Crítica: ‘Big Order’ (2016)

Analizamos el anime 'Big Order' basado en el manga homónimo de Sakae Esuno

0

Mirai Nikki, parte 2

Es innegable que el anime Mirai Nikki dejó huella. En poco tiempo se convirtió en una serie increíblemente popular convirtiendo a Yuno Gasai en uno de los iconos del gore animado. Después de que la serie encajase tan bien en cuanto a crítica y público, era evidente que el manga Big Order, del autor de Mirai Nikki, acabaría estrenando una serie anime. Y así fue.

TítuloBig Order

GéneroAcción, shōnen, superpoderes

Animación: Asread

FormatoSerie de TV. 10 episodios (24 min.)

Fecha2016

Sinopsis

Hace diez años, un niño deseó la destrucción del mundo. Ahora un grupo de personas tiene la habilidad de conceder sus deseos dependiendo de su poder. Se les conoce como «Order User».

Ante este grupo con poderes de «Order», una persona sobresalía por su habilidad de conquistar el mundo y convertir a la gente en marionetas. Esta persona es Hoshimiya Eiji, que es el responsable del mundo hace exactamente diez años.

Antecedentes de la serie Big Order

En octubre del año pasado se estrenó una OVA de Big Order a modo de adelanto. En ella se nos presentaba al protagonista y al mundo caótico y postapocalíptico en el que vivía. Sin duda era un adelanto bastante confuso que no dejaba nada en claro. Sin embargo, tenía una animación bastante decente y daba la sensación de que tiraría por el gore y el misterio que hicieron popular a Mirai Nikki.

Durante la temporada de primavera de este año, Big Order se estrenó finalmente. Por desgracia, no tuvo la acogida que todos esperaban. A pesar de su corta duración, la serie pasó muy desapercibida por diferentes motivos. El primero quizás es porque su OVA dejaba un poco que desear y quizás eso alejó a muchos que podrían haber disfrutado más de la serie. Además de ese «piloto» la historia presenta, desde el principio muchos agujeros de guion y su planteamiento es muy ambicioso para el tiempo con el que cuenta.

Personajes

Kurenai Rin

Los personajes en Big Order son especialmente unidimensionales. La pareja protagonista recuerda bastante a la de Mirai Nikki, aunque su romance toma un rumbo ligeramente diferente. Eiji es una especie de Yuki, algo más atrevido, pero carente igualmente de interés. Rin es, de nuevo, una psicópata con ansias de venganza, que, por conveniencia del guion, cambia y se vuelve más amable y compresiva. Quizás sea Sena el único personaje que, por un giro en la historia —tranquilos, no haré spoilers—, se salva de la quema. El resto de secundarios no aporta realmente nada más salvo el de presentarse y soltar alguna frase característica.

En conclusión…

Más allá de su animación y de algún momento puntual de acción inspirado, Big Order no aporta nada que no hayamos visto antes. La historia es confusa, los personajes no enganchan y no tiene una banda sonora memorable —aunque su opening sí es salvable—. En definitiva, se trata de un anime más, que parece seguir la estela de su antecesor Mirai Nikki, pero que no pasará la prueba del tiempo.

Valoración: * 1/2 sobre 5

¿Y a vosotros qué os pareció? ¿La habéis visto? Recordad que esta opinión es personal y no tenéis que coincidir con ella. Si queréis compartir vuestro acuerdo o desacuerdo estaremos encantados de leeros en los comentarios. Muchas gracias por leernos y ¡nos vemos en la siguiente entrada!

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 6 Promedio: 3.2)

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here