‘Historia de un matrimonio’, review sin spoilers

0

La última película de Noah Baumbach llegó a Netflix el pasado 6 de diciembre tras su debut en salas seleccionadas. Nosotros ya hemos visto Historia de un matrimonio y en esta entrada os contamos qué nos ha parecido.

Historia de un matrimonio, un drama fabuloso

Cuando una pareja se rompe, tendemos a buscar culpables. Y es que demasiado a menudo el dolor nos invita a señalar los defectos que encontramos al otro lado, tratando de entender por qué se marchita algo que parecía imperecedero. Las relaciones amorosas son así, haciéndonos fuertes cuando funcionan pero volviéndonos tremendamente vulnerables cuando no.

El cine no suele atinar demasiado cuando trata de diseccionar las relaciones de pareja. Muy habitualmente, cuando la cinta se centra en ello, nos ofrece relatos románticos que rara vez se asemejan a la vida real; o, por el contrario, las banalizan tanto que acaban cayendo presas de su propia caricatura. Quizá por eso quiero poner en valor lo conseguido hoy por Noah Baumbach, un drama tan natural y sensible que parece basado en hechos reales.

Historia de un matrimonio (Noah Baumbach, 2019) se centra en una pareja que está en pleno proceso de separación. Él es un afamado director de teatro y ella una actriz que está a punto de dar el salto a la pequeña pantalla. Una unión que Baumbach utiliza para diseccionar cada una de sus partes, analizando a los individuos y profundizando en sus anhelos, inquietudes y ambiciones, creando así una radiografía del matrimonio con fecha de caducidad.

Historia de un matrimonio

Adam Driver y Scarlett Johansson en modo Oscar

Es así como se llega al principal baluarte de la cinta: unos Adam Driver y Scarlett Johansson en absoluto estado de gracia. Y es que ambos funcionan por separado pero brillan aún más cuando comparten escena. Sus interpretaciones son enérgicas, naturales y, sobretodo, desgarradoras, ofreciendo momentos de enorme intensidad dramática que florecen de manera orgánica, como si realmente sucedieran más allá de lo actuado. Driver está quizá un peldaño por encima de Johansson, pero ambos están absolutamente fantásticos.

Tampoco se queda atrás el guión, escrito por el propio Baumbach. Un libreto que parece honrar el teatro al que tanto le deben sus protagonistas, ofreciendo algunas situaciones donde la fuerza crece al enfrentar al personaje contra la cámara y dejar que se pierda por la secuencia en largos monólogos. No obstante, puede que eso tire para atrás algunos, que deberán lidiar también con más de dos horas y cuarto de metraje.

A su vez, Johansson y Driver no son los únicos que cuentan con buenos personajes a los que dar vida. Laura Dern o Ray Liotta son invitados de lujo en esta separación, encarnando a un par de abogados sensacionales que comparten algunas escenas con la pareja protagonista y que aportan mucha profundidad a sus respectivos personajes.

Veredicto

Historia de un matrimonio es uno de los grandes dramas del año. Sin caer en artificios ni emociones impostadas, Noah Baumbach hilvana un relato de ruptura que maravilla de principio a fin. Una cinta donde Adam Driver y Scarlett Johansson dan lo mejor de sí mismos en dos interpretaciones que quedan para el recuerdo.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here