El juego, la decepción y la sorpresa del año 2018 de FreakEliteX

Os dejamos con nuestro juego del año, decepción del año y sorpresa del año.

0
Compartir

Adiós, 2018

Otro año se va, pero no un año cualquiera. 2018 ha sido uno de los mejores años en cuanto a grandes lanzamientos de videojuegos se refiere.

Nuestra selección

Hemos podido disfrutar de grandes títulos que esperábamos desde hace tiempo, de juegos que no han sido de nuestro agrado y otros que parecía que no lo iban a ser, y sin embargo han conseguido dejarnos boquiabiertos.

Desde la redacción de FreakElite X, hemos hecho un top 3 con nuestro juego del año, decepción del año y sorpresa del año. A continuación, os dejamos con las impresiones de cada uno de nosotros. Recordad que podéis compartir las vuestras y estaremos encantados de leerlas.

Luis

JUEGO DEL AÑO

Red Dead Redemption 2. Sin duda el juego del año y de la generación de consolas presente. El juego más grande a nivel técnico que se ha conseguido hasta la fecha con una trama madura y sin miedo a romper esquemas típicos de sandbox. Tardaremos años en ver algo parecido a nivel técnico. Como siempre, RockStar parece estar en el futuro

DECEPCIÓN DEL AÑO

The Quiet Man. Juego de Square Enix que se presentó en el E3 de este año, en el que te ponías en la piel de un sordo y no se escuchaba nada en todo el juego. Mezcla imágenes reales y gameplay quedando francamente mal. Es un juego que demuestra qué es lo que pasa cuando al desarrollar un juego sale todo mal. Dura muy poco, 1 o 2 horas, y se agradece que dure tan poco por lo malo que es.

SORPRESA DEL AÑO

A Way Out. El juego cooperativo de EA sobre como dos personas se conocen en la cárcel e inician su plan de fuga. Un juego lento y pausado donde es obligatorio que lo jueguen dos personas juntas.

Cada jugador tiene su propia historia y las dos se interrelacionan. Sin duda es la sorpresa porque se esperaba normalito y tiene una historia fantástica y con un final perfecto. Sin duda una joya para jugar con otro amigo y meterse en los personajes.

David Fernández Reyes

JUEGO DEL AÑO

Celeste. Un juego Indie, con un presupuesto bajo, pero tan mimado y tan bien hecho que es placentero jugarlo. Te cuentan una historia simple, una chica que quiere escalar una montaña, pero el trasfondo que tiene no lo es tanto.

Una lucha interna, una constante guerra contigo mismo como puede ser la depresión, que es de lo que nos quiere hablar este título. Simplemente maravilloso, en cuanto a trama y evolución de personajes, pero el sistema de niveles no se queda para nada atrás.

DECEPCIÓN DEL AÑO

Pokémon: Let’s Go, Pikachu! & Let’s Go, Eevee! Creo que todo el mundo se esperaba para este año el Pokémon de Switch que todos sabemos. Este juego me decepcionó no por el hecho del propio juego en sí, sino por la repetición constante que se está creando en la franquicia.

Otra vez a Kanto, otra vez los 151 originales y, aparte, la exagerada conexión que tiene con Pokémon GO, juego de móvil. El juego en sí no es para nada malo, pero a mí, personalmente, me decepcionó bastante, perdiendo toda la emoción que tenía por el título tráiler tras tráiler.

SORPRESA DEL AÑO

A Way Out. Creo que a todos nos pilló por sorpresa ya que, de repente, te sacan un juego que únicamente vas a poder jugar con otra persona y, lo mejor, es que no tenéis que comprarlo los dos.

Aparte, está todo tan bien hecho, las escenas cinemáticas, las transiciones de un personaje a otro, las conversaciones no se superponen, está tan cuidado todo a detalle que es una experiencia increíble. Simplemente una maravilla que has de jugar con tu pareja, tu mejor amigo o el familiar más cercano que tengas.

Abelardo González

JUEGO DEL AÑO

Shadow of the Colossus. La reimaginación de la obra de Fumito Ueda, que ya resultó excelsa en la añeja PlayStation 2, supuso un importante plus al ya enorme catálogo de exclusivos de la última consola de Sony.

Adentrándose en la Tierra Prohibida, el lugar dónde suceden los hechos, Wander y Agro, su yegua, enfrentarán a criaturas colosales con el fin de conseguir aquello que tanto ansían.  Un título con una banda sonora excelente, una ambientación única y una experiencia que todo jugador debería probar.

DECEPCIÓN DEL AÑO

Just Cause 4. Con una franquicia cimentada en la destrucción y el caos, ¿qué podía salir mal si dotábamos a estas características de mayores dimensiones? La respuesta, con este título como ejemplo, es clara: absolutamente todo.

En la última entrega de la saga la historia no convence, los personajes no conectan con el jugador, la banda sonora es insulsa y un sinfín de errores que únicamente encuentran alivio en un gadget: el gancho. Sin este, la obra de Square Enix habría quedado desierta de motivos para jugarla.

SORPRESA DEL AÑO

Mega Man 11. El anuncio del regreso de Mega Man, con su 11ª entrega numerada, ya supuso en sí una de las mayores alegrías que nos deparó la industria en este 2018.

El título de Capcom recupera toda la frescura que la saga perdió con el paso de los años, ofreciendo una aventura tremendamente divertida y rejugable. Con una banda sonora clásica y una jugabilidad que podríamos catalogar como excelsa, nuestro héroe azul favorito ha vuelto… ¿para quedarse?

Manu García-Blanco

JUEGO DEL AÑO

God of War. Pese a que no he podido disfrutarlo mucho, creo que God of War es un juego que ha estado a la altura de lo que los fans pedíamos como continuación a la historia de Kratos.

DECEPCIÓN DEL AÑO

Agony. Como amante de los survival horror, es un juego que no me ha terminado de gustar del todo. Creo que hay muchas cosas que se podrían haber hecho mejor y no se ha aprovechado todo lo que se podía.

SORPRESA DEL AÑO

Crash Bandicoot N. Sane Trilogy. Personalmente me ha encantado. Un juego que disfruté durante horas en su momento en la PlayStation original y ahora ha conseguido que lo vuelva a disfrutar durante horas como un enano.

Cristina Navarro

JUEGO DEL AÑO

God of War. Aunque ha estado muy reñido, en mi opinión God of War ha sido el claro ganador del GOTY este año. A pesar del cambio tan drástico que ha tenido respecto a la trilogía original, no solo ha sabido reinventarse y seguir gustando, sino que también ha mantenido la esencia que hacía de God of War uno de los grandes juegos de PlayStation.

DECEPCIÓN DEL AÑO

Far Cry 5. Como amante de la saga, he de admitir que he jugado a todas las entregas de Far Cry (Blood Dragon y Primal incluidos) y creo que ninguno me había dejado tan mal sabor de boca como este.

Si ya el 4 me pareció un reciclado de la tercera entrega (la mejor en mi opinión), el 5 ha sido más de lo mismo: un líder loco al que tendremos que derrotar para poder ganarnos nuestra libertad y la de nuestros amigos.

Podían haber mejorado muchas cosas y han optado por repetir una fórmula que ya no les funciona. Y el año que viene tendremos nueva entrega. Miedo me da…

SORPRESA DEL AÑO

A Way Out. Creo que más de uno estará de acuerdo en que A Way Out ha sido la gran sorpresa de este año.

EA se la jugaba trayéndonos un título cooperativo como los de antes, en los que tenías que estar con tu amigo en el salón de casa pensando qué hacer cada uno para que las cosas salieran bien.

Con una historia buena y esa nostalgia de poder jugar con alguien a tu lado, creo que el juego ha conseguido gustarme más de lo que lo hizo en su presentación.

Aquí tenemos nuestro top del año. ¿Te ha gustado? ¿Coincides con algún título? Y con los que no, ¿por cuál lo cambiarías? ¡Felices fiestas y feliz 2019!

[Total:7    Promedio:5/5]

Deja un comentario