Review manga: ‘Mi experiencia lesbiana con la soledad’

Reseñamos 'Mi experiencia lesbiana con la soledad' de Kabi Nagata, editado por Fandogamia

324
0
Compartir

Mi experiencia lesbiana con la soledad o cómo desnudarse emocionalmente

Mi experiencia lesbiana con la soledad

Muy como la protagonista de esta obra, he ido dejando pasar la reseña de esta obra por varios motivos. El primero es que soy, irremediablemente, una persona con un toque —por ser suave— perezoso; además, reseñar una obra que me llegó tanto me suponía una ardua tarea. Constantemente me preguntaba: ¿Estaré a la altura? ¿Podré ofrecer y compartir impresiones merecidas y dignas? Abordar un manga sobre la depresión, el despertar sexual, la apatía social… es todo un reto. Y es un reto que, personalmente, quería superar. Porque creo que Kabi Nagata y Fandogamia se lo merecen.

Para quien aún no conozca la obra, Mi experiencia lesbiana con la soledad cuenta, de forma autobiográfica, la vida de una joven adulta en la sociedad japonesa moderna. Básicamente este manga trata sobre los pensamientos y reflexiones de una autora en su vida y cómo, después de años y años de sufrimiento, acaba contratando los servicios de una escort. Y no, no es spoiler: aparece en la sinopsis del tomo; y, en cierto sentido, lo que ocurre no es lo verdaderamente mágico del manga, sino más bien la forma en la que lo narra Nagata.

La honestidad como recurso narrativo

La propia autora, que precisamente se estrenó con esta obra, cuenta los problemas que tuvo para poder dedicarse al complicado mundo del manga, donde existe precariedad, mucho estrés y trabajo constante. ¿Y cómo hacerse un hueco en un mundo así? Pues siendo honesto. Y es por esto que Kabi Nagata ha conseguido calar y emocionar a tanta gente, porque ha contado una verdad: su verdad. Cómo se siente, sus miedos, sus ambiciones, sus frustraciones… Mi experiencia lesbiana con la soledad es una historia de descubrimiento personal, donde las anécdotas cotidianas y las reflexiones personales conforman un puzzle psicológico en el que es difícil no verse reflejado.

Mi experiencia lesbiana con la soledad dibujo color

Uno de los temas centrales es, sin duda, la depresión. Nos guste o no es uno de los pilares de la sociedad moderna. Todos nos sentimos frustrados, atacados, pisoteado o menospreciados de una forma u otra. Sí que es cierto que cada persona es un mundo, y es imposible que una misma experiencia se viva de la misma forma para dos personas. No obstante, desde el punto de visto narrativo, sí que se puede conectar y sentir empatía por un personaje. Cuando se nos muestra el mundo interior, las debilidades —y también las destrezas—, es fácil comprender y sentirse en simbiosis con la historia. Es muy típico que en las historias los héroes sean fuertes e inquebrantables, porque así consiguen heroicidades y es fácil llegar a admirarlos. Pero este no es el caso. Aquí se inyecta una dosis de dolorosa realidad.

Dibujo y color: juego de contrastes

El mundo no es un camino de rosas, y quizás es por esto —o quizás es solo paranoia mía— Nagata utiliza el color rosa para ilustrar su manga. Y no solo eso: su estilo podría calificarse como «aniñado», con personajes cabezones, trazos simples y fondos y personajes sin mucho detalle. Pero, al final, resulta un contrapunto perfecto para aquello que cuenta. Un estilo mas realista de dibujo o una paleta de colores oscura habría ennegrecido, literalmente, el tono de la obra. Porque, aunque se traten temas deprimentes, también existe luz y esperanza. Hay momentos cómicos, también momentos felices e incluso inspiradores. Porque así es la vida: una montaña rusa de emociones. Y así es Mi experiencia lesbiana con la soledad.

Mi experiencia lesbiana con la soledad honestidad

Edición notable

Sería un ultraje no mencionar los aspectos técnicos de esta obra en España. Efectivamente, hablo del trabajo de la editorial Fandogamia. Es una edición, en pocas palabras, bonita, que aprovecha la paleta de colores y el estilo minimalista para construir un tomo precioso por fuera —y por dentro—. El papel es de buena calidad y las ilustraciones cuentan con un acabado más que notable. Así que no solo estoy estoy más que satisfecho, sino que abiertamente le doy la enhorabuena a Fandogamia por el resultado. Quizás, por ponerle alguna pega diría que el dibujo que se ve en la contraportada no está a la altura de la calidad del resto.

Traducción adecuada y respetuosa

Otro aspecto importantísimo y que en muchas reseñas ni siquiera se menciona es la traducción. En Fandogamia se tomaron muy en serio la adaptación de esta obra y, vía Twitter, comentaron en varias ocasiones —tanto desde la cuenta de la editorial como desde las del equipo detrás de la licencia— las dificultades y dudas que tuvieron. Un ejemplo fue la elección del título, ya que cuando se anunció meses atrás, levantó polémica: ¿por qué ‘lesbiana’ y no ‘lésbica’? Luis Alis, traductor, lo explica maravillosamente en Twitter.

Y, como guinda del pastel, este manga —al igual que en su secuela que verá la luz este mes— cuenta con corrección de sensibilidad LGTB de la mano de Haizea M. Zubiera. ¿Qué quiere decir? Pues que esta obra cuenta con la aprobación de no herir ni tratar de forma despectiva ni inadecuada «la experiencia lesbiana», es decir, al mundo LGTB. Porque sí, es fácil que aquellos que desconozcan o no formen parte de dicho mundo, caigan en clichés, información desacertada o soluciones de traducción más «normativas». Por ello, no puedo más que aplaudir no solo que contasen con dicha corrección, sino de que lo difundiesen tan abiertamente.

En conclusión…

Así que solamente puedo recomendaros que le deis una oportunidad. Mi experiencia lesbiana con la soledad es, sin duda, la mejor licencia/edición de Fandogamia, y casi me atrevería a decir que una de las mejores licencias manga que han llegado a España este año. Una obra sincera, cruda, divertida y mágica: una joya que no hay que perderse. Personalmente, no puedo esperar a leer su secuela: Diario de intercambio (conmigo misma).

Sinopsis

Durante los 10 años posteriores a mi graduación en el bachiller superior, sufrí cada día de mi vida. La forma que elegí para librarme de esa yo que sufría fue acostarme con una escort lesbiana.

En este manga narro con la franqueza más desnuda y desgarrada el modo en que contemplé mis límites más absolutos para luego abrir la puerta que me llevó a poder superarlos.

¿Dónde puedo comprarlo?

[Total:6    Promedio:4.3/5]

Deja un comentario