Review Manga: ‘Kamisama no Iutoori’

Kamisama no Iutoori, ¿podrás sobrevivir?

0

Kamisama no Iutoori es una serie escrita por Muneyuki Kaneshiro. El arte, por otro lado, corre a cargo de Akeji Fujimura. Ambos, autor y dibujante, podrían ser considerados como novatos, y son pocos los trabajos que cargan a sus espaldas. En otro orden de cosas, los periplos de Shun Takahata se desarrollar a lo largo de 21 capítulos recopilados en cinco tomos. Es una serie corta, aunque bien es cierto que cuenta con una continuación: Kamisama no Iutoori Ni. Fue la editorial Kōdansha quien se encargó de publicar la serie a través de su revista Bessatsu Shounen Magazine. Análogamente, resulta curiosa su demografía, pues es considerado como un manga shōnen.

Pese a esto, son muchos entre los que me incluyo quienes consideran que queda mucho mejor encuadrado dentro de la demografía seinen. La crudeza de su historia y sus viñetas, entre otras cosas, son más propios de un público más adulto. Sin embargo, bien es cierto que el estilo de dibujo y el carácter aventurero lo acercan al shōnen. Podríamos considerar, finalmente, que es una especie de híbrido de ambas demografías.

Sinopsis

Shun Takahata es un joven japonés como cualquier otro que vive su día a día por pura inercia. Aburrido de la cotidianidad de su vida diaria, anhela por algo diferente. Un día, repentinamente, todo cambia. La cabeza de su profesor, repentinamente, explota y, de entre el mar de sangre, emerge un muñeco Daruma. Este, y sin previo aviso, inicia el juego de Daruma-san ga koronda cuya consecuencia inmediata es morir al fallar. Inmerso en un juego mortal, nadie sabe que está pasando. Solo una cosa parece clara: para sobrevivir, hay que jugar.

Kamisama no Iutoori

Resultado de imagen de Kamisama no Iutoori WIKI

Kamisama no Iutoori es una serie corta, pero muy intensa Sus autores, ambos novatos demuestran una gran habilidad. De buenas a primeras, el dibujo nos deja un poco fríos, pero porque no somos conscientes de lo que se nos viene encima. Muneyuki Kaneshiro se sacude el sello de novato a golpe de pluma, pues la acción comienza tan pronto como avanzan las viñetas. Uno de los principales problemas, y aciertos, de Kamisama no Iutoori es su extensión. La historia, con gran profundidad y muchas incógnitas tras de sí, es realmente buena. Se nos presenta una base argumental fantasiosa muy realista, con toques muy dramáticos, y muy bien llevada.

Ahora bien, uno de los puntos más sorprendentes de esta serie es lo bien que calzan dibujo e historia. Esta obra, creada y dibujada por dos manos diferentes, mas parece ser de un único mangaka. Autor y dibujante dominan la materia del compañero, y terminan por acoplarse con gran maestría. Igualmente, logran sintetizar de manera muy sobria el estilo de cada uno hasta canalizar su fuerza creativa en un único ser. Ciertamente, son muchas las series de varios autores que fallan, al menos al principio, en sintonía. Kamisama no Iutoori logra empezar con gran fuerza gracias a la sincronía de sus creadores.

En cierto modo, esto es lo que permite que sea una gran serie. La escueta cantidad de capítulos de la que se compone fuerza una determinada velocidad. Considerando esto, un mal comienzo habría supuesto el fin de una serie tremendamente prometedora. La principal pega que uno le puede poner, pese a todo, es su secuela. La primera parte es genial, un sobresaliente, pero no así su continuación; no, al menos, en los primeros capítulos.

Argumento y personajes: sobrevivir

Resultado de imagen de Kamisama no Iutoori WIKI

La historia de Kamisama no Iutoori es su principal encanto, pues es realmente buena. Aunque de buenas a primeras pueda parecer compleja, la trama está realmente lograda. La base argumental es recia, además de muy interesante. Bien es cierto que en la primera parte del manga, eso sí, que son numerosos cabos los que se dejan sin atar. Kamisama no Iutoori Ni, la continuación, es la encargada de ir cerrando dichas ideas sin explicar.

La sucesión de los eventos, las aventuras y las dificultades, por otra parte, siguen una secuencia muy acertada. Todo parece estar perfectamente medido, y las consecuencias de los actos de cada personaje… Es, y sin exagerar, una verdadera obra de arte. Estamos, y es importante matizarlo, ante una de mis series cortas favoritas. Su argumento es algo que logró conquistarme, por lo que son pocas las fallas que, realmente, le encuentro.

Amigos y enemigos, ¿quién es quién?

Ciertamente, uno de los mayores aciertos de Kamisama no Iutoori es no demostrar, en ningún momento, quién es quién. De igual forma, existen determinados personajes que se muestran mucho más abiertamente, pero que pueden deparar sorpresas igualmente. Todo este tipo de series, como Battle Royale, por ejemplo, suelen hacer especial hincapié en la psicología del ser humano.

Los personajes de Kamisama no Iutoori, de los cuales no se hablará para evitar cualquier clase de spoiler, se guían por esa misma doctrina. Los aliados y los enemigos son fáciles de encontrar a ambos lados, pero hay que saber elegir bien. Nuestro protagonista, por su parte, muestra un crecimiento brutal a lo largo de los veintiún capítulos de la serie; es esta premisa, la de no saber en quién confiar, la que termina revelando su verdadero ser.

Dibujo: la magia de la sangre

Resultado de imagen de Kamisama no Iutoori WIKI

Si hay algo que caracterice al dibujo de Akeji Fujimura es, básicamente, la crudeza de su estilo. Además de partir de un arte algo más realista a lo que estamos acostumbrados, no se anda por las ramas. Su dibujo, directo y violento, refleja la violencia del mundo con gran acierto. Aunque peca de novato en determinadas viñetas, muestra un gran potencial así como un buen margen de mejora.

Lo mejor del dibujo de Fujimura, sin lugar a dudas, es lo bien que muestra la psicología de los personajes. Sabe expresar con gran habilidad la tensión, el miedo o el arrepentimiento, y cada uno de sus trazos está cargado de sentimiento. No es, probablemente, el mejor dibujante, pero sí uno de los que, a mi gusto, más sabe expresar con sus dibujos. Lo verdaderamente impresionante, y lo que debería ser destacado, sin embargo, es su sincronía con el escritor. Ambos, autor y escritor, ejercen de profesión bajo manos diferentes, pero logran hacer que historia y dibujo vayan de la mano.

En ningún momento la historia se adelanta al dibujo, ni lo contrario. Fujimura, principal responsable de esta realidad, logra acoplarse a los diálogos y eventos sin desentonar. Bien es cierto, como ya hemos mencionado, que aún le queda mucho por mejorar, pero difícilmente se encontraría a un mejor artista para Kamisama no Iutoori.


Lo mejor: su historia. El argumento, las decisiones, las pruebas… Kamisama no Iutoori es una serie tremendamente buena en el plano argumental.

Lo peor: su secuela, al menos de buenas a primeras, no muestra el mismo nivel. El paso de los capítulos parece estar sentándole bien, pero habrá que seguir observando cómo evoluciona.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here