Sitges 2019: ‘Corporate Animals’, review sin spoilers

0

¿Alguien ha dicho canibalismo? En Sitges no le hacen ascos a nada y, por eso, hoy os traemos la reseña de una comedia negrísima que hizo acto de presencia en el festival, Corporate Animals.

Corporate animals, tensión laboral convertida en canibalismo

¿Habéis estado alguna vez como empleados en una gran multinacional con estructura piramidal? Una de esas compañías en que cada escalafón es como un peldaño insalvable que separa los que están “medianamente jodidos” de los que están “jodidos por completo” -perdonad el vocabulario, no pretendía ser soez sólo contundente-. Empresas en que la meritocrácia se rige por el número de horas invertidas y en la capacidad del individuo a sobresalir, cueste lo que cueste, por encima del resto. Puede que sea por ello por lo que el canibalismo me pareció una analogía asombrosamente acertada.

Qué premisa tan simple y qué bien ejecutada. Corporate Animals (Patrick Brice, 2019) sigue los pasos de un grupo de empleados de una gran empresa que deciden hacer un team building en la montaña. Sin embargo, la cosa no saldrá como esperaban y quedarán atrapados en un cueva durante días sólo con la posibilidad de, sin alimentos, recurrir al canibalismo.

Y sí, puede que Corporate Animals sea demasiado blanca, demasiado bonachona para el tema que plantea, pero eso no le resta ni un ápice de macarrería. Estamos ante una comedia con muy mala baba que convierte las tensiones laborales en su particular patio de recreo.

Corporate animals

Una comedia negrísima

Así es como Corporate Animals se construye como una sátira negrísima acerca de las relaciones laborales y la hipocresía del corporativismo más exacerbado. El humor es realmente subido de tono cosa que, aunque no se proyecta sobre el gore -que lo hay, pero bastante mesurado-, sí hilvana ciertos diálogos realmente mordaces.

Además las sinergias entre personajes, siempre desvirtuadas y llevadas hacia el absurdo, funcionan a las mil maravillas. Las coñas están bien introducidas y se sienten acordes con ese contexto de individuos que, pese a haber trabajado juntos, se encuentran al borde de la muerte.

De hecho, el reparto es realmente acertado. Comandados por una tan odiosa como efectiva Demi Moore, nos topamos con un cast tan variopinto como la diversidad étnica que representa. Ed Helms, Jessica Williams o Karan Soni son sólo algunos de los nombres que desfilan por esta cueva de los horrores.

Veredicto

Corporate Animals es una comedia gamberra cuya máxima es reírse del planteamiento corporativo de muchas entidades actuales. Puede que sea demasiado blanda en ciertos aspectos, pero lo cierto es que se antoja perfecta para pasar un buen rato.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here