‘Ataque a los titanes 3’: análisis episodios 1-5

Review e impresiones de los 5 primeros episodios de 'Ataque a los titanes'

405
0
Compartir

Reseña Ataque a los titanes 3: primeros 5 episodios

El apocalipsis ha llegado. La humanidad ha sido prácticamente aniquilada por los Titanes, unas siniestras criaturas que devoran humanos. Solo unos pocos han sobrevivido al ataque dentro de una ciudad amurallada. Sin embargo, el peligro aún no ha desaparecido.

¿Sigue Ataque a los titanes manteniendo el listón alto?

Wit Studio y Production I.G han sabido dotar a Ataque a los titanes de una animación tremendamente característica y de un carisma envidiable. No solo han conseguido acercar el anime a un nuevo público, sino también adaptar de manera magistral una de las obras más populares de los últimos años. A sabiendas de todo esto, en mi mente rondaba una duda que podría hacer bajar la calidad de la serie: la ausencia de Yamada Ayumi.

Yamada Ayumi realizó un importante papel en las dos anteriores temporadas, en cuanto a animación se refiere. Ayumi fue directora de animación en la primera temporada, y jefa de los diferentes directores de animación en la segunda. Para la tercera temporada, anunció que no participaría para realizar otros proyectos, entre ellos Banana Fish. Aunque a todos los fans de la saga nos hubiera gustado contar con sus servicios, la realidad detrás de esta nueva temporada es que el trabajo realizado por parte de Wit Studio es impecable.

Las escenas rezuman fluidez y mantienen ese estilo tan característico de las anteriores adaptaciones. La poca acción que se ha podido vislumbrar en estos primeros 5 episodios demuestran la calidad y el esfuerzo realizado por el estudio. Cada uno de los planos utilizados para dar dinamismo a las diferentes peleas son prácticamente iguales al manga. Por otra parte, es cierto que, a diferencia del manga, el anime cambia en muchas ocasiones el orden de los sucesos de la historia; aunque así consigue mantener atento al espectador. Además, muchos de los diálogos se acortan en comparación al manga, no obstante esto no supone una carencia significativa de información en cuanto a la historia. Hace las conversaciones mucho más amenas y simplificadas, a cambio de quitar en ciertas situaciones algo de contexto.

Evolución y madurez

En esta tercera temporada, la torpeza emocional de algunos personajes se ha visto apaciguada por una evolución progresiva en cada una de sus personalidades. Un claro ejemplo es Eren, aún recuerdo estar vislumbrando ciertos capítulos de la primera temporada y obtener una imagen muy poco clara del personaje principal. En muchas ocasiones, la inmadurez o el ser una persona impulsiva le arrastraban a situaciones imprudentes y arriesgadas. Sin embargo, a lo largo de la segunda y de esta tercera temporada, hemos podido ver luz al final del túnel. Eren ha logrado su metamorfosis, pasando de un estado de espinosa inmadurez a ser un personaje consecuente de sus actos.

Por otro lado, tenemos a Armin. Un personaje que en principio desconoces el motivo por el cual se le quiere imponer tanta importancia narrativa. No obstante, la propia inseguridad de Armin juega un papel muy destacado dentro de su círculo emocional. Esto le permite entrar en situaciones comprometidas, pero, a diferencia de Eren, evitando ser impulsivo y con un plan trazado de antemano. En el primer episodio de la tercera temporada, Armin tiene que tomar una difícil decisión en un corto periodo de tiempo. En ese preciso instante, se vislumbra la cara más humana y sincera del personaje.

Hajime Isayama sabe moldear las diferentes personalidades de cada una de las figuras involucradas en su obra. Evitando en mayor medida tropezar con situaciones arquetípicas.

Gobierno y manipulación

Ataque a los titanes es una serie donde la premisa más atrayente son las peleas —al fin y al cabo, la demografía de esta franquicia es shōnen—. Sin embargo, en esta tercera temporada la situación política dentro de la muralla Shina destaca sobre el resto de sucesos. Han pasado 107 años desde que la humanidad estuvo al borde de la extinción. Como solución se idearon tres murallas para proteger a los pocos supervivientes. En estos 107 años, la monarquía ha sido el pilar que sustentaba la sociedad. Sin embargo, la sociedad que se nos presenta está repleta de desigualdades, y donde la desinformación y la manipulación por parte de la prensa son claramente perceptibles. En esta temporada, hay dos protagonistas claramente diferenciados: la policía militar y la legión de reconocimiento. A pesar de esto, existe un tercer elemento destacable: la prensa.

La prensa puede jugar un rol secundario en la historia, pero nos revela una imagen falsa de la situación política en las murallas. En el interior de esta espuria receta, encontramos uno de los artífices más persuasivos: el miedo. En Ataque a los titanes, se nos muestra una sociedad impulsada por el miedo y el desconocimiento. La prensa, en mayor o menor medida, es un notable componente dentro de la gran maquinaria impulsada por el gobierno monárquico. Por supuesto, el gobierno actúa de forma indirecta en este proceso utilizando a diferentes partidarios como la policía militar.

Conclusiones

Por el momento, Wit Studio está realizando un trabajo bastante notable con esta adaptación al anime. Creo que han sabido hilar perfectamente los diferentes sucesos plasmados en el manga. Se han acortado los diálogos para proporcionar fluidez en las conversaciones entre personajes, y cambiado el orden de los distintos eventos para obtener un resultado diferente, que no peor. A pesar de la ausencia de un miembro tan destacable como Yamada Ayumi, el resultado de estos 5 primeros episodios es realmente espléndido. Esperemos que sigan por el mismo camino a lo largo de la temporada.

Disponible en Mtmad

La serie puede verse gratuitamente a través de Mtmad gracias a la colaboración con Selecta Visión. Los episodios se publican en la plataforma de Mediaset los domingos a las 20:00.

[Total:1    Promedio:5/5]

Deja un comentario