Un espía y medio: crítica de El Séptimo Arte

0

He recogido una de las críticas hacia Un espía y medio, donde veremos la opinión de wanchope uno de los redactores de El Séptimo Arte.


‘Un espía y medio’ es más o menos el tipo de comedia de acción que parece que es. Y básicamente, lo que cabe sospechar que es, y también, lo que cabría sospechar que sería en 9 de cada 10 ocasiones. Aunque dentro de lo que aparenta, al menos, lo intenta aparentar con algo más de dignidad de lo habitual en esos 9 de cada 10 casos. Independientemente de cómo te caigan Dwayne Johnson y Kevin Hart.
Tan sólo hay que empujarla a puerta: ‘Un espía y medio’ apenas se diferencia de lo habitual en este tipo de producciones. Baste echarle un vistazo a su sinopsis y ver quiénes son sus protagonistas para hacerse una idea bastante clara sobre qué esperar. Poco margen de duda, que acertarán en 9 de cada 10 casos. Nada nuevo bajo el sol. No obstante si es cierto que hay algo que, cuanto menos, nos permite considerarla por encima de la media… y no, no es la química entre Dwayne Johnson y Kevin Hart aunque igualmente sirva de ayuda para regalar una poca de simpatía desinteresada.
Hay algo que hace que ‘Un espía y medio’ se encuentre por encima de la media, al menos, durante su primera hora de metraje. Y es que a diferencia de otras comedias de acción durante toda esa hora, hora y pico, deja entrever un interés por desarrollar lo que en otras ocasiones se considera una historia, y lo que en otras ocasiones también se considera unos personajes. Sin dejar de ser “una para pasar el rato”, la cinta se toma su tiempo para construir un cierto fundamento antes de centrarse en lo que se supone es la gracia de sus 30 páginas -a lo sumo- de guión…
… que a decir verdad no es mucha, especialmente cuando su tercio final cae prácticamente en barrena para sucumbir ante lo habitual de lo habitual de lo habitual. Un absoluto desperdicio que se permite incluso malgastar a Amy Ryan, entre otros cameos. Lástima, y de verdad: aunque no sea necesariamente graciosa, la pareja Johnson/Hart funciona y se hace querer, y aunque su tosquedad pueda palidecer incluso ante títulos relativamente fallidos como la reciente ‘Dos buenos tipos’, durante esa hora y pico la sonrisa no te la quita nadie. Lástima, y de las buenas.
Porque de haber seguido por esa vía mostrando un cierto mimo, ‘Un espía y medio’ podría haber sido un filme abiertamente disfrutable, de los que uno no se enorgullece de recomendar. Pero sin dejar de ser razonablemente disfrutable vista en su conjunto, su tercio final revela que aquello es una falsa apariencia fruto, quién sabe, si de la casualidad, lo que genera un sentimiento agridulce: el de la típica comedia de acción para pasar el rato con la que uno no cree perder el tiempo, más tampoco le hubiera resultado difícil encontrar algo mejor que hacer durante ese mismo tiempo.


Un espía y medio

En resumen; nos garantiza el buen rato y las risas aseguradas con los amigos, sería un película para una tarde de domingo como yo diría.

[Total: 0   Promedio: 0/5]

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here