Análisis de White Nite para Nintendo Switch: terror noir en blanco y negro

Una forma distinta de expresar terror, narrativa y original visualmente

0

Existe una gran variedad de títulos de terror como Visage, Oxide: Room 104 o Madison, por ejemplo. Juegos en primera persona que prometen experiencias terroríficas. Sin embargo, el mal puede adoptar muchas formas y estéticas y White Night es la prueba de ello. Este juego desarrollado por OSome Studio y distribuido por Tesura Games es una propuesta totalmente original que demuestra que el terror, puede venir a través de distintas vías y expresiones. ¡No os perdáis el siguiente análisis!

Análisis de White Night para Nintendo Switch

En los años treinta, con el Crack recién ocurrido y una América en plena crisis, ocurren los acontecimientos de Vesper Mansion. Así, haciendo gala a la época en la que estamos, nos encontramos con un título que presume de una destacada estética noir, pero con muchas particularidades. Nuestro protagonista es un ser curioso, un detective, un pobre desgraciado con mala suerte.

Situar un juego completamente en blanco y negro, (a excepción de unas cuantas motas de color), para recorrer una mansión en la que ocurren fenómenos paranormales, me parece cuanto menos ingenioso. Y es que el juego de luces y sombras será fundamental para desenvolvernos a lo largo de las habitaciones y salas del lugar. De esta forma, se crea una atmósfera opresiva, tensa que, además, encaja perfectamente con los momentos de narración a lo novela de Agatha Christie. Si bien en ciertos momentos he sentido cierta confusión o desasosiego con la exploración, te acostumbras al poco tiempo de juego.

Análisis White Night
Análisis White Night

Ojo con Vesper Mansion

Estética y jugabilidad crean una sinergia muy interesante, ya que, como os decía, las sombras y luces son fundamentales a la hora de explorar las habitaciones siendo mucho más que una simple opción estilística. De hecho, me atrevería a decir que es uno de los núcleos principales de esta, ya que, aunque vamos a encontrar puzles, contamos con un inventario y vemos cierta gestión de recursos como con las cerrillas que nos sirven para protegernos, en general es un juego de mecánicas muy sencillas.

Si bien, debo admitir que es precisamente la jugabilidad uno de los puntos que más incómodos me han resultado a la hora de afrontar el juego. Gráficamente tampoco es un disparate, pero no hace falta. Gracias a la opción visual elegida, el estudio ha sabido resolver la problemática de la falta de medios de una forma creativa. No es el juego más puntero visualmente, ni lo pretende, ni es necesario, siendo francos.

La dificultad del juego reside, precisamente, en resolver los acertijos que nos encontramos de manera correcta y, debo admitir que algunos me ha resultado algo frustrantes. La muerte también nos acecha, esto ocurre cuando damos un paso en falso y, aunque no tenemos barra de vida como tal, una mala decisión puede hacernos encontrar a algún fantasma enfurecido. La sensación de indefensión se siente a cada paso.

Análisis White Night
Análisis de White Night

Una historia oculta

Muy al estilo de los survival al que se acoge, mientras avanzamos, vamos a encontrar documentos y crónicas que nos presentan retazos de una historia oculta que versa mucho más allá del simple accidente de coche que hemos tenido. ¡Qué suerte que el juego se encuentre traducido al castellano!

En este sentido, creo que cumple y es atrapante a lo largo de las 5 horas, (hora arriba, hora abajo), que dura la historia. Sabe cómo mantener un hilo entre los pensamientos del protagonista con la historia emergente de la mansión de forma muy adecuada. Debo admitir que la música ayuda mucho a crear un ambiente muy adecuado. Ese apartado se lo han trabajado bastante. Es cierto que no encontramos títulos muy reseñables, pero empasta bien con la atmósfera y con el ambiente detectivesco. De hecho, hay algún tema con voz de jazz, como el de la intro que, oye, nada mal.

Conclusión de White Night

Por lo tanto: ¿merece la pena White Night? Si os gustan los juegos indies, buscáis algo diferente y el misterio os atrapa, entonces sí. Es un título muy particular con una apuesta estética arriesgada que, además, sabe cómo aprovechar los recursos modestos para ocultar sus puntos flacos. Eso sí, cierta confusión visual en el inicio puede desalentaros, sin embargo, os animo a pasar esa barrera de los primeros minutos para aclimataros.

Cabe destacar que, si bien lo percibo como un juego con construcción que sabe disfrazar las costuras, la sensación de que algunos enlaces están perdidos es real. Me refiero por ejemplo al ritmo. La dificultad de algunos puzles o lo poco racionales que pueden resultar en un inicio, rompen de vez en cuando el clima tenso y sacan al jugador de la sensación de peligrosidad. La jugabilidad también es parca y eso provoca alguna que otra molestia en el propio usuario. Sin embargo, al no alargarse demasiado, no deja de quedar en segundo plano.

Yo, personalmente, lo añado a la lista de juegos interesantes en propuesta de este año. No es título que vaya a rejugar, eso seguro, pero ha sido una experiencia corta, amena y apta para las vacaciones de verano. Si bien entra dentro del género de terror, tampoco ha sido una experiencia muy fatídica y lo digo en el mejor de los sentidos. No siempre apetece que se te salga el corazón en cada esquina, aunque si no estáis muy acostumbrados al género, puede ser que sí os resulta tenso.

Análisis de White Night. Clave de juego cedida por Tesura games.
  • La ingeniosa manera de combinar estética y jugabilidad.
  • La jugabilidad no es muy cómoda.
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here