Análisis ‘Streets of Rogue’, rogue-like con sabor a indie (Nintendo Switch)

¿Dónde está mi alcohol? Alcalde, me has mentido... ¡Revolución!

0
Compartir

¡Hola, muy buenas amantes de los videojuegos! Es el turno de Streets of Rogue, un divertidísimo rogue-like independiente desarrollado por Matt Dabrowski y distribuido por tinyBuild. Lanzado originalmente en marzo de 2017, a lo largo del presente 2019 aterrizó, por fin, en una de las plataformas más destacadas de los últimos años: Nintendo Switch. Tras protagonizar no pocos lanzamientos de corte indie, llegó el turno de una historia de amor absurda con mecánicas de grindeo, cuando menos, muy peculiar. En la actualidad, hablamos de un título disponible no solo en la plataforma de la gran N, sino también en Microsoft Windows, GNU/Linux y Max OS.

Análisis Streets of Rogue… ¿Pero que diablos?

Análisis Streets of Rogue
Análisis Streets of Rogue

El término «absurdo» se queda muy corto cuando uno quiere hablar de Streets of Rogue, pues hablamos de un título de humor disparado y carente de sentido, pero muy divertido. Es más, es posible que tal rasgo sea su característica más destacable; hablamos de un rogue-like, género bastante explotado en los últimos años. En ese sentido, resulta meritorio lograr destacar de una forma u otra, y Streets of Rogue lo consigue a través de su humor. No obstante, sería un error caer en la premisa facilidad y resumir tan peculiar título a dicho factor.

Claramente inspirado en el ya mítico Binding of Isaac, Streets of Rogue se caracteriza por su velocidad de juego y sus mecánicas de puzle. Si bien es cierto que esta última no es una cualidad que se repita de forma muy pronunciada a lo largo del juego, ofrece ciertos momentos de distensión muy interesantes. En otro orden de cosas, se desarrolla en una ciudad muy funcional. Citando a Steam, «en lugar de tomar lugar en una mazmorra, el juego se sitúa en una ciudad funcional, generada por procedimientos, en la que complejas IA controlan habitantes de todo tipo, que simplemente intentan realizar sus actividades diarias».

Por desgracia, Streets of Rogue es esclavo de su propio diseño de niveles; no es juego para todos. Uno de los factores que me motiva a destacar tal peculiaridad es su elevada dificultad casi desde el minuto uno. Asimismo, posee un estilo muy peculiar, por lo que no podemos hablar de un videojuego especialmente bonito en lo que a apartado artístico se refiere, aunque a mí no me desagrada del todo. En todo caso, entendería perfectamente que cualquier conocido y/o lector me dijese que, desde su punto de vista, el juego es… feo. Por otro lado, el tener que empezar no pocos retos desde el mismo comienzo echa bastante para atrás; no es fácil acostumbrarse a tal tipo de mecánica.

Streets of Rogue es especial como él solo

Análisis Streets of Rogue
Análisis Streets of Rogue

La muerte y la repetición son, con toda probabilidad, una de las mecánicas más explotadas a lo largo y ancho del género desde su mismo nacimiento. Caer derrotado y empezar de nuevo forma parte de su esencia, lo cual ya hace de criba para cierto tipo de jugadores. Los hay quienes no gozan de este estilo de desafío, lo cual es perfectamente comprensible. Por otro lado, los que hagan de la frustración la gasolina de su motor gamer encontrarán en Streets of Rogue un compañero de aventuras muy digno. Es más, Nintendo Switch aprovecha a la perfección las cualidades inherentes de un título que, aunque desarrolla todo su potencial en PC, no dejará indiferente a nadie a su paso por la plataforma de la empresa nipona.

De cualquier manera, no estamos ante un rogue-lite que innove en demasía en lo que a jugabilidad se refiere. Rescata los aspectos más importantes del género con toque propio, pero sin alejarse demasiado de aquello que hace grande al rogue-like. ¿Eso significa que es como el resto? Sí y no. Una vez paséis unas horas delante de la consola os daréis cuenta de que, en realidad, ya habéis jugado a algo como Streets of Rogue. Al menos si habéis catado títulos tales como Nuclear Throne y similares, pues no escapa del espectro de su propia inspiración: Matt Dabrowski es un amante de los clásicos del género y, en caso contrario, yo me pego un tiro en el pie. Las referencias, a nivel de controles y jugabilidad, son obvias, o al menos así lo he creído yo.

Cambiando de tema, está completamente traducido al español.

Una historia poco común

Análisis Streets of Rogue
Análisis Streets of Rogue

El guion de Streets of Rogue no es ninguna maravilla. Por muy divertida que sea su historia, el argumento hace las veces de escusa para continuar con nuestra partida; el motor de SoR no es su trama, sino su jugabilidad. No es precisamente original, pero sabe encontrar su hueco dentro del tópico y el estereotipo. De hecho, es su capacidad de reírse de sí mismo lo que más me ha agradado de este indie. ¿Me ha gustado el trasfondo? Bueno, no está mal. Me lo he pasado bien, pero no es que sea nada del otro mundo.

Puede que me equivoque, pero no creo que se dedicase una amplia parte del desarrollo a escribir un guion digno del Óscar. Bueno, ya me entendéis. La ciudad vive bajo el dictado de un alcalde mentiroso… ¿De qué me suena? ¿No pasaba algo parecido en estos nuestros tiempos? No, seguro que es impresión mía. Volviendo al tema, el alcalde prometió bajar los impuestos y repartir bebidas alcohólicas a todo el mundo. Ciertamente, comprendo que saliese electo: ¿Cerveza gratis? Conozco a más de uno que habría firmado con nombre y apellidos por un gobierno vitalicio ante semejante promesa.

Para variar, el alcalde miente —la fantasía es innegable en Streets of Rogue, ¿os imagináis a un político que miente? Que desfachatez— a sus ciudadanos: se queda el dinero y el alcohol. Los rebeldes no tarda en agruparse, y es ahí donde entremos nosotros. Por cierto, podremos controlar a más de un personaje y jugar en modo cooperativo, lo cual me ha encantado. La opción de poder disfrutar de tan peculiar aventura junto a un amigo me ha parecido un grandísimo acierto, así que ahí debo romper una lanza a favor del equipo de desarrollo. Cada uno tendrá diferentes clases y profesiones, por que sus habilidades serán también distintas. Optar por un personaje u otro hará que la ruta varíe, lo cual le da un punto extra: la rejugabilidad es bastante alta. Además, hay más de un final.

Rendimiento

Análisis Streets of Rogue

En lo referido al apartado técnicoStreets of Rogue se define como modesto. Como ya mencioné con anterioridad, que alguien diga que el juego es feo no es raro. A mí, en lo personal, no me desagrada. Ahora bien, siempre he disfrutado del pixelart y sus variantes, por lo que su acabado retro y su diseño en 2D me resulta, cuando menos, interesante. Por desgracia, el diseño de los personajes y/o los escenarios no termina de estar a la altura: es repetitivo, lo cual es comprensible si tenemos en cuenta su definición de título indie.

Por el lado contrario, el diseño de niveles y mapeado es excelso: triunfa a la hora de ofrecer una aventura divertida y entretenida aun a pesar de que, en más de una ocasión, sentiremos el ferviente deseo de aniquilar a todo ser vivo sobre el planeta por pura y mera frustración. No sucede lo mismo con la banda sonora, la cual destaca por ser bastante floja y cumplir como simple acompañante.

Dicho esto, ¿qué tal se comporta Nintendo Switch? Pues bastante bien. No niego que la plataforma híbrida carece de la potencia de sus rivales de mercado. Es más, resulta innegable la enorme diferencia entre ordenadores sobremesa y consolas. Con todo, se puede jugar bastante bien. El juego es fluido y los tiempos de carga no son demasiado largos, por lo que es muy disfrutable. He echado en falta una mayor tasa de frames por segundo, es cierto, pero el juego cumple a la perfección con aquello que se propone.

Conclusiones

Análisis Streets of Rogue
Análisis Streets of Rogue

Un título divertido, desenfadado y con un humor sobresaliente. Absorbe si te gusta el genero, pero desagrada si no te gustan los juegos demasiado complicados en lo que a dificultad se refiere. El diseño es… peculiar, o lo odias o lo amas. Exigente como pocos, el gran público no está preparado para títulos de sus características, mas no deja de ser una opción muy interesante para los amantes de los rogue-like. No obstante, si nunca has catado juegos de tal calado, no te recomiendo que empieces por Streets of Rogue, pues puedes terminar odiando un género muy bonito. Al final, hablamos de un videojuego bastante llamativo por su humor y el diseño de niveles, pero poco accesible.

Análisis Streets of Rogue. Clave de juego para Nintendo Switch cedida por tinyBuild.

[Total:1    Promedio:5/5]

Deja un comentario