Primeras impresiones de ‘Back 4 Blood’

Os traemos nuestras primeras impresiones Back 4 Blood, el heredero espiritual de Left 4 Dead 2 y uno de los destacados del verano.

0

Left 4 Dead ha sido, durante muchísimos años, uno de los videojuegos más destacados de Steam. Parida en 2008, la IP de Valve pegó tan fuerte que lanzó su secuela —tan solo— un año después. Desarrollado por Turtle Rock Studios, el shooter pronto se convirtió en una suerte de juego de culto con una comunidad increíble. Modeada hasta el infinito, a día de hoy sigue cosechando adeptos… Han pasado 13 años desde que el estudio tuvo a bien de crear su obra magna. Sorprendía, pues, que —pese al todavía incuestionable éxito de la franquicia— no hubiese noticias de una tercera entrega. Hubo quienes se dejaron seducir por los rumores: «la ruptura entre Valve y Turtle es total» era una de las consignas más populares.

Sea como fuere, el estudio siguió trabajando. Dejando a un lado el pasado —formaron parte del equipo que dio vida a Counter-Strike: Condition Zero, Counter-Strike: Source y Half-Life 2: Deathmatch— pronto llegó Evolve, uno de sus últimos grandes trabajos. Posteriormente, y durante un tiempo, estuvieron con Oculus Studios, pero… No era lo mismo. Y entonces apareció Warner Bros Games. En 2019, sin previo aviso, Back 4 Blood fue anunciado, aunque no se presentaría oficialmente hasta The Game Awards 2020. ¿Queréis un spoiler? Fue un bombazo.

La noticia encantó a propios y extraños, pues (de una forma u otra) el estudio regresaba a sus fueros: los shooter en primera persona. Por si fuera poco, aquello supuso la vuelta de la vieja guardia en uno de los géneros más explotados y desvencijados de la historia: los zombis. No importaba. Turtle estaba de vuelta y, con ellos, Left 4 Dead. El principal problema era que Valve seguía teniendo los derechos de autor. De ahí que la IP sufriese un completo lavado de cara. Así nació Back 4 Blood. Abierto durante casi una semana como beta abierta, todavía nos queda esperar para su lanzamiento (12 de octubre), pero ya lo hemos probado.

Back 4 Blood

Primeras impresiones Back 4 Blood
Primeras impresiones Back 4 Blood | El juego está completamente traducido y doblado al español

Han pasado 13 años desde que Left 4 Dead llegó al mercado, pero Turtle Rock Studios no ha perdido el toque. Tal es así que, sin lugar a dudas, se han confirmado nuestras sospechas: no hay mejor sucesor espiritual de L4D que Back 4 Blood. Es justo lo que esperábamos. No, en realidad es mucho más. No obstante, tal y como dijo Jack el Destripador, será mejor que vayamos por partes. Empecemos, pues, por la narrativa: no existe. Más allá de un pequeño trasfondo que desarrollamos en el campamento base, Back 4 Blood deja a un lado el guion y nos lanza de lleno a la acción. Interpone, en el proceso, una serie de diálogos y una suerte de trama general que nos habla del apocalipsis zombi, pero de forma muy transitoria.

No nos importa; aquí no hemos venido a leer. Queremos disparar. Y ya está. ¿Queréis un buen guion? Pues dad la vuelta. Turtle no quiere eso. Más bien al contrario. Lo que pretenden es lanzarnos de lleno a la acción. Para ello nos introducirán en el campamento base, una suerte de fortín en el que podemos realizar prácticas de tiro, adquirir líneas de suministro que nos ayudarán durante nuestras partidas o adquirir cartas para personalizar la experiencia de juego. En efecto, aunque se trata de un shooter en primera persona, hay cartas. Os cuento, a grandes rasgos, como funcionan.

Las cartas

Primeras impresiones Back 4 Blood | El sistema de cartas nos permite personalizar nuestra experiencia

Durante cada partida habrá una serie de condicionantes y objetivos adicionales que alterarán el transcurso de la partida. Desde puertas con alarmas hasta un contrarreloj con recompensas adicionales, el estudio nos propone tareas secundarias que complementen la misión principal: llega del punto A al punto B mientras destrozas a las hordas de no muertos que te persiguen. Hasta ahí todo bien, ¿cierto? Bueno, pues las cartas hacen que todo esto sea un poco más complejo. Elegiremos una (o varias, según la dificultad) antes de empezar y podremos conseguir desde un mejor ataque cuerpo a cuerpo hasta más intentos pasando por munición adicional, potencias en la resistencia y el cardio o puntería extra.

Parece una tontería, pero elegir bien las cartas puede afectar muchísimo a nuestro rendimiento. Véase, por ejemplo, el ataque cuerpo a cuerpo. Si optamos por la mejora de cuchillo, sustituiremos un puñetazo —bastante inútil, todo sea dicho— por un ataque de arma blanca capaz de asesinar zombis a base de puñaladas. ¿Y cómo afecta esto a nuestra partida? Por ejemplo, agregando otra carta que nos permita recuperar vida cada vez que asesinamos a un enemigo con un arma cuerpo a cuerpo. Es solo un ejemplo, pero así hay varios. ¿Cómo las combinamos? Fácil: cada vez que lleguemos a un refugio (luego os lo explico) obtendremos una fase de elección de cartas. Y así sucesivamente.

Una vez sabemos esto, es importante aclarar un detalle: Back 4 Blood sigue estando en fase beta, por lo que es posible que muchas cosas cambien. De la misma forma, al comienzo no disponemos de muchas cartas y no hemos descubierto cómo adquirir más, pero estamos seguros de que es un elemento que se acoplará en las versiones finales del videojuego. Tened, por tanto, paciencia. Os puedo asegurar que, aunque no esté terminado, es un componente adicional muy interesante que aporta variaciones bastante divertidas al gameplay. ¿Conclusión? Ha sido todo un acierto. Es una de las grandes novedades respecto a L4D y nos ha encantado.

La jugabilidad

Primeras impresiones Back 4 Blood
Primeras impresiones Back 4 Blood | Hay dos modos principales: PvP y PvE

Solventado el detalle de las cartas toca hablar de sus características como shooter en primera persona. Para empezar, el gunplay. Es, sin duda, el apartado más importante, pero ya os adelanto que funciona a las mil maravillas. No solo porque haya un gran número de armas de fuego (también las hay blancas) diferentes, sino porque las mejoras que podremos ir equipando en estas son bastante notables. Así pues, desde mirillas cada vez mejores hasta cargadores que amplían nuestra capacidad de asesinar, podremos desarrollar el potencial de nuestro equipo a través de piezas que iremos encontrado por el mapa o en los refugios. Los refugios, por cierto, son los puntos de control.

Cada escenario se divide en actos y cada acto está separado por una sección de transición. Son los llamados refugios o zonas seguras. En estos, además de adquirir algún que otro detalle sobre el contexto argumental, podremos comprar todo tipo de utensilios, desde botiquines y vendas hasta ganzuas y granadas pasando por mejoras grupales, accesorios para nuestras armas o munición adicional. Aunque su presencia no está del todo bien justificada, son muy necesarios si queremos que la progresión sea adecuada y divertida. Como ya he dicho con anterioridad, nos da igual la trama. No es importante. ¿Necesitamos una tienda?

Pues acoplamos una caja de color rojo muy grande y a un superviviente —si eso— que nos permita reabastecernos. Cabe decir que estos refugios son indispensables, sobre todo en las dificultades más elevadas. Por el momento disponemos de tres rangos de dificultad… y ya os digo que vais a sudar tinta china para superar el más alto de todos. Es más, diría que es casi imposible (al menos de momento) si no nos coordinamos bien con nuestros compañeros. No por nada, aunque es viable, Back 4 Blood es una experiencia completamente diferente si jugamos con personas aleatorias o con amigos. Para que os hagáis una idea, pasa de ser un buen juego a ser uno muy notable… o indispensable.

Tensión adictiva

Primeras impresiones Back 4 Blood
Primeras impresiones Back 4 Blood | Podremos recoger provisiones por el escenario

Aun con todo, lo que nos importa verdaderamente es si la combinación de elementos es eficiente o no. Por ejemplo, ¿es fácil encontrar recursos por el mapa? Sí y no. Mientras exploramos y matamos iremos encontrando cajas con munición, arma o dinero. Sobre el dinero no hay problema, porque cada monedero es independiente, pero las monedas que recogemos se las llevan todos. Ahí la cosa va bien. El problema es la munición o las armas, las cuales se vuelven un verdadero problema si no nos coordinamos con el equipo. En mi experiencia, me quedaba sin munición en la mitad de las partidas si no estaba con amigos. No mola; la gente no sabe compartir.

Aparte, hay ciertos escenarios que son… un poco laberínticos de más. Para alterar el ritmo de las partidas, Turtle Rock ha decidido incorporar variantes. Por ejemplo, en cierta sección nos tocará destrozar unas plantas muy extrañas con tubérculos de pura ciencia ficción para abrir nuevos caminos. Es un elemento interesante, pero que deja de ser divertido cuando —porque terminas desubicado por cualquier tipo de razón— terminas buscando el camino bueno durante cinco o diez minutos. No será un problema cuando hayas superado la fase y quieras rejugarla en una dificultad superior, pero sí durante la primera vuelta. No se da mucho, pero sí lo hemos vivido un par de veces.

Dejando todo eso a un lado, Back 4 Blood es verdaderamente adictivo. La sensación de progresión es increíble y nuestra capacidad de matar es… Os vais a divertir, os lo aseguro. Sobre todo porque, además de un modo PvP de infectados contra humanos de secuenciación alternativa, hay muchos tipos de enemigos diferentes. No es solo una horda, sino lo que la acompaña, desde infectados que disparan desde lejos hasta criaturas gigantes (ogros) pasando por moles de carne que explotan al morir. Todavía le falta un poco de ritmo, pero las sensaciones han sido muy, muy buenas. Promete ser una experiencia vertiginosa, adictiva y tensa como pocas.

Conclusiones

Primeras impresiones Back 4 Blood | En los refugios encontraremos puntos de venta

Back 4 Blood me ha encantado, aunque solo os lo recomendaría si sabéis de alguna amiga o colega que le vaya a dar tanta caña como vosotros. No es lo mismo jugar con personas que no conoces que de forma coordinada; la experiencia cambia muchísimo, pasando de ser un buen juego a una verdadera locura. Si dejamos a un lado el factor cooperativo, la beta de Back 4 Blood me ha sorprendido mucho. Para empezar, porque está muy bien optimizado. Aún siendo una fase beta y disponiendo de un ordenador de gama media he podido jugar sin ninguna clase de problema. Me he divertido muchísimo y me encontrado con lo que esperaba y más.

No solo es que sea un digno sucesor de Left 4 Dead 2, sino que promete ser mucho mejor. Toma todo lo bueno de la franquicia y lo mejora y lo amplía. ¿Queréis mi más sincera opinión? Dadle una oportunidad. Si os gustan los zombis y los shooter os encantará. P.D. ¿Existe un mejor nombre para un estudio que Turtle Rock? Son las tortugas rockeras. O lo que es lo mismo, las tortugas ninja con guitarras eléctricas.

Primeras impresiones de Back 4 Blood. Clave de juego para PC cedida por Warner Bross Games a través de Ziran.es.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here