle una oportunidad, ya que la historia no hace más que crecer y crecer en cuanto a calidad en prácticamente todos los sentidos, al menos bajo mi punto de vista. Así que, aunque os veáis tentados a aparcarlo, no lo hagáis, consejo de Frambu.

[Total:0    Promedio:0/5]

Deja un comentario