Reseña de Capitán Tsubasa n.º 10 | El renacimiento de la catapulta infernal

¡Ya está disponible nuestra reseña de Capitán Tsubasa n.10! Alcanzamos el ecuador de la serie y nos acercamos al final del último torneo de secundaria.

0

Han pasado dos años desde que comenzó mi aventura con la nueva edición de los magos del balón. Todo empezó en septiembre de 2020 y hoy, poco más de dos años después, os estoy introduciendo mi reseña de Capitán Tsubasa n.º 10. Se me hace raro, la verdad, sobre todo teniendo en cuenta que todavía quedan 11 tomos más.

Es algo que, de una manera u otra, me genera un sentimiento bastante contradictorio en el que mi niño interior se pelea día sí, noche también, con la persona que sigue envejeciendo. Es más, es un sentimiento todavía más extraño cuando tengo en cuenta que estoy releyendo un manga de mi infancia desde una perspectiva mucho más adulta, pero intentando enfatizar el enfoque juvenil que requiere.

Todo esto tendría menos sentido si no me plantease cada tomo como un producto que, además de disfrutar a título personal, debo presentaros a vosotros. Aun con esas, seguiría teniendo sentimientos encontrados, pues remueve lo más hondo que hay en mí. Cuando me siento a leer, recuerdo aquellos «oh, ah, oh, ah, oh, ah, oh» como si fuese ayer.

Esto solo lo consiguen unas pocas series. Capitán Tsubasa es una de ellas. Es algo que permanece en nuestra memoria. Lo guardamos con mucho cariño. Esto no pasa con, por ejemplo, Dragon Ball u One Piece, puesto que ambas siguen activas. Por eso soy de los que piensa que series como Capitán Tsubasa tienen algo único y siempre lo tendrán.

Reseña de Capitán Tsubasa n.º 10

Reseña de Capitán Tsubasa n.º 10
Reseña de Capitán Tsubasa n.º 10

Pese a sus defectos, más que evidentes, tiene un «algo» que no se puede medir en palabras. Es puro sentimiento. Es nostalgia en forma de libro y Cola cao (o Nesquik) caliente a primera hora de la mañana. Con el paso del tiempo, esto se ha ido reforzando, mas esta peculiaridad tampoco nos impide ver qué es lo bueno y qué es lo malo que tiene la serie.

Llegados a este punto, puedo afirmar sin miedo a equivocarme que Capitán Tsubasa ya ha asentado las bases que le hicieron grande, pero también los errores que tanto se han caricaturizado con el paso del tiempo. A su favor, la interesante dinámica entre partidos, el gran ritmo de la historia principal y la revalorización de los valores propios del spokon.

Por el lado contrario, destacan otros puntos de manera no tan positiva, como la extraña proporción física de sus personajes o las sobrenaturales capacidades de los jugadores. Porque, en efecto, a partir de este tomo se empieza a desechar el concepto tradicional de fútbol de manera todavía más imponente, pero de esto os hablaré un poco más tarde. Primero, los datos editoriales.

Portada, sinopsis y edición

Reseña de Capitán Tsubasa n.º 10

¡El regreso de los Campeones!

Por fin llega el día de la inauguración del Campeonato Nacional de Fútbol de Secundaria. Tras superar satisfactoriamente los dos primeros partidos, el Nankatsu debe enfrentarse en la tercera ronda al Hanawa del fútbol milagroso. ¡La espectácular catapulta infernaal, la nueva técnica arérea de los hermanos Tachibana, amenaza la portería del Nankatsu!

Fecha de publicación14 de septiembre de 2022.
Formato12,8 x 18 cm.
TintaIntegradas en b/n. (344 páginas).
PresentaciónRústica sin solapas con s/cub.
FrecuenciaBimestral.
Precio12,95 €.

Una vez más, Planeta Cómic ha hecho un buen trabajo tanto con la edición, destacando ampliamente el trabajo de traducción e impresión. La editorial, respondiendo a las peculiaridades del mercado y la crisis de papel con la etiqueta de «experiencia», ha vuelto a traer un buen producto que cumple con todos los estándares de calidad esperados.

Más magos del balón que nunca

Reseña de Capitán Tsubasa n.º 10
Reseña de Capitán Tsubasa n.º 10

Ahora sí, una vez hecho el inciso de las cualidades del tomo, quiero hablaros, una vez más, de Capitán Tsubasa n.º 10. Y hablar de este volumen es hablar de aquello que hizo de la serie algo único: las técnicas especiales. Si bien es cierto que durante los nueve primeros tomos hemos podido disfrutar de algunos movimientos muy únicos, en esta décima entrega estos comienzan a ser ya una dinámica habitual.

Así pues, durante algunos de los encuentros más destacados, volvemos a ser testigos de la todopoderosa catapulta infernal, una de las técnicas futbolísticas más potentes, divertidas y aclamadas de la historia. Y si bien es cierto que esta la conocimos por primera vez en el tomo tres, en esta ocasión tiene todavía más relevancia, puesto que ha subido de nivel. Además, los jugadores intentan responder subiéndose, por ejemplo, al poste superior de la portería. Sin más, una auténtica locura que, aunque suene a disparate, tiene cierto grado de emoción.

Cuando éramos niños era lo más brutal del mundo. Ahora que somos adultos, vemos las fisuras obvias que tiene este plan y/o cualquier otro del estilo. No obstante, lo dejamos pasar por el bien de la lectura, aceptando que Capitán Tsubasa es un manga de deporte realista en donde los límites físicos de los seres humanos no responden a lo que llamamos lógica. Aceptando eso, el viaje es una verdadera maravilla.

Reseña de Capitán Tsubasa n.º 10 | La fuerza de los valores

Reseña de Capitán Tsubasa n.º 10
Reseña de Capitán Tsubasa n.º 10

Además, durante la lectura se le da un mayor valor a la integridad física de los jugadores. Las lesiones, al aumentar la intensidad del juego, se convierten en un problema algo más constante, desajustando los planes de varios equipos y agregando una capa de tensión adicional al devenir de los eventos. Asimismo, como casi todos los partidos se suceden de forma tan inmediata, no desconectadas de esta realidad.

No entiendes por qué todo va tan al grano, pero al mismo tiempo agradeces que las tramas y subtramas de cada partido y torneo se resuelvan en pocos episodios. De esta manera, el autor evita alargar excesivamente la carga más dramática de la historia y se recrea en la acción pura y dura. A cambio, como es lógico, sacrifica la coherencia narrativa y el desarrollo escalonado de sus personajes.

En líneas generales, aprecio todavía más esta reedición de Planeta Cómic, puesto que me está permitiendo redescubrir el que fue uno de los mangas más significativos de mi infancia. Desde una perspectiva netamente subjetiva, me parece una obra indispensable en la estantería de cualquier nostálgico. Por otro lado, considero que es una lectura interesante para los más peques de la casa. Aunque tenga sus problemas, sigue transmitiendo valores muy importantes: compañerismo, ambición (sana), deportividad, amistad…

  • Es pura nostalgia.
  • El dibujo progresa adecuadamente, aunque solo en algunos sentidos.
  • Sigue siendo un buen spokon.
  • Tiene un gran valor coleccionista.
  • Algunos secundarios comienzan a tener más valor.
  • Ha envejecido algo peor de lo que nos gustaría reconocer.
  • La morfología humana no es el fuerte del autor; las proporciones empiezan a fallar.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
Subscribe
Notify of
guest

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments