Primeras impresiones de V Rising y su early acces

Os traemos nuestras primeras impresiones de V Rising y su early acces, una joya con el potencial para conquistar la industria.

0

V Rising podría ser uno de los videojuegos más destacados de todo 2022 y uno de los títulos más sobresalientes del año. Así de directo soy con mis primeras impresiones de V Rising, el nuevo juego de Stunlock Studios. No importa que todavía esté en acceso anticipado o que lleve poco más de 24 horas junto a nosotros. La experiencia de supervivencia, gestión de recursos, creación de castillos y vampiros del estudio sueco es una maldita maravilla y, aunque todavía tiene muchas cosas que mejorar, tiene una pinta increíble.

Tanto es así que durante la jornada del miércoles no pude despegarme de la pantalla… Junto con un amigo, me sumergí tanto en la experiencia que perdí la noción del tiempo. Y esta, señoras y señores, es la mejor review que puedo ofreceros; no hay mayor conclusión que la de un vicio solamente interrumpido para ir al baño, estirar un poco las piernas o ir a comer. Y a veces, ni eso, porque V Rising me conquistó de la misma forma en la que yo acabé dominando a los tediosos humanos que se interpusieron en mi camino.

Primeras impresiones de V Rising y su early acces

Primeras impresiones de V Rising y su early acces
Primeras impresiones de V Rising y su early acces | Ventana de creación de personajes.

De buenas a primeras, V Rising intenta abarcar demasiadas cosas. Lo curioso es que, a diferencia de muchas otras experiencias de la industria, sí que logra hacerlo bien. Así pues, y aunque todavía debe mejorar diversos aspectos tales como el apartado gráfico o el rendimiento —se nota mucho que es un acceso anticipado—, tiene muy buena pinta. Para variar, destacaré el punto más negativo que he creído encontrar: las texturas. Si bien es cierto que su perspectiva isométrica favorece en gran medida su buena dirección artística, los picos de sierra han sido una constante.

Sobre todo cuando hablamos de nuestro personaje y/o de las criaturas diseñadas por nuestros amigos. Curiosamente, esto no se nota tanto una vez nos hemos sumergido de lleno en la experiencia, aunque debemos tenerlo en cuenta. De la misma manera, y aunque casi todo el videojuego está traducido al español, hay diversas secciones del menú que se han quedado sin localizar. Así pues, mientras exploráis sus diferentes opciones, es posible que os encontréis con varias frases en inglés.

Para terminar, y este es el otro aspecto que considero que deben mejorar, hay ciertas narrativas que requieren de un tutorial algo más extenso. Por ejemplo, la creación de canales privados (los cuales alojaremos a través de nuestro propio ordenador), la gestión de servidores, etc., así como algunas mecánicas de crafteo, creación de objetos y evolución, disponen de explicaciones demasiado parcas. En algunos casos, inclusive, ni siquiera existen. Por lo demás, V Rising me ha encantado. Tanto es así que ya os aviso de una cosa: no pienso parar de jugar.

La variabilidad entre servidores es uno de sus puntos fuertes

Ahora sí, vamos al meollo de la cuestión. Una vez iniciamos nuestra partida en V Rising, dispondremos de varias opciones. Así pues, podremos elegir entre uno de los servidores oficiales del estudio, un canal privado alojado por nosotros mismos y/o el alquiler-diseño de un servidor que nosotros mismos podremos pagar. Cada uno tiene sus pros y sus contras, aunque todos tienen el mismo eje: distinción entre servidores PvP y PvE.

En algunos casos, sobre todo en los servidores gestionados por nosotros mismos, podremos modificar la influencia del entorno (la luz del Sol nos hace daño, por ejemplo), la dificultad, etc. En otros tantos podremos modificar el tamaño de los gremios —en los servidores oficiales son de 4 personas—, por ejemplo, así que podemos destacar, en el buen sentido, su elevado grado de personalización. Dicho esto, y una vez hemos elegido el servidor, toca crearnos a nuestro primer personaje, teniendo siempre en cuenta que podemos tener más de uno en distintos servidores.

Sobre el creador de personajes, es bastante escueto. No hay demasiadas opciones de personalización, aunque los DLC de pago ya disponibles nos brindan algunas variantes más. Sea como fuere, no es la herramienta más destacada de V Rising. Por el momento, simplemente cumple con los estándares mínimos de calidad para ofrecernos cierto grado de personalización en nuestra experiencia. Podremos, por lo tanto, modificar el color de piel, elegir entre uno de sus varios estilos, escoger alguna de las caras predefinidas, etc.

Primeras impresiones de V Rising: el renacer de Drácula

Primeras impresiones de V Rising y su early acces
Primeras impresiones de V Rising y su early acces | Muestra del inventario, con las estadísticas, y un castillo en producción

Una vez hemos diseñado a nuestro primer personaje, despertaremos en una cripta. A grandes rasgos, la historia nos presenta un mundo en guerra. Otrora, los humanos desterraron del mundo a los vampiros, pero hemos regresado. Nuestro objetivo será rehacer nuestros dominios, esclavizar a cuantos humanos podamos, crear nuestro propio castillo y derrotar (o no, según el servidor) a los vampiros rivales. En resumidas cuentas, destrucción y expansión.

Mediante una serie de tutoriales incrustados como misiones con objetivos muy concretos, iremos aprendiendo cómo funciona el mundo. Si bien es cierto que está bien diseñado, algunas explicaciones son demasiado nimias. Sobre todo aquellas que están relacionadas con la obtención de recursos más complicados; no es especialmente intuitivo, pero se puede sobrellevar de muy buena manera.

No obstante, esto no nos impide disfrutar de un videojuego tremendamente bien construido cuyos principales defectos —aún tiene algunos problemas de rendimiento— están perfectamente justificados por su concepto de early acces. Más allá de eso, la primera impresión ha sido extremadamente positiva.

Un mundo hostil

Primeras impresiones de V Rising y su early acces
Primeras impresiones de V Rising y su early acces | Muestra de nuestro personaje cogiendo recursos en la zona inicial

Desde nuestra experiencia, nos encontraremos con un mundo abierto repleto de enemigos y materiales. En líneas generales, hay toneladas de contenido, distinguiendo entre no menos de 30 jefes especiales con sus propias zonas de respawn, poderes, recursos, etc. V Rising tiene muchísimas cosas que ofrecer, así que empezaremos por el principio: el combate y el crafteo.

Siendo parco en palabras, nos encontramos con un juego de acción en tiempo real con ligeras mecánicas de hack and slash en el que tendremos que enfrentarnos a diversos enemigos utilizando las armas de las que dispongamos, así como de nuestras habilidades especiales. Tendremos una barra de vida que podremos ir reponiendo empleando sangre, aunque esta última será un recurso que tengamos que ir obteniendo a través de nuestras víctimas.

Esto último es muy interesante, pues según quién o qué haya sido nuestro objetivo, podremos obtener sangre de un tipo u otro, desbloqueando diferentes parámetros y mejoras. Aparte, también tendremos habilidades especiales. Al principio serán muy pocas, pero conforme vayamos derrotando y chupándole la sangre a estos bosses especiales, pues desbloquearemos más.

Crafteo, farmeo y construcción

Primeras impresiones de V Rising y su early acces
Primeras impresiones de V Rising y su early acces | Vista del modo construcción

Sabiendo esto, podemos afirmar que el combate es, poco a poco, bastante interesante. Siendo fiel a la verdad, no es el más puntero del mercado, pero tiene el atractivo suficiente como para ser llamado divertido. Sobre todo si jugamos con algún amigo, destacando muchísimo la importancia de la cooperación. Es más, diría que V Rising es un juego excepcionalmente notable si jugamos con nuestro grupo habitual o con un gremio mediante aplicaciones de voz.

El factor multijugador es uno de sus puntos fuertes, aunque no el único. De hecho, diríamos que la recolección de recursos, la construcción de piezas de equipo, la mejora de armas y armaduras, así como el diseño de nuestro propio bastión vampiro, son el eje principal del videojuego. Ya os lo advierto: V Rising tiene el don de robarnos decenas de horas de nuestra vida mientras picamos piedra, talamos árboles y asesinamos enemigos para obtener nuevos recursos con los que construir y mejorar nuestro castillo.

Porque, en efecto, podremos tener nuestra propia fortaleza (de varios pisos) con sus respectivos tronos, ataúdes, sirvientes humanos a los que hemos dominado, etc. El sistema, todo sea dicho, funciona excepcionalmente bien. Es muy satisfactorio, ya que nos permite reedificar casi cualquier zona, mover paredes y objetos de forma indiscriminada, alterar la decoración, etc. a nuestro total antojo.

Eso sí, tendrá ciertos límites, pues para expandir nuestro territorio tendremos que alimentar y expandir el Corazón del Castillo, una suerte de núcleo que limita nuestras fronteras (podremos expandirlas al subirlo de nivel) mientras mantiene el lugar protegido. Esto último es especialmente importante en el PvP, pues habrá servidores en los que nuestro castillo puede ser atacado en cualquier momento o en horas muy determinadas del día.

Primeras impresiones de V Rising: conclusiones

Y si pensáis que lo haréis todo muy pronto, ya os digo yo que no. V Rising es un juego muy completo aunque todavía siga en acceso anticipado. Si bien es cierto que podremos conseguir muchos recursos con relativa facilidad, tendremos que upgradear nuestras herramientas para acceder a nuevas recetas y desbloquear mejores piezas de equipo. Análogamente, necesitaremos muchísimos recursos para construir un bastión relativamente modesto, requiriendo varias horas de farmeo. Por suerte, no se hace tedioso.

Es todo lo contrario. Es divertido y entretenido, sobre todo si juegas con amigos. Si le sumamos la exacerbada cantidad de jefes finales que se presentan, las múltiples habilidades especiales que tenemos, las diferencias entre los tipos de sangre, las características PvP y PvE… Pues tenemos juegazo para rato. Hoy día es una experiencia brutalmente interesante, pero tiene potencial para convertirse en uno de los mejores exponentes del género.

Primeras impresiones de V Rising. Clave de juego cedida para PC cedida por Stunlock Studios.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here