Reseña Wind Breaker n.º 6

Estrenamos nuestra reseña de Wind Breaker y su volumen 6, uno de los que mejor muestra la evolución de sus personajes.

0

Siendo sincero, no se me ocurre una mejor manera de celebrar el anuncio de que Wind Breaker tendrá su propio anime que seguir con la reseña de su volumen n.º 6. A fin de cuentas, lo que veremos en su muy esperada adaptación será una recreación de lo que estamos viviendo ahora. Tanto es así que es muy probable que no necesite demasiados episodios para alcanzar los eventos acaecidos en esta sexta entrega.

A título personal, me parece muy bonito. Y no solo como un ávido lector y/o un fan tanto del género como del manga, sino también como analista. Siempre es especial ver cómo una serie a la que le has dedicado tanto tiempo y cariño alcanza nuevas cotas. Es más, estoy convencido de que esta adaptación servirá para que el trabajo de Satoru Nii llegue a más gente, lo cual siempre es algo positivo. Más todavía cuando hablamos de una serie que tiene tanto que ofrecernos.

Sobre todo cuando parece tener tanto potencial. Inicialmente, concebí Wind Breaker como un manga bastante sencillito que, aunque cumplía bien con su premisa, no quería preocuparse demasiado. Por suerte, me equivoqué, y más pronto que tarde me enseñó que podía funcionar como algo más que un manga de artes marciales y peleas de instituto. Que era más que un sucedáneo de Tokyo Revengers y que, en efecto, tenía personalidad propia.

Reseña de Wind Breaker n.º 6 | Portada, sinopsis y edición

Reseña de Wind Breaker n.º 6 | Portada, sinopsis y edición

Haruka Sakura se ha trasladado al instituto Fûrin, donde se encuentran los delincuentes más fuertes. Tras ganarse la confianza de sus compañeros, estos le ascienden a capitán de curso. Sin embargo, sin tiempo para poder asentarse, un giro inesperado de los acontecimientos hace tambalearse la nueva vida de Sakura. Para poder salvar a la amiga de la infancia de su compañero de clase, Sakura y sus compañeros de primer año deben entrar en la fortaleza de la violenta y temida banda KEEL. ¿Serán capaces de defenderse de sus enemigos?

ColecciónWind Breaker vol. 6 de 11 (en publicación)
AutoríaSatoru Nii
GéneroShônen, acción, comedia, vida escolar
FormatoRústica con sobrecubierta
Tamaño y páginas13 x 18 cm con 192 páginas en b/n
MaquetaciónMatsuka-san (Drac Studio)
TraducciónVictor Gomà (Daruma)
Fecha de lanzamiento05/10/2023
ReseñasVolúmenes anteriores

La edición, como viene siendo habitual en Distrito Manga, ha vuelto a destacar por su buena presentación. Más allá de algún corte en determinados bordes físicos, la impresión es de un nivel muy alto. Del mismo modo, está bien maquetada, dispone de una adaptación idiomática muy acertada y, en general, funciona muy bien como producto. El resultado final nos vuelve a dejar con buenas sensaciones, al igual que la historia.

*El manga dispone de una edición en catalán igualmente bien adaptada, con una traducción de gran calidad.

h3

Reseña de Wind Breaker n.º 6
Reseña de Wind Breaker n.º 6 | El grupo se dirige a su nuevo destino para intentar salvar al amigo de uno de sus compañeros.

Por supuesto, la historia sigue teniendo los problemas de siempre. Es decir, que se deja llevar demasiado por el buenismo. Por muy nobles que sean sus actos, seguimos hablando de un pueblo que deja que los estudiantes de un instituto cualesquiera lo resuelvan todo con violencia. Del mismo modo, sigue intentando extender la idea de que la gente puede llegar a entenderse después de intercambiar un puñetazo.

Siendo sincero, es una idea con la que no caso, pues el dolor físico y psicológico que puede sobrevenir tras una paliza… Pues lo siento mucho, no sé qué tienen de bonito. Sea como fuere, entiendo que Wind Breaker sigue siendo una obra de ficción y que, como tal, puede construir los idealismos que prefiera para llevar a buen puerto su trama. Hasta el momento, está funcionando relativamente bien, puesto que usa con bastante acierto tópico tales como los del bandolero justiciero.

Aquí, aunque nuestros protagonistas siempre acaban recurriendo al argumento de un buen puñetazo en la cara lo arregla todo, hay corazón. Mucho corazón. Wind Breaker es una historia con sentimiento en la que un joven incomprendido empieza a expandir sus horizontes. Duramente criticado durante toda su infancia por su aspecto, está asumiendo —de verdad— que no todo el mundo es igual.

La violencia es la respuesta

Reseña de Wind Breaker n.º 6
Reseña de Wind Breaker n.º 6 | Las secuencias de acción siguen teniendo mucho impacto y empiezan a aparecer personajes cada vez más rastreros.

Es más, diría que esta es una de las grandes bazas de un manga que quiere y debe aspirar a más. Lo bueno es que lo está haciendo empleando un recurso que otros muchos mangas descartan: los personajes secundarios. A diferencia de otros tantos autores que lo construyen todo en torno a sus protagonistas, Wind Breaker sabe aprovechar el carisma de sus secundarios y coprotagonistas.

Así es, Wind Breaker está logrando conquistarme poco a poco al ser capaz de concebir una trama en la que más de un personaje es capaz de aportar algo a la trama. Sin duda, esto es un factor tremendamente importante cuando tenemos en cuenta que gran parte de la trama se resume en darse de patadas y puñetazos por esto o aquello. De hecho, todo esto le está permitiendo justificar muchas de sus peleas.

En esta sexta entrega presenciamos un combate grupal a gran escala entre los alumnos de primero del Furin y los integrantes de la KEEL, una banda con muy mala reputación que lo basa todo en el miedo. ¿Y por qué es interesante? Porque Sakura, nuestro protagonista, decide tomar cartas en el asunto después de ver en problemas a uno de sus compañeros. Es decir, está empezando a responder a la confianza y el cariño de los demás con la misma moneda.

Reseña de Wind Breaker n.º 6 | Conclusiones

Reseña de Wind Breaker n.º 6
Reseña de Wind Breaker n.º 6 | Al final todo se resuelve de la manera de siempre: con una pelea.

Esto hace que podamos empatizar tanto con él como con el resto y que los combates tengan más peso. Aunque la saga anterior tuvo su aquel, podríamos decir que la construcción de esta es algo mejor. Y eso que tampoco será especialmente larga. Pese a ello, considero que tiene más empaque. Por lo tanto, y aunque sigue sin ser nada del otro mundo, empiezo a ver el potencial de Wind Breaker de cara al futuro.

Creo fervientemente que puede llegar a ser un manga de peleas muy interesante. Entonces, ¿ahora mismo no lo es? Sí, sí que lo es. Me refiero a que puede alcanzar cotas más altas. Hasta la fecha, Wind Breaker ha ido cumpliendo con buena nota, satisfaciendo nuestras expectativas con una narrativa mayormente entretenida. Pese a ello, pecaba de ser demasiado sencilla y de dejarse llevar demasiado por el buenismo.

Ahora, poco a poco, parece que empezamos a verle las orejas al lobo; no todo el mundo puede salvarse de sí mismo con un puñetazo en la cara ni todos ven el mundo de la misma manera. Por supuesto, hace falta más tiempo, y antagonistas con mucho más peso, para que esto termine de cobrar forma, pero de momento las sensaciones son positivas y me hacen querer ver más del manga.

  • Entretenido, divertido y dinámico.
  • Las peleas son muy visuales y el planteamiento inicial es llamativo.
  • Desarrolla bien los eventos iniciales y la narrativa está bien planteada.
  • El dibujo tiene potencial y los diseños, salvo alguno concreto, son buenos.
  • Está progresando en la construcción de personajes y la narrativa.
  • El buenismo y el ‘todo saldrá bien’ a veces son un poco cargantes.
  • Aún sigue teniendo algunos problemas en la manera de contar la historia.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here