Primeras impresiones de Songs of Conquest | Early Acces

Os traemos en nuestras primeras impresiones de Songs of Conquest, un early acces de estrategia independiente con mucho potencial.

0

Grata sorpresa la que me he llevado con mis primeras impresiones de Songs of Conquest, un juego de estrategia y fantasía que aterrizó hace nada en Steam. Es más, no soy el único: más de 2000 usuarios ya han calificado el videojuego tras su estreno el pasado 10 de mayo y, en general, las reseñas están siendo muy positivas.

Desarrollado por el estudio independiente Lavapotion, y editado por Coffee Stain Publishing, está llamado a ser uno de los indies referencia en su género, aunque todavía es pronto para hablar. A fin de cuentas, esta review se sustenta en un acceso anticipado muy limitado en el que apenas tendremos contenido para saciar nuestras ansias como jugadores. Dicho esto, ¡empecemos con nuestras primeras impresiones Songs of Conquest!

Primeras impresiones de Songs of Conquest | Modos de juego y más

Primeras impresiones de Songs of Conquest | Early Acces
Primeras impresiones de Songs of Conquest | Modos de juego en el menú principal

A grandes rasgos, tenemos la sensación de que falta contenido por la escueta variedad de modos de juego que presenta de buenas a primeras. Sobre todo si tenemos en cuenta que estos todavía no han sido terminados y que algunos de estos mismos modos se encuentran incompletos. Véase, por ejemplo, el caso de las campañas. Estas solo disponen de sus primeros capítulos, siendo uno de los terrenos en los que más recorta este early acces al que hemos podido acceder.

No obstante, no podemos categorizarlo como un simple error. Hablamos, más bien, de una cualidad singular e inherente al concepto de acceso anticipado, siendo un elemento que debemos tener en cuenta por este mismo concepto. O lo que es lo mismo: es normal que no esté terminado. De ahí que sea considerado un ea y no un juego completo. Aun con esas, es un aspecto que debéis valorar a la hora de comprar el juego, no hacerlo o esperar.

Dejando a un lado el modo campaña, encontramos otros aspectos interesantes. Por un lado, tenemos las escaramuzas, una especie de mapas generados aleatoriamente en la que podemos enfrentarnos a una IA. También podemos valorar la presencia de un modo multijugador con buenas intenciones y un generador de mapas muy llamativo. Destaca, sobre todo, el segundo, ya que nos permite crear nuestros propios mapas y/o probar los que la comunidad ha diseñado.

Si el juego tiene éxito, podríamos hablar de un motor de contenido con grandes productos limitados únicamente por la imaginación y la paciencia de los propios jugadores. Sin embargo, todavía es pronto para hablar. Aunque han empezado con una base de usuarios muy decente, todavía tiene que seguir creciendo para llegar a ser el pequeño monstruo en el que podría convertirse.

Un sistema de exploración bien definido

¿Y cómo podría conseguir eso? Pues con una base de jugadores lo suficientemente amplia como para mantener el juego vivo durante un largo periodo de tiempo. Por suerte, Lavapotion ha asentado bien las bases para que eso ocurra, aunque no depende únicamente de ellos.

¿Por qué? Porque por muy bien que hagas las cosas, no todo depende siempre de ti. Además, estamos hablando de unas primeras impresiones. Consecuentemente, gran parte de mi análisis se basa en lo que he visto, pero también en la especulación y el potencial.

¿Qué quiere decir esto? Pues que, pese a que me ha gustado mucho su sistema de exploración, solo el futuro dirá si están a la altura de las expectativas… o no. Y para que os hagáis una idea, os comento de qué va la cosa. A grandes rasgos, controlaremos a una especie de héroe a lo largo y ancho de un mapa repleto de elementos con los que podremos interactuar.

Estos elementos van desde un poblado que podemos «conquistar» hasta una pieza de equipo con la que mejorar nuestras estadísticas, pasando por un tótem que nos genera ventajas durante cierto número de combates, bases que podemos rediseñar y ampliar, eventos con diálogos, etc.

Lo curioso es que no podremos explorar el mundo con total libertad, sino que iremos por turnos. Nuestro personaje —podemos conseguir héroes adicionales— tiene un movimiento máximo por turno. Cuando lo consumamos, y gastemos todas nuestras acciones, terminaremos turno, y el jugador o la IA rival podrá mover a sus propias unidades.

Así pues, hablamos de un sistema de exploración por turnos con elementos con los que podremos interactuar y que están relacionados tanto con el combate como con la gestión y construcción de reinos.

Una variante de combate con mapas por cuadrículas

Primeras impresiones de Songs of Conquest | Early Acces
Primeras impresiones de Songs of Conquest | Mapa de combate dividido por cuadrículas y unidades. Arriba a la izquierda, la heroína que controla al ejército y los puntos (colores) que cada tipo le genera por turno

Llegados a este punto, podemos hablar del combate. El sistema, bastante sencillo de dominar, se basa en un sistema de encuentros. Cuando nos involucramos en una batalla, cambiaremos de escenario, aunque antes tendremos que seleccionar las posiciones de nuestras unidades. ¿Por qué? Porque los duelos contra nuestros enemigos se desarrollarán en mapas divididos en casillas.

Estas casillas miden la distancia entre unos batallones y otros. Y en efecto, para combatir no usaremos a nuestro héroe, sino a una serie de ejércitos con un número máximo de unidades —estas determinan su daño y valor en combate—. Cada tipo de unidad tiene sus propios parámetros y habilidades. Además, la mayoría de ellas pueden evolucionar. Análogamente, tienen un «tipo», siendo este un indicador de energía que podemos ir acumulando.

El tipo de la unidad es importante, porque determina cuantos puntos de ese tipo acumulamos en cada turno, pudiendo utilizar una serie de hechizos u otros —ahí es donde entra nuestro héroe— en función tanto de nuestro nivel como de la rama de habilidades y de los puntos de tipo que hayamos acumulado. Parece complejo, pero lo cierto es que en la práctica es muchísimo más sencillo.

Una narrativa limitada y un sistema bien interrelacionado

El otro aspecto con el que está relacionado ese sistema de exploración es con la gestión y construcción de bases. Están son bastante simples, pues se limitan a un conjunto de edificios centrales que desbloquean un número determinado de zonas de construcción según su nivel.

Estos edificios nos permiten construir diferentes tipos de unidades y/o generar recursos con los cuales construir estas mismas unidades y/o desbloquear diferentes tipos de tecnología para potenciar a nuestros ejércitos.

Estas bases se construyen en el mapa de exploración, pero también pueden verse afectadas por los movimientos rivales o por los emplazamientos que reclamemos, pues puede aumentar nuestra producción de recursos y, en consecuencia, nuestra capacidad para generar unidades.

Este sistema, no obstante, todavía es demasiado simple. La variedad de edificios es bastante corta y su control no es del todo intuitivo. Sobre todo cuando intentamos construir empalizadas, sustituir unos edificios por otros o producir ciertos modelos de soldado.

Es un aspecto que, al igual que la cantidad de contenido, deben pulir con el paso del tiempo. Si lo consiguen, podrían generar una experiencia bastante redonda con un sistema profundo, pero no demasiado complejo. Todo esto está acompañado, para ir terminando, de un apartado gráfico muy resultón —si te gusta el pixel art gordo—, una sonora sin demasiado que aportar y un sentido narrativo muy interesante construido sobre imágenes estáticas y canciones de bardo.

Eso sí, los diálogos son bastante flojos y, en general, el argumento de las campañas es bastante estereotípico. Sus personajes no tienen tanto carisma como nos habría gustado y, en general, su escrita está demasiado verde. Es posible que esto mejore conforme se vaya expandiendo la experiencia, pero es otro aspecto al que deben darle una vuelta de hoja si quieren que arranque del todo.

Primeras impresiones de Songs of Conquest | Early Acces
  • Tiene mucho potencial.
  • El sistema de combate, parámetros y habilidades.
  • El apartado gráfico.
  • El diseño de los mapas.
  • El creador de mapas de la comunidad.
Primeras impresiones de Songs of Conquest | Early Acces
  • Le falta contenido (también es lo lógico si tenemos en cuenta que es un early acces).
  • La escritura de la historia y el guion de las campañas son flojitos.
  • La banda sonora no trasmite demasiado.
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here