Norma Editorial y la subida de precios en mangas

Una breve reflexión sobre la situación del manga en España

0

El pasado 30 de diciembre Norma Editorial lanzaba una noticia que no dejó indiferente al público consumidor de manga en España. A través de su blog, publicaba un comunicado sobre una subida de precios en su catálogo de mangas de cara a 2020. El principal cambio consistirá, de momento, en un aumento de 8 a 9 € en algunas de sus novedades; quedarán fuera franquicias populares como The Promised Neverland, Yona o Ataque a los titanes, pero otras licencias más «pequeñas» sufrirán este aumento de costo para los lectores.

Al parecer, esta subida afectará a futuras novedades y reediciones, pero los volúmenes ya lanzados mantendrán su precio hasta que se agote el stock. En cuanto al motivo de este cambio: Norma Editorial ha comentado vía Twitter que su objetivo es «mantener el gran número de series abiertas y proporcionar mayor constancia y calidad».

Norma anuncia subida de precios en sus mangas

Más allá de estas declaraciones y de su comunicado oficial, poco más sabemos al respecto. No manejamos datos ni somos privilegiados en cuanto a información sobre la industria. Sin embargo, nos ha parecido oportuno compartir unas líneas con vosotros a raíz de este noticia, desde el punto de visto del consumidor medio. Al fin y al cabo, los redactores de esta web también nos vemos afectados por la situación y tenemos una opinión al respecto.

Sin ánimo de ofender ni de provocar polémicas innecesarias, quisiéramos abordar brevemente este asunto. A nadie le gusta que se encarezca un producto que consume con regularidad: mensualmente podemos gastar mucho dinero, más últimamente con tantas licencias y editoriales en España. Es toda una suerte y, al mismo tiempo, una desgracia la situación de la que gozamos los lectores españoles. ¿Está la subida de precios en mangas de Norma justificada?

Algunas nociones sobre el mercado

La editorial LetraBlanka nos habló hace dos años sobre cómo se procedía a la hora de publicar un manga en nuestro país. A la hora de adquirir una licencia intervienen muchos factores: derechos de autor, traducción, distribución… En el proceso intervienen muchas personas y todas ellas trabajan para, al final, conseguir un sueldo digno. Si queréis conocer más detalles os animamos a que leáis la entrada de LetraBlanka, ya que es sencilla de entender y bastante ilustrativa.

Quejarse es muy fácil e interpretar los datos como uno quiere, también. Uno de los principales argumentos para abordar el tema es: «es que en Japón los tomos son mucho más baratos». Es cierto, aunque hay que tener en cuenta un hecho muy importante: el manga en Japón vende muchísimo más. Si lo comparamos con el mercado en España, quedamos a la altura del betún. La realidad es que, incluso cuando la venta del papel ha descendido en los últimos años, la venta de manga es mucho superior: los más populares consiguen millones de copias en Japón, mientras que aquí un volumen con miles de copias vendidas ya se considera todo un boom.

En España, el manga casi parece una obra de coleccionismo. Por un lado, es genial, pues se cuenta con mejores materiales y un acabado más conseguido: no es raro que un tomo español sea superior al original japonés en este aspecto. Por otro, esto encarece mucho el coste y afecta al bolsillo del lector, obviamente. Nos encontramos ante una encrucijada: ¿mejor calidad o mejor precio? Ahí ya entra el criterio de cada uno.

Conclusiones personales

En mi humilde opinión, creo que se debería dar más importancia a la asequibilidad del producto frente al impecable acabado de las ediciones. Por supuesto, siempre es genial que existan ediciones de coleccionismo —a mí me encantan y tengo varias—, pero sería positivo abaratar costes para confeccionar volúmenes más humildes, pero que consigan llegar a más público. Siendo francos, la mayoría de lectores de manga son jóvenes. En España, los jóvenes vivimos una situación precaria, con trabajos poco estables, sin muchos ingresos y con dificultades económicas. Sería un enorme aliciente poder disfrutar de nuestras obras favoritas a precios más reducidos, sacrificando calidad.

Quizás se trate de una visión utópica teniendo en cuenta el mercado actual, pero podría ser un cambio muy positivo para el futuro. Por supuesto, se trata de una opinión personal, y estaremos encantados de leer vuestras impresiones al respecto. ¡Muchas gracias por leernos!

[Total: 3   Promedio: 5/5]

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here