Reseña de My Hero Academia n.º 33: la redención

¡Os traemos nuestra reseña de My Hero Academia n.º 33, un tomo muy especial en donde la redención cobra especial protagonismo!

0

Redención. Si tuviésemos que resumir nuestra reseña de My Hero Academia n.º 33 en una sola palabra sería «redención». Tras la que podría ser una de las sagas más espectaculares de la serie, Kohei Horikoshi ha dado un nuevo paso hacia delante con un arco de transición simplemente brillante. Todo ello bajo el amparo de una narrativa más oscurantista y un guion en el que el juego de luces y sombras es más intenso que nunca.

Con la sociedad al borde del abismo y la fe en los héroes quebrada, el mundo se enfrenta a una de las mayores crisis de su historia. La amenaza de Tomura Shigaraki es más real que nunca y, ahora sí, parece que su siguiente paso será el último; el tiempo corre a favor de los villanos. Sabiendo esto, resolviendo uno de sus mayores contratiempos en el proceso, los héroes se preparan.

Son perfectamente conscientes de que el final se acerca y de que tienen que encontrar una respuesta antes de que sea demasiado tarde. Sin embargo, no estarán solos, pues reciben una ayuda inesperada. Y si bien es cierto que todavía no sabemos cuál será su impacto real en la historia, ha abierto —por primera vez en la línea principal— el mundo a otras fronteras.

Sea como fuere, antes de contaros qué nos ha parecido este volumen, queremos hablaros de la edición. Esta es una dinámica que muchos de vosotros ya conoceréis, pues acostumbramos a ella desde hace mucho tiempo. Sin más dilación, empezamos no sin antes recordaros que podéis leer nuestras reseñas anteriores a través del siguiente enlace.

Reseña de My Hero Academia n.º 33 | Portada, edición y sinopsis

Reseña de My Hero Academia n.º 33 | Portada

Perseguido por Lady Nagant, Deku descubre a través de la historia de la joven el lado oscuro de la sociedad de los superhéroes… Pero sus nuevos poderes y su inquebrantable determinación le permiten ganar la pelea.

Desafortunadamente, el adolescente se separa cada vez más de los demás para no involucrarlos en su lucha… Solo contra todos, ¿cuánto tiempo podrá resistir?

Fecha de publicación25/01/2022
Formato12,8 x 18 cm
TintaIntegradas en b/n. (216 páginas ambos)
PresentaciónRústica sin solapas con s/cub
FrecuenciaBimestral
Precio7,95 €
Reseñas anterioresReseñas volúmenes anteriores

Generalmente, no nos gusta repetirnos, pero en este caso es algo positivo. A fin de cuentas, recuperar las mismas impresiones una y otra vez sobre la calidad editorial de un manga es algo bueno. Sobre todo cuando esta misma edición goza de una calidad notable. En el caso de My Hero Academia, más allá de ciertos cortes laterales en algunas viñetas, el resultado siempre es este.

La editorial acostumbra a realizar un gran trabajo, ya sea en materia de traducción, donde destacamos la figura de Ayaki Koike de Daruma. En otros ámbitos como la maquetación y/o la propia impresión no disponemos de nombres propios, pero podemos aseguraros que el resultado es más que adecuado.

¿Y esto cómo es? Pues a través de un papel de buena calidad, una sobrecubierta resistente o una impresión general notable. Por lo tanto, la conclusión que os podemos ofrecer es que Planeta Cómic ha vuelto a realizar un trabajo a la altura de las expectativas.

El legado de un héroe

Reseña de My Hero Academia n.º 33 | La clase 1A se pone en marcha
Reseña de My Hero Academia n.º 33 | La clase 1A se pone en marcha

Habiendo aclarado este punto, ahora sí, podemos hablar del manga como tal. En esta ocasión, no obstante, sí que haremos algún que otro spoiler importante, pues resulta muy complicado hablar de este volumen en concreto sin incidir en aspectos concretos. Sobre todo cuando hablamos de un arco de redención en el que de una vez por todas se cierra el círculo de Bakugo e Izuki.

Deku, el heredero de All Might, sigue luchando con todas sus fuerzas por salvar a toda la gente posible. Al límite de sus fuerzas, socorre a todo aquel que esté a su alcance, lo que le lleva al límite de sus fuerzas. Física y mentalmente destrozado, su apariencia —con un diseño espectacular— dista mucho de la de aquel joven feliz y alegre que respondía a cualquier peligro con una sonrisa.

Ya no es el discípulo de Toshinori Yagi, sino que es un héroe por derecho propio; el All For One le pertenece y aunque todavía le quedan algunos flecos, lo domina. Su potencial de combate ha crecido exponencialmente y sus habilidades no dejan de crecer. Siendo tan joven, su único defecto es la falta de experiencia, pero esto es algo que está potenciando día tras día. Todo ello a cambio de un cansancio extremo.

La clase 1A se enfrenta al patito feo que se convirtió en cisne

Reseña de My Hero Academia n.º 33 | Un reencuentro agridulce
Reseña de My Hero Academia n.º 33 | Un reencuentro agridulce

Sabiendo esto, sus antiguos compañeros de clase toman una decisión: «Tenemos que salvar a Midoriya». En una frase que veremos repetida en muchas ocasiones, Ochako no deja de preguntarse quién salva a los héroes cuándo estos necesitan ayuda. Esta cuestión cobra todavía más fuerza cuando la sociedad no solo se ha olvidado de ellos, sino que les repudia; sus recientes fracasos han extinguido las llamas de la esperanza, aunque todavía quedan personas que creen en ellos.

Bajo esta dinámica, Bakugo, Iida, Todoroki y compañía se enfundan sus trajes de héroe y parten en busca de su compañero con la ayuda de Endeavor y los otros personajes que tienen más información sobre él. Como no podía ser de otra forma, le encuentran… y Midoriya se derrumba. Su presencia supone un peligro para la vida de los ciudadanos, pues es el principal objetivo de Shigaraki, pero también es la última esperanza de la humanidad.

Pero está destrozado y solo. Piensa que debe solucionarlo él mismo, por lo que huye de sus compañeros con todas sus fuerzas, siempre teniendo cuidado de no hacerles daño. Esto nos ofrece, posiblemente, uno de los ‘combates’ más emocionales de toda la serie, pues Deku se enfrenta a su antigua clase mientras los sentimientos le desbordan: él quiere salvarles huyendo, mientras que ellos buscan salvarle a él protegiéndole de los males del mundo.

De una forma u otra, todos comprenden que Izuku está a otro nivel, pero ellos también son héroes en pleno derecho. Lo más interesante es que no es un duelo 1 vs. 1, sino que la 1A une fuerzas y estrategias para atraparle poco a poco. Izuki es esquivo y poderoso, pero no quiere hacerles daño. Eso es lo que les da una oportunidad.

Un arco de redención

Reseña de My Hero Academia n.º 33 | El día que Deku dejó de sonreír
Reseña de My Hero Academia n.º 33 | El día que Deku dejó de sonreír

Poco a poco, le van cercando, pero el paso definitivo lo dan sus tres compañeros más cercanos, con permiso de Todoroki. Son Iida, Ochako y Bakugo. Aludiendo a su dogma de siempre sonreír, le golpean donde «más le duele» y le hacen bajar la guardia; Midorioya se siente indefenso, pero el sentimiento de responsabilidad es demasiado fuerte. Lo mejor de todo es que nada se resuelve mediante una gran técnica, sino mediante un simple apretón de manos y una disculpa.

Una disculpa que eleva a Bakugo y lo redondea como personaje, haciendo que tanto él como Deku sean, por fin, esos protagonistas que tanto anhelábamos. Sabiendo que ha cometido errores, por primera vez en toda la historia de la serie no le llama Deku. Este momento tiene un impacto brutal y nos deja con un regusto agridulce, pues no es tiempo para estar felices. El mundo se viene abajo y serán ellos, jóvenes que no alcanzan siquiera la adultez, quienes tengan que hacerle frente a un mal sin parangón.

Todos estos detalles convierten a My Hero Academia y su volumen #33 en uno de los más intensos de la fecha. Y aunque hemos detectado ciertos errores o una sensación de prisa en algunas escenas, la narrativa se crece con cada página. Seguramente, sabiendo que el final está cerca, Kohei no está queriendo alargar demasiado algunos momentos, aunque esta parte de la historia necesitaba calma.

Reseña de My Hero Academia n.º 33: conclusiones

Reseña de My Hero Academia n.º 33 | Un volumen marcado por las grandes escenas
Reseña de My Hero Academia n.º 33 | Un volumen marcado por las grandes escenas

Sea como fuere, hoy día podemos decir que My Hero Academia sigue siendo uno de los shônen más destacados del panorama, tanto por impacto como por momentum. Sin duda alguna, nos encontramos ante los últimos compases de un manga que está haciendo historia y que permanecerá en nuestra memoria durante muchos años como uno de las mejores obras de su década.

Y eso que no estamos valorando el anime, cuyas primeras temporadas todavía llevamos grabadas a fuego en el pecho. Ahora bien, la obra de Horikoshi sigue teniendo un problema bastante concreto que no hemos mencionado tanto como deberíamos. Es más, en muchas ocasiones ha sido una virtud, pero ahora ha perdido fuerza: es imposible que todos sus personajes destaquen.

Aunque en este tomo le ha intentado dar si minuto de gloria a toda la clase, hay demasiados secundarios con potencial que se han quedado muy por detrás de lo esperado. Nos quedamos con la idea de que han disfrutado de sagas concretas donde han despuntado, pero el baile de focos es demasiado variable. Queremos más de ciertos héroes y villanos, pero a estas alturas parece complicado desarrollar demasiado el trasfondo de todos ellos.

Valoración juego - indispensable
  • La trama está en su mejor momento.
  • El salto de estudiante a héroe en muchos personajes ya es completo.
  • La narrativa individual de muchos personajes se están cerrando muy bien.
  • El volumen 33 tiene algunas de las escenas más top del manga.
  • Inevitablemente, algunos personajes se están quedando sin desarrollar.
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
Subscribe
Notify of
guest

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments