Reseña de ‘Batman: Condenado – Edición Deluxe limitada en b/n’

¿Quién ha dicho que el mundo no es en blanco y negro? ¡Porque os traemos nuestra reseña de Batman: Condenado edición Deluxe Blanco y Negro!

0

Batman es la viva imagen de las diatribas morales que nos ofrece la vida a lo largo y ancho de nuestra existencia. Carcomido por la oscuridad, pervive en un mundo de luces y sombras… ¿Qué es lo que está bien y qué es lo que está mal? Continuamente, el Caballero Oscuro nos hace preguntarnos si es un héroe de verdad. Con el paso del tiempo hemos presenciado todo tipo de historias, aunque muy pocas se acercan al peculiar estilo de Batman: Condenado.

Escrita por Brian Azzarrello e ilustrada por Lee Bermejo —uno de mis artistas preferidos— Batman: condenado se construye en una continuidad alternativa a la del universo DC tradicional. A fin de cuentas Joker ha muerto y Batman es el principal sospechoso. Buscando descubrir la verdad, le pide ayuda a John Constantine, quien a su vez hará las veces de narrador ¿omnisciente? y de hilo conductor.

Lo hace a través de una historieta dividida en tres historias de unas 50-60 páginas —cada una— aproximadamente. En nuestro caso, por cierto, se trata de una reseña muy especial, pues no se trata de una edición normal. No, más bien todo lo contrario. Gracias a ECC hemos podido tener acceso a Batman: Condenado – Edición Deluxe en Blanco y Negro.

Batman: Condenado – Edición Deluxe en Blanco y Negro

Batman: Condenado Edición Deluxe en Blanco y Negro

Batman: Condenado – Edición Deluxe limitada en b/n es una edición de coleccionista que gustará a los más fervientes admiradores del Hombre Murciélago. Completamente bruñida en el sempiterno encanto del blanco y negro, juega con una preciosa escala de grises que nos hace soñar con la época dorada del thriller y el suspense. Con gran acierto, la editorial nos regala una experiencia visual al más puro estilo años ochenta que encantará a los nostálgicos… y a los fanes de los mafiosos armados con puros y copas de bourbon. Porque trasmite eso: nostalgia y antigüedad. Por un segundo, inclusive, he creído que sonaba un tocadiscos en casa.

Porque la edición, bastante económica si tenemos en cuenta sus características, es muy buena. Sus 23€ son un gasto más que justificado si eres de esas personas a las que les gusta coleccionar algo diferente. La inversión merece todavía más la pena si tenemos en cuenta quien es el dibujante; da igual que la historia sea mala —que no es el caso—, ya que Lee Bermejo siempre nos alegra las mañanas. Volviendo al tema que nos acontece, este Batman: Condenado – Edición Deluxe en Blanco y Negro nos trae los tres capítulos de la serie alternativa a través de un libreto de 160 páginas protegidas por una cubierta en formato cartoné.

Sinopsis

Joker está muerto. No hay ninguna duda sobre eso. Pero continúa siendo un misterio si Batman fue quien rompió su frágil cuello o si lo hizo alguna fuerza siniestra más de las que habitan Gotham City. El problema es que Batman no puede recordar nada… y cuanto más se adentra en este laberíntico caso, más empieza su mente a dudar de todo lo que descubre. De modo que, con la ayuda de John Constantine, el Hombre Murciélago investigará los peores rincones de Gotham para intentar averiguar quién mató al Joker.

Brian Azzarello y Lee Bermejo (Joker, Luthor o Antes de Watchmen: Rorschach) retomaron su fructífera colaboración en Batman: Condenado, miniserie de tres entregas ahora presentada a través de una edición limitada en blanco y negro preparada con la colaboración del propio Bermejo, que arroja una mirada diferente al trabajo de uno de los dibujantes más talentosos del cómic contemporáneo.

Batman: Condenado – Edición Deluxe en Blanco y Negro

Batman: Condenado Edición Deluxe en Blanco y Negro

Habiendo dejado claro que la edición deluxe en blanco y negro merece muchísimo la pena, quiero contaros qué me ha parecido este Batman: Condenado. Empecemos, pues, definiéndolo como un thriller de misterio sobrenatural. Funciona, en cierto modo, como una suerte de secuela del Joker de Azzarello y Bermejo, aunque esto último (en realidad) me lo han contado unos amigos. ¿Es necesario haber leído algo antes? Pues yo diría que no, porque yo no lo he hecho y me he enterado bastante bien de todo… dentro de lo que cabe.

Batman: Condenado es una de esas historietas confusas que no aclaran nada hasta el mismísimo final, y a vece ni eso. En cierto modo es una especie de relato onírico que deja muchas incógnitas en el aire y juega, constantemente, con los conceptos de la vida y la muerte. Constantine, nuestro fiel escudero y narrador, va dejando recaditos en forma de frases grandilocuentes y profundas que pretenden aportar claridad, pero que en realidad solo nos confunden aún más. Porque Condenado es, en efecto, una obra muy confusa en la que nada está del todo claro.

Partimos de la premisa de que Batman se enfrenta a una nueva crisis de identidad, pues ni él mismo sabe si ha matado o no al Joker. Lo único cierto es que su cadáver ha aparecido flotando en el río y que Batman es el principal sospechoso. Herido física y mentalmente, el Caballero Oscuro investigará al respecto. Por desgracia, sus viejas fuentes no son del todo confiables en este caso, así que terminará recurriendo a los consejos de un John Constantine bastante evasivo.

Un viaje de lo más extraño

Batman: Condenado Edición Deluxe en Blanco y Negro

Diría que una de las mayores pegas del cómic es, precisamente, ese juego de evasivas y misterios. Interesante por su propio peso, Batman: Condenado es demasiado confuso por momentos. Sin dejar de ser bastante interesante por los conceptos que maneja y las facetas que expresa de su protagonista, el ritmo narrativo es confuso y atropellado. Por momentos el libreto avanza demasiado lento… o demasiado deprisa. Nosotros hemos tenido suerte de leer las tres entregas seguidas, pues de otra forma creo saber que habría sido un verdadero caos.

No por nada, el hilo conductor se pierde en numerosas ocasiones; nos abemos si Batman sabe qué es el culpable, si sospecha de alguien o si, por algún motivo, la extraña niña que aparece al principio de sus recuerdos es quién lo ha orquestado todo. Sí, hablemos de la niña. ¿Quién es? Algunos la reconocerán, pero su presencia es… extraña. Aparte, Azzarello no acierta al modificar el pasado del Hombre Murciélago exponiendo la maltrecha —rota, en realidad— relación de los padres del héroe oscuro. Es más, presenciamos algunas escenas que no encajan del todo con la personalidad del enmascarado. Hay cosas raras.

Con todo esto no quiero decir que sea un mal relato. Batman: Condenado es, ante todo, un cómic muy llamativo e interesante. Refrescante a su modo, nos permite redescubrir al personaje mediante una narrativa y un enfoque general poco habituales en él. Es más, todo esto es gracias a su colaboración con Constantine. Asimismo, los personajes están muy bien construidos, tanto en su personalidad como en los diálogos. Las conversaciones son bastante buenas y el pulso entre ficción y realismo es tan ajustado que hasta nos creemos lo que está pasando.

De la misma forma, Bermejo hace lo mismo de siempre: seguir sorprendiéndonos con su detallado estilo hiperrealista. Curiosamente, suelen ser los demás quienes se adaptan a él, pero en esta ocasión ha sido todo lo contrario. Lee —se nota que han trabajado juntos antes— se deja llevar por el guion de Azzarello y nos regala un dibujo muy realista, pero también grotesco. Su pincel, una vez más, se recrea en los detalles, pero esta vez desde un enfoque mucho más siniestro y oscuro. Y eso nos ha encantado.

Conclusiones

Batman: Condenado – Edición Deluxe en Blanco y Negro falla en diversos aspectos relacionados con la narrativa —es confuso y el ritmo da algún que otro vuelco no muy bien llevado—, pero es bastante entretenido. El dibujo de Bermejo vuelve a ser uno de los grandes atractivos de DC. En esta ocasión, el artista se deja llevar por su guionista, quien demuestra buenas maneras al construir a su elenco. Además, logra mantenernos con la curiosidad en todo momento. No es el mejor trabajo de ninguno de los dos, pero cumple con lo esperado. Bueno, y que el blanco y negro le sienta de maravilla. De eso que no quepa ninguna duda.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here