Reseña de Batman: El Impostor

Os traemos nuestra reseña de Batman: El Impostor, una interesante historia alternativa que explora la psicología de Wayne y Batman

0

Por suerte, y desde hace un par de años, estamos pudiendo disfrutar de algunas de las mejores historias alternativas de Batman. De una u otra forma, la línea editorial de DC lleva mucho tiempo ofreciéndonos un amplio abanico de posibilidades, variando la base y el espectro del Caballero Oscuro mediante cambios mayormente significativos. En nuestra reseña de Batman: El Impostor exploraremos una de esas opciones.

Portada, sinopsis y edición

Reseña de Batman: El Impostor
Un falso Batman acecha en Gotham City...

La misión de Bruce Wayne como el Hombre Murciélago lleva muy poco tiempo en marcha, pero él ya tiene claro que está sirviendo de algo. Por desgracia, se ha ganado enemigos tremendamente poderosos. La élite financiera tradicional de Gotham se muestra hostil ante lo imprevisible que Batman ha traído a la ciudad... y al parecer entre sus integrantes alguien dispone de un plan para neutralizar al justiciero.

Hay un segundo Batman acechando en las azoteas y los callejones... y este no tiene ningún problema en asesinar criminales, según puede observarse en las grabaciones de cámaras cercanas. Con toda la fuerza del Departamento de Policía de Gotham City en su contra, añadida a la de los más ricos e influyentes de la localidad, Batman debe encontrar al impostor y limpiar su nombre de algún modo... pero ¿cómo puedes demostrar tu inocencia si llevas máscara?

El director y guionista cinematográfico Mattson Tomlin, artífice de Proyecto Power y Pequeño pez, se ha unido a Andrea Sorrentino, dibujante galardonado con un Eisner cuyos puntos fuertes son el suspense y el terror —como demostró en Joker: Sonrisa asesina y Gideon Falls—, para crear una versión completamente nueva de Gotham City, impregnada de realismo sucio, donde cada puñetazo deja atrás una fractura ósea y cada acto acarrea consecuencias... ¡que sobrepasan con creces incluso la imaginación de Batman!

Este volumen recopila íntegramente la serie limitada Batman: The Imposter, compuesta por tres entregas en su edición original. 
Edición originalBatman: The imposter núms. 1-3 USA
Fecha de publicaciónFeberero de 2022
GuionMattson Tomlin
DibujoAndrea Sorrentino
FormatoCartoné, 168 págs. A color.
Precio19,95 €

Os vais a cansar de mí, porque siempre os digo lo mismo de ECC, pero es que la fuerza de la costumbre hace que, a veces, nos repitamos. Sobre todo cuando hablamos de calidad editorial e impresión. En ese sentido, la empresa casi siempre hace un trabajo notable. Al menos así ha sido con las obras que reseñado a lo largo del tiempo.

En esta ocasión, más allá de un par de bocadillos de diálogo en los que se han juntado un par de palabras, no ha sido diferente. Los casi 20 € que cuesta Batman: El Impostor se justifican con una edición estupenda y un tebeo todavía mejor en donde exploraremos el lado oscuro de nuestro antihéroe preferido.

Reseña de Batman: El Impostor | La realidad nunca es lo que parece

Reseña Batman: El Impostor

Dura. Directa. Incierta. Sombría. Dolorosa. Así es Batman: El Impostor, una historia alternativa en la que Bruce Wayne se ha perdido por completo en Batman, su alter-ego justiciero. En completa soledad, el antihéroe de la noche se enfrenta a un crimen que no cometió y a un impostor que asesina gente en su nombre, aunque nadie sabe por qué. Así arranca nuestra historia. Con un Batman venido a menos, carcomido por las dudas, y descubierto en plena acción.

Herido de gravedad, aterriza en la consulta de la psicológica que le atendió cuando era poco más que un crío. Ira y rabia. Así le describió. Bruce Wayne era un joven corrompido por el odio, abandonado por todos. En esta historia ni siquiera Alfred está de su lado; dimite, pues lo detesta. El origen de Bruce se reescribe: es enviado a un colegio militar con 11 años, y allí se termina de romper.

Este Batman es frío y manipulador. Hace lo que tiene que hacer; el fin justifica los medios. Da igual cuál sea la misión o el objetivo. Solo tiene una regla: no matar. No le da vueltas a nada. Es un justiciero. Así es hasta que se reencuentra con ella. Su terapeuta le obliga a visitarla todas las noches antes del amanecer si no quiere que su identidad sea descubierta.

Una historia sobre terapia e introspección personal

Reseña Batman: El Impostor
Reseña Batman: El Impostor

Y mediante este sistema, a modo de terapia, Mattson Tomlin nos presenta el día a día de Batman mientras intenta impartir justicia. Sin Gordon de su lado —despedido y defenestrado—, está más solo que nunca. Por eso no deja de investigar. Por eso, a cada día que pasa, va a peor. Leslie, su psicóloga, intenta ayudarle. Vanamente, trata de rescatar a Bruce Wayne de la cárcel de Batman, pero se enfrenta a una diatriba sin respuesta.

Ella cree en él. Cree en el hombre detrás de la máscara, pero no es la única. Mientras la trama se desarrolla, la brillante detective Wong se inmiscuye en la vida del Hombre Murciélago, tratando de descubrir su identidad al tiempo en que resuelve los asesinatos de Batman… O más bien de su impostor.

Y con esta premisa, Mattson nos captura de principio a fin. Su estilo es crudo e inhóspito, tal como Gotham. Porque aquí no hay blancos. Solo grises. Y rojo. Mucho rojo. La sangre inunda las calles de la ciudad mientras el justiciero sigue buscando respuestas, tanto para el crimen como para sí mismo. Y mientras, se redescubre a sí mismo y al hombre que lleva dentro. Amor. Amistad. Confianza. Deseos. Bruce es una vorágine de sentimientos corruptos que no tienen salida.

Bruce Wayne es Batmann, pero Batman no es Bruce Wayne

Reseña Batman: El Impostor

Batman le ha consumido… Y lo sabe. Por eso mismo me ha gustado tanto este cómic. Primero, porque es independiente y funciona perfectamente conozcas o no la historia del Caballero Oscuro. Segundo, porque explora el lado más siniestro de su hogar mientras le golpea duramente; la psicología del personaje, así como la introspección del mismo, juegan un papel fundamental. Por si fuera poco, el cómic nos regala un ritmo narrativo trepidante y muy potente.

Todo acompañado de un dibujo lóbrego y desfigurado. Aquí no hay grandes definiciones; el trazo es errático, confuso y obtuso. Funciona. Andrea Sorrentino le da a El Impostor justo lo que necesita para funcionar como relato de misterio, investigación y crimen. Son uña y carne, tanto para lo bueno como para lo malo. Así funciona, y lo hace muy bien. Porque la lectura es dinámica y directa, pero con matices. Hay pequeños giros de guion y nudos, así como desenlaces muy interesantes.

Un tebeo con un arte muy interesante

Reseña Batman: El Impostor
Reseña Batman: El Impostor

Lo único malo es que, por momentos, ese mismo dibujo se hace repetitivo. Apenas hay dinamismo corporal y, en general, los planos son muy estáticos. Se recrea en la decadencia de Gotham, pero apuesta por el paroxismo como arma narrativa. Convence, pero se pasa un poco de rosca cuando desdibuja los rostros de sus personajes. Sin más, es complicado empatizar con ella, aunque nos encanta la forma en que ella y Jordie Bellaire juegan con la paleta de colores.

Por desgracia, sucede algo parecido con el argumento. Es interesante, sí. También muy entretenido. Es cierto. Por desgracia, no explora del todo su propio universo. Es demasiado parco y su extensión no es la más adecuada; le faltan unas cuantas decenas de páginas para terminar de desarrollarse completamente.

Reseña de Batman: El Impostor | Conclusiones

Reseña Batman: El Impostor
Reseña Batman: El Impostor

Aun con sus defectos, me ha gustado mucho el carácter realista de Batman: El Impostor. Tomlin, Sorrentino y Bellaire intentan hacer algo diferente, y lo consiguen. Su historia es atractiva y nos ofrece un precioso juego de luces y sombras entre la moralidad y la justicia. Arranca con buen pie, continúa con el mismo tino y cierra de manera algo precipitada. Ese es su fallo. Necesita algo más de densidad, aunque aun con esas logra construirse como un tebeo bastante notable.

Sobre todo, porque es distinto. Ya lo he dicho. Es una historia cruda y corrupta mediante una Gotham sucia gracias a ese arte desfigurado, pero realmente atractivo. En lo personal, me tienen. Me encantaría ver cómo sigue, pues tiene un potencial tremendo. Posiblemente, no guste a los lectores menos avezados, pero tiene un «algo» único. Respira vida propia. Posee alma.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here