Reseña de La Liga de la Justicia: El último viaje

¡Os traemos nuestra reseña de La Liga de la Justicia: El último viaje, una historieta autoconclusiva sobre la redención... y la violencia!

0

Un buen día, los Green Lantern solicitaron, una vez más, la ayuda de los héroes más grandes del planeta. En una nueva historia autoconclusiva, DC decidió mostrarnos —una vez más— el otro lado. Porque, en efecto, en nuestra reseña de La Liga de la Justicia: El último viaje descubriremos que la perfección no existe.

Lobo, uno de los mercenarios y criminales más peligrosos de la galaxia, ha sido finalmente capturado. Los Green Lantern, queriendo hacer de él un ejemplo, buscan juzgarlo de manera honesta. Por desgracia, el rencor y los intereses de sus víctimas y contratistas impide que esta sea una tarea sencilla.

Es por esto que deciden recurrir a la Liga de la Justicia y a Chip Zdarsky, autor de esta peculiar historieta. Así pues, junto con el dibujante Miguel Mendonça, Zdarsky intenta ofrecernos un relato de redención, remordimientos y violencia, mucha violencia. ¿Lo consigue? Os lo cuento ya mismo.

Portada, sinopsis y edición

Reseña de La Liga de la Justicia: El último viaje

¿Qué ha sido de la Liga de la Justicia? Los héroes más poderosos de la Tierra fueron amigos y aliados durante años; pero entonces, ocurrió algo que lo echó todo al traste. No obstante, ha llegado el momento de que Superman, Batman, Wonder Woman, Flash y compañía vuelvan a unir fuerzas para… ¡Proteger a Lobo! Planetas Unidos por fin ha arrestado al czarniano para que responda por los delitos que ha cometido, pero no llegará al tribunal si antes lo encuentran sus muchos enemigos.

Chip Zdarsky, guionista de Stillwater y Batman: Leyendas urbanas, nos trae una historia inédita de la Liga de la Justicia en compañía del dibujante Miguel Mendonça. Recopila los números del 1 al 7 de la miniserie original Justice League: Last Ride.

Edición originalJustice League: Last Ride núms. 1-7 USA
Fecha de publicaciónMayo de 2022.
GuionChip Zdarsky.
DibujoMiguel Mendonça.
FormatoCartoné. 168 págs. A color
Precio19,95 €

Un tebeo que destaca especialmente por la relación calidad-precio. Por 20 podemos disponer de un relato autoconclusivo bastante interesante que destaca, especialmente, y una vez más, por su calidad editorial. Como siempre digo, es posible que se me haya pasado algún error ortotipográfico, pero lo cierto es que no he detectado falla alguna en la traducción y adaptación al español.

La impresión también es de calidad, mientras que la maquetación cumple con expectativas. Tapa dura y buen coloreado junto con una edición respetable y una elección de materiales sobradamente adecuada. Vamos, lo de siempre. ECC, de una manera u otra, ya nos tiene malacostumbrados —en el buen sentido— a este tipo de cosas.

Reseña de La Liga de la Justicia: El último viaje

Reseña de La Liga de la Justicia: El último viaje
Reseña de La Liga de la Justicia: El último viaje

La Liga de la Justicia: El último viaje se define como una historia sencilla, divertida y autoconclusiva en la que los héroes más poderosos del universo se reúnen, una vez más, para enfrentar al mal. En esta ocasión, no obstante, su tarea será la de proteger a Lobo, el criminal más buscado de la galaxia. Al fin, Planetas Unidos ha logrado capturarle, por lo que ahora deben preparar y plantear su juicio.

Esto, por desgracia, no termina de convencer a diversos miembros de La Liga de la Justicia. Batman, el más reacio de todos, no duda en exponer las desavenencias y complicaciones de abandonar la Tierra para apoyar a un tercero, mas termina accediendo. Mediante esta primera diatriba, comprobamos que la relación entre el Hombre Murciélago y Superman, por cierto, está bastante tocada.

Amigos y rivales de toda la vida, algo grave les separa. Desconocemos el motivo, siendo este uno de los principales nudos argumentales de un tebeo que se maneja por tiempos. En lugar de ofrecer una continuidad absoluta, La Liga de la Justicia: El último viaje altera los tiempos mediante recuerdos del pasado y pasajes con formato flashback. Esto, lejos de lo que pueda parecer, funciona muy buen, pues el guionista los integra de manera muy eficaz.

Una liga, dos protagonistas

Reseña de La Liga de la Justicia: El último viaje
Reseña de La Liga de la Justicia: El último viaje

Siendo consciente de esto, puedo alabar la calidad narrativa de un tebeo que, en realidad, no busca ser demasiado complejo. Este, en cierto modo, sería uno de sus grandes defectos: no termina de sorprender. Si bien es cierto que logra mantener el misterio durante gran parte de la trama, no ofrece un relato especialmente llamativo. No obstante, esto no siempre es necesario, y Zdarsky lo sabe perfectamente.

La suya es una historia entretenida y sin grandes pretensiones que construye muy bien la dicotomía entre sus dos personajes principales: Superman y Batman. Así pues, aunque el tebeo tenga el nombre de La Liga de la Justicia, la realidad es que Wonder Woman, Flash, etc. apenas tienen relevancia en el entramado general. Su puesta en escena corresponde más al apoyo moral y táctico de sus integrantes, así como por su potencial de combate.

Desde una u otra perspectiva, el resto de miembros de La Liga aconsejan, reprenden y/o conversan con los dos héroes. Hacen las veces de intermediarios, permitiendo —de esta manera— que la narrativa fluya sin grandes inconvenientes. En ese sentido, Zdarsky hace un gran trabajo, aunque nunca es grato ver relegado al resto del equipo a un segundo plano.

Un guion bien dirigido

Reseña de La Liga de la Justicia: El último viaje

Por eso no puedo decir que sea una obra maestra, aunque tampoco es un despropósito. Más bien todo lo contrario. Sabiendo cuáles son sus fortalezas, La Liga de la Justicia: El último viaje se construye como un tebeo notable en donde la acción está muy bien dirigida. La narrativa, por su parte, es engrandece ante el gran ritmo del autor. En ese sentido, no podemos quejarnos de la lectura, pues es amena y entretenida.

Sobre todo porque nos ofrece, una vez más, ese otro lado de Superman. El Hombre de Acero, acostumbrado a la perfección, sufre por culpa de sus errores; teme y siente no ser suficiente, pues no puede estar en todas partes al mismo tiempo. Por su parte, Batman adolece de su propio pragmatismo. Tomar decisiones nunca es fácil, y casi siempre es él quien debe tomarlas.

Su genio táctico, su astucia y su inteligencia le juegan, de cuando en cuando, una mala pasada, pues debe apagar el interruptor de sus sentimientos para hacer lo que se debe hacer. Esto le termina persiguiendo, siendo uno de los males que le afectan durante La Liga de la Justicia: El último viaje.

La comunión entre artista y dibujante

Reseña de La Liga de la Justicia: El último viaje
Reseña de La Liga de la Justicia: El último viaje

Para ir terminando, puedo deciros que el arranque es bueno, el nudo es interesante y el desenlace cumple con lo prometido. Lo bueno de que Zdarsky mida bien sus pretensiones y no busque revolucionar el género es que sabe, perfectamente, qué puede y qué no puede hacer. No obstante, nada de esto serviría posible sin Miguel Mendonça. El artista principal sorprende con un estilo bien definido y muy sobresaliente.

Integra muy bien las ideas del guionista infundiendo su propio estilo, pero sin desbarajustar la comunión entre arte e historia. Se adapta a las circunstancias, dinamiza las secuencias de acción y enfatiza las expresiones faciales de sus personajes con gran acierto. Sin duda, es uno de los mejores aspectos del cómic. Sin ser uno de los dibujantes más destacados del mundo DC, Mendonça cumple las expectativas de manera sobrada.

  • El dibujo.
  • La dualidad Superman-Batman.
  • El ritmo.
  • Los diálogos.
  • El entramado político que subyace detrás de la trama.
  • No sorprende del todo.
  • Utilizan escenarios que ya hemos visto anteriormente.
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here