Reseña manga: ‘Dragon Quest: Emblem of Roto’ #6

La primera gran batalla llega a su final

0
Compartir

¡Hola, muy buenas amantes del anime y el manga! Continuamos con Dragon Quest: Emblem of Roto. Cimentadas las bases, el argumento sigue su curso en una vorágine de destrucción sin parangón. Las 240 páginas Planeta Cómic de este sexto tomo ponen fin a la primera gran batalla de nuestros protagonistas dejando tras de si una oleada de tristeza y destrucción. Por otra parte, el formato vuelve a emular el de volúmenes anteriores: 14,8 x 21 cm con páginas en blanco y negro (algunas a color) y presentación rústica sin solapas con sobrecubierta. Asimismo, aviso: esta reseña contendrá spoiler. No podré emular el formato de tomos anteriores, pues de lo contrario me estaría repitiendo una y otra vez.

Dragon Quest: Emblem of Roto #6

Sinopsis

El ejército bestial de Gunon ha lanzado un ataque masivo contra nuestros valientes guerreros. Para la salvación de Arus, alguien se ve obligado a hacer un gran sacrificio, y la lucha se vuelve aún más amarga. El valor mostrado por todos los combatientes sacude profundamente la conciencia de los habitantes de Aliana …

Danza de espadas

Uno de los principales defectos de Dragon Quest: Emblem of Roto es la precaria situación de algunos de sus personajes o la toma de decisiones. Mas concretamente, hablo de nuestro querido Anciano Maestro y Poron. La batalla, ya en su momento álgido, pone contra las cuerdas a nuestros protagonistas. La falta de reservas mágicas les impide lanzar hechizos de curación, lo cual provoca que la situación sea cada vez más y más complicada. Con todo, su valiente esfuerzo se ve recompensado, en la lejanía, con un pueblo que se alza en armas. Una vez el miedo queda atrás, el rey entra en razón y convoca a todos sus guerreros. Las gentes de la ciudad emulan al monarca y, todos juntos, se disponen a luchar.

Entretanto, el Anciano Maestro decide poner fin a su vida con Suicidio Letal al ver que están a punto de caer. Él no sabe que la ayuda viene en camino, así que se sacrifica para traer la destrucción a las filas enemigas. Cómo no, Gunon, Rey de las Bestias, sobrevive. Las cosas se ponen cada vez peor, mas finalmente Poron despierta. Aunque comprendo el porqué, me resulta muy extraño que el Maestro de la Sabiduría sea incapaz de usar sus poderes solo en situaciones a vida o muerte. Sus queridos compañeros monstruosos son asesinados y es entonces cuando, por fin, hace algo. Me ha puesto muy nervioso ver como el muchacho (a fin de cuentas es un niño pequeño, tampoco podemos culparle) era incapaz de activar sus poderes.

La muerte del Anciano Maestro no parece significar nada para él. Y no es así, pero es que el guion quiere demostrarnos que la vida es frágil. El drama es un elemento muy presente dentro de la construcción de la historia, y normalmente encaja de manera muy adecuada. No obstante, en este duelo se ha sentido exageradamente forzada. No tanto la inevitable muerte de los monstruos, quienes no entran en razón pese a las suplicas de los héroes. Acabar con tu enemigo es la inevitable realidad a la que se enfrentarán día tras día, pero… No es que la trama haya flaqueado. Simplemente se ha sentido algo forzada en este sexto tomo.

Consciencia

Dragon Quest Emblem of Roto #6
Dragon Quest Emblem of Roto #6

Derrotado Gunon, inclusive el pueblo es capaz de ver el orgullo de un general monstruoso. Su forma de morir es preciosa. En lo personal, me ha gustado mucho el fehaciente honor del guerrero; se niega a caer incluso en la muerte. Así, su figura queda clavada en el campo de batalla. Nuestros protagonistas se retiran y lloran a sus muertos, y por fin la gente acepta honrar también a un pequeño grupo de monstruos… No os voy a mentir: me destrozó ver como caían en combate por salvar a sus amigos. Eran pequeños y débiles, mas lo dieron todo. Poron pide una oración no solo para los humanos, sino también para ellos; sus amigos responden y todos lloran por sus amigos perdidos.

Giro de los eventos

Dragon Quest Emblem of Roto #6Si algo caracteriza a Dragon Quest: Emblem of Roto es la velocidad y agilidad de sus páginas. No hay momento para el descanso, y el sexto tomo nos regala uno de los giros de guion más peculiares que recuerdo en un manga de tales características. El reino subterráneo, finalmente, ha sido derrotado por los ejércitos de Imajin, pero… ¿Un tercer héroe de Roto? Resulta que Arus no está solo en su batalla, pero no sabemos nada más de esa misteriosa figura. Aparece y demuestra su identidad con una descarga para avisar a los monstruos (¿por qué hace eso?) que han tomado el castillo de su presencia. Confirma que hay un nuevo héroe, revelando no solo sus intenciones de recuperar el territorio, sino de que tienen un nuevo enemigo.

Entretatanto, Arus y su hermano de Roto se encuentran por primera vez. El héroe corrompido por el señor de los monstruos, tras destrozar la inerte figura de Gunon, se encuentra cara a cara con Arus. No me esperaba ninguno de estos dos eventos, y he de decir que estoy deseando saber que pasará. Dudo que cualquiera de los herederos de Roto caiga en lo que se antoja como un combate inminente, mas se vienen momentos muy interesantes. Pese a los fallos del presente volumen, la historia sigue siendo fresca y mantiene ese punto de atractivo que nos hace querer saber más y más.

Conclusiones

Un tomo más flojito que los anteriores a nivel de historia. Con todo, sigue siendo un manga sólido y estable en su conjunto total. La acción ya no tiene freno, por lo que solo podemos esperar tomos cargados de contenido y contenido. Me gusta el cómo la acción se sucede sin freno, pero ofreciendo pequeños momentos de pausa que nos permiten descansar de la tensión y recargar pilas. En resumidas cuentas, y teniendo en cuenta el excelente dibujo de sus autores, un manga que sigue siendo muy notable dentro del espectro del mercado actual. Dragon Quest: Emblem of Roto es un clásico rejuvenecido, y he decir que el paso de los años no le ha sentado precisamente mal.

[Total:0    Promedio:0/5]

Deja un comentario