‘El amor está en el agua’, reseña anime

El filme se estrenó en cines españoles el pasado 14 de febrero

0

¡Hola a todos! Por fin hemos tenido ocasión de disfrutar del último filme de Masaaki Yuasa: El amor está en el agua. Es posible que lleguemos con cierto retraso, teniendo en cuenta que la película se estrenó el pasado San Valentín; aunque, como suele decirse, nunca es tarde si la dicha es buena. Por ello, hoy os traemos nuestra reseña de lo nuevo de Yuasa. Para aquellos que no hayan tenido ocasión de verla, no os preocupéis, no encontraréis ningún spoiler en estas líneas.

Tras acceder a la Universidad, Hinako se muda a un pueblo de la costa. Allí se dedica a coger olas, pues se siente invencible cuando surfea, pera sigue sin tener claro qué le depara el futuro. Cuando se desata un fuego en el pueblo, Hinako conoce al joven bombero Minato. A medida que ambos comparten su tiempo mientras se dedican a su deporte favorito, Hinako comienza a darse cuenta de que lo que más desea en el mundo es, como Minato, ayudar a otras personas.

El Yuasa más romántico

Lo más característico de este El amor está en el agua (Ride Your Wave en inglés) o Kimi to, Nami ni Noretara (きみと、波にのれたら) es su marcado romanticismo. La historia se centra en dos jóvenes: Hinako y Minato —es que hasta sus nombres pegan—. Hinako es una joven un poco desastre que decide volver a su pueblo para estudiar y surfear, mientras que Minato es un bombero que la observa desde la distancia. Un día, un incendio los junta y desde entonces forman una bonita relación que se irá desarrollando a lo largo de todo el metraje.

Además, no solo conoceremos el romance protagonista, sino también a un par de secundarios: Yōko, la hermana de Minako, y Wasabi, compañero de trabajo de Minato. Asimismo, encontraremos a otros personajes, como las amigas de Hinako, aunque los dos mencionados anteriormente son los que llevan la voz cantante de los secundarios. Estos, no obstante, no presentan el carisma ni el calado emocional de la pareja principal; se quedan a medio camino con una personalidad algo desdibujada y casi irritante, al menos en el caso de Yōko. Por su parte, Hinako y Minato muestran personalidades bastante marcadas, que se complementan a la perfección, y una relación amorosa sana, donde ambos se ayudan y animan para mejorar y avanzar en sus propios caminos.

Detalles que marcan la diferencia

El amor está en el agua reseña detalles
Reseña de El amor está en el agua

No es ninguna novedad para los seguidores más avezados de Yuasa, pero es agradable comprobar que El amor está en el agua está cargada de pequeños detalles, marca de la casa, en animación e ideas. Es innegable que la cinta es bastante predecible en algunos casos, y en otros trae a colación tópicos bastante usados en obras japonesas —el amor predestinado, por ejemplo—, mas esto, por suerte, no empaña el delicado resultado de sus imágenes.

El filme, muy al estilo de Your Name, cuenta con momentos de gran calidad y disfrute, sobre todo los relacionado con la comida y la intimidad de la pareja. Los diálogos y reflexiones del dúo protagonista son el plato fuerte, en una pareja con química y que comparte pasiones como el agua —y las marsopas— o ayudar a los demás. Resulta una verdadera delicia, en la que Yuasa deja a un lado su lado más «surrealista» —aunque también tiene su lugar en la cinta— para dar paso a una clásica historia de amor, con su conflicto y posterior superación.

Fíjate, el agua que corre ya se ilumina

El amor está en el agua reseña romance
Reseña de El amor está en el agua

Otro gran highlight relacionado con la pareja es una canción que escuchamos muchas veces durante la cinta y que tiene una importancia vital para la trama. En la adaptación al castellano han decidido traducirla y me parece acertadísimo, ya que consiguen trasladar y acercar el encanto de la letra y la melodía al público. El tema, además, viene acompañado de una correcta banda sonora de la conocida compositora Michiru Ōshima, quien vuelve a colaborar con Yuasa tras The Tatami Galaxy y The Night is Short, Walk on Girl.

Si bien es cierto que, más allá del tema principal, la música no destaca principalmente, los temas son muy agradables al oído y casan perfectamente con el estilo de la obra. Volviendo a la canción, y sin pretensión de destripar la trama, esta desencadena varios momentos de pura fantasía, mezclados con la realidad menos artificiosa. Podríamos decir que El amor está en el agua es una especie de relato enmarcado en el realismo mágico, donde la magia se integra en lo mundano de forma (casi) natural para ahondar en su propia belleza.

Animación y doblaje

Otro aspecto que hay que destacar, sin duda, es el trabajo detrás de su animación. Es cierto que el estilo de Yuasa es muy característico y que no es plato de todos los gustos, mas en el caso de El amor está en el agua, no hay duda: su animación es digna de elogio. Science Saru, estudio fundado por el propio Masaaki Yuasa, realiza un gran trabajo, con sus más y sus menos, pero lleno de escenas impactantes, con movimientos muy estilizados y una paleta de colores rica y muy cuidada.

En lo que al doblaje se refiere y a la propia adaptación, en general, debo reconocer que el resultado es bastante satisfactorio. Las voces elegidas empastan sin problema, incluso la de Yōko, pese a ser la más floja de todo el elenco. Con respecto al resto, se nota que estamos ante un trabajo de adaptación con mucho mimo, sencillo, pero efectivo. Como debe ser. Me encantará poder disfrutar de la película en versión original, así que tocará a esperar a que Selecta Visión la lance al mercado físico.

Conclusiones

El amor está en el agua reseña conclusiones
Reseña de El amor está en el agua

El amor está en el agua es una cinta un poco cursi, algo alejada de las locuras de Masaaki Yuasa, pero hecha con cariño y mimo. Un romanticismo con tópicos, pero que sabe mantenerse a flote por el marcado estilo del autor y una pareja protagonista cuya unión no se siente forzada. Un buen trabajo de doblaje y adaptación, unido a una animación notable por parte del estudio dan como resultado una historia resultona y con la que puede que más de uno suelte una pequeña lágrima.

[Total: 2   Promedio: 5/5]

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here