Análisis de Ruined King: A League of Legends Story

Precioso, interesante y con más de una innovación: Ruined King: A League of Legends Story es lo que el universo de League of Legends necesitaba.

0

Siendo sincero, he reescrito la introducción del análisis de Ruined King: A League of Legends Story unas 3 o 4 veces, mas no encontraba las palabras adecuadas para presentaros el nuevo proyecto de Riot Games y Riot Forge. Habría cabido esperar una breve presentación de la empresa norteamericana, la creadora del sempiterno League of Legends. Inclusive, habría sido adecuado presentar a Riot Forge como una línea de trabajado subsidiaria de la propia Riot Games que funciona como distribuidora, que no editora, de diversos videojuegos relacionados (o no) con el universo de League of Legends.

No habría sido una mala idea. Tampoco habría estado de más destacar las cualidades de Airship Syndicate, la desarrolladora que ha trabajado en Ruined King, el nuevo y más reciente spin-off (junto a Mayhem) del planeta LoL. Es posible, de hecho, que no os suene, aunque creo que la cosa cambiará si destaco sus dos últimos trabajos: Battle Chasers: Nightwar y Darksiders Genesis. Y si no lo hace, pues os lo resumo: hay un buen precedente para confiar en ellos. Al menos eso debieron pensar en Riot Games… y no se han equivocado. Porque otra cosa no, y es que aunque sirva de spoiler, ya os puedo adelantar que Ruined King: A League of Legends Story me ha gustado muchísimo.

Y ahora que caigo, casi sin darme cuenta os he resumido un poco todo aquello de lo que quería hablaros antes de comenzar con mi análisis. Bueno, pues una cosa menos.

Análisis de Ruined King: A League of Legends Story

Análisis de Ruined King: A League of Legends Story
Análisis de Ruined King: A League of Legends Story

Antes de comenzar quiero aclarar una cosa: no es necesario haber jugado a League of Legends y/o conocer su lore para disfrutar de Ruined King, pero el título de Riot Forge está claramente basado en su universo. Así pues, si bien no es necesario, ofrecerá una experiencia mucho más completa y enriquecedora para todos aquellos que se consideren fanes de la franquicia. No por nada, el juego está repleto de referencias a LoL. Es más, su propio título indica que es una historia basada en este, así que ya lo sabéis. Puede parecer obvio, pero es importante destacar la buena labor del estudio. Han sabido, pues, diseñar una línea narrativa adecuada para los novicios de la franquicia que, aun con todo, encantará a sus usuarios más avezados.

Sabiendo esto podemos hablar de su argumento. Ruined King: A League of Legends Story nos presenta, de buenas a primeras, a Sarah Fortune. Más conocida como Miss Fortune, se encuentra en plena fase de adaptación. Tras derrotar a su más acérrimo enemigo, Gangplank, se ha adueñado de Aguas Estancadas, una suerte de distopía pirata en la que los rufiones y los gañanes proliferan por doquier. Sea como fuere, Sarah quiere mejorar las cosas, aunque es perfectamente consciente de que tendrá que recurrir a la violencia en más de una ocasión.

Así pues, la primera línea narrativa queda escrita a través del conflicto entre Miss Fortune y Gangplank. Como muchos ya sabrán, hace años, durante un evento, el pirata desapareció del juego, pero regresó de entre los muertos. Podría decirse que Ruined King se sitúa en ese tiempo, pues nos encontraremos con esa misma situación. No obstante, lo haremos con Harrowing de por medio, un peligro con forma de niebla asesina procedente de la mortal Isla de las Sombras. Al parecer, GP se ha aliado con estas de alguna manera, buscando venganza y poder; quiere recuperar lo que es suyo.

Una narrativa al más puro estilo League of Legends

Análisis de Ruined King: A League of Legends Story

El guion empieza fuerte. Muy fuerte. Es más, el equipo creativo nos presenta esta premisa desde el mismo comienzo a través de un breve tutorial protagonizado por la propia Miss Fortune. Todo sea dicho, este está muy bien integrado dentro de la narrativa del juego, formando parte del todo sin que apenas se note. Poco después aparecerá Illaoi, la Portadora de la Verdad, quien no tarda en aportar su propia perspectiva de la situación. Será parte fundamental del argumento, pues como uno de los 6 personajes controlables dentro su propia línea narrativa.

Su relación con Gangplank, su papel como antítesis de lo que representa la niebla, etc. la convierten en una de las protagonistas con más peso de la historia. Por suerte, Airship Syndicate divide muy bien los tiempos y nos ofrece, en realidad, seis historias diferentes que confluyen todas a la vez a través del conflicto de Aguas Estancadas. Por ejemplo, Braum, el tercer campeón que entra en escena, está buscando una cura para su pueblo enfermo, mientras que Ahri quiere recuperar algo que ha perdido. Yasuo, guardaespaldas de esta última, busca la redención a través del exilio, mientras que Pyke continúa con su viaje de venganza personal.

Una de las grandes preguntas que nos formulamos los amantes de League of Legends era cómo diablos iban a hacer que personajes tan dispares entre sí formasen una alianza para enfrentarse a un bien mayor. No quiero desvelaros el porqué, ya os estropearía gran parte de la experiencia, pero… Bueno, lo que sí os puedo confirmar es que la naturalidad con la que se van uniendo todas y cada una de las piezas es pasmosas. La desarrolladora, sin más, lo ha clavado a través de un guion muy orgánico en donde todos y cada uno de los personajes controlables se desarrollan al ritmo adecuado dentro de su particular grupo de aventuras.

Un guion sólido y un universo repleto de referencias

Análisis de Ruined King: A League of Legends Story
Análisis de Ruined King: A League of Legends Story

De esta manera, Ruined King: A League of Legends Story se construye al ritmo justo y adecuado. Y mientras tanto, sus 6 personajes van desarrollando y estrechando una serie de lazos, cuando menos, muy peculiares. Todo mientras se enfrentan a los fantasmas de su pasado y/o ponen en entredicho el peso de sus decisiones tanto en el presente como en el futuro. Puedo concluir, por tanto, que la construcción del grupo y sus protagonistas es, como poco, sobresaliente. Nuestros antagonistas, por supuesto, no se quedan por detrás. En cualquier caso, prefiero no deciros sus nombres, ya que os arruinaría alguna que otra sorpresa.

Lo que también os puedo contar sin destriparos el argumento es que Aguas Estancadas, Isla de las Sombras, etc. están maravillosamente expresadas. El mundo de Ruined King, ya sea a través de sus muy numerosas misiones secundarias, diálogos, etc. está recreado de forma excepcional. Hay una cantidad de referencias y detalles abrumadora, y cada palabra tiene un por qué. Obviamente, son muchos los NPC que están ahí, simplemente, para rellenar. Aun con todo, he sentido que la ciudad estaba viva y que todo funcionaba con naturalidad. Destacan, por cierto, esos diálogos, pues tienen un toque rolero brutalmente bueno.

Cada vez que mantenemos una conversación relativamente importante, el juego nos ofrece detalles contextuales sobre su expresión facial, su forma de hablar, etc. a modo de texto complementario. Es decir, que no hay una simple marabunta de oraciones interconectadas, sino que hay textos descriptivos que complementan las conversaciones. Es, sin lugar a dudas, una verdadera delicia. Eso sin olvidarnos del maravilloso tablado de doblaje que nos ofrece Ruined King. No todos los personajes tienen voz, pero los que sí… Dan ganas de no darle al botón continuamente simple y llanamente para disfrutar del tono de sus voces.

Una experiencia bien construida con buenos personajes

Análisis de Ruined King: A League of Legends Story

Os pido perdón, pues sé que me estoy alargando mucho hablando solo de la historia, la construcción del mundo, etc., pero creo que merece la pena. No por nada, Ruined King es un RPG de mundo pseudo abierto con grandes dosis de exploración. Es por eso que los detalles son tan importantes. Así pues, hablar con la gente nos puede recordar cuáles han sido las últimas travesuras de Fizz, cómo está la situación de Riven o Noxus, etc. Habrá notas informativas, diarios de viaje y otra suerte de fuentes de texto que nos contarán qué sucede por el mundo. Me ha encantado. De diez. Solo criticaría, de hecho, que una vez recorres el mismo sitio por cuarta vez consecutiva, el sistema de desplazamiento se vuelve ligeramente tedioso, aunque es algo con lo que merece la pena lidiar.

Y cerrando con la historia, me gustaría ofreceros una impresión a modo de conclusión antes de pasar a la jugabilidad: es buena. Muy buena. La trama de Ruined King no sorprenderá a quienes conozcan el juego, pues ya está escrita, pero aun así es entretenida y adictiva. Aporta un montón de información desconocida y rellena muchísimos huecos antes vacíos. Además, nos permite saber más de 6 grandísimos personajes que, tras este juego, no solo son más complejos y profundos, sino que son distintos a lo que en realidad esperábamos.

Aparte, la narrativa es dinámica y entretenida, los tiempos están bien marcados y, en general, la solidez de su argumento es de sobresaliente. Si vas directo al grano, la velocidad de la historia es la justa y necesaria. No se adelanta, pero tampoco se retrasa. Solo se ve afectada si nos metemos de lleno en las misiones secundarias, siendo este uno de los grandes defectos de casi cualquier juego de rol de mundo abierto. Si nos desviamos demasiado, es fácil perder el hilo y sentir que, en realidad, la trama es más pesada de lo que en realidad es.

Combate clásico, pero con novedades

Análisis de Ruined King: A League of Legends Story
Análisis de Ruined King: A League of Legends Story

Respecto a la jugabilidad, me gustaría empezar hablando del combate. Este, tal y como ya mencionado con anterioridad, es por turnos. No obstante, antes de lanzarnos de lleno a su funcionamiento, es importante explicar las mecánicas que le preceden. Empecemos, pues, desgranando el sistema de equipo, habilidades, runas y niveles. Como todo buen RPG que se precie, Ruined King: A League of Legends Story apuesta por un sistema de niveles y estadísticas en donde cada personaje irá progresando a medida que suba de nivel. Al hacerlo, ganaremos parámetros, siendo cada vez más fuertes. Además de la iniciativa, la resistencia física o mágica, el daño crítico, etc. habrá dos barras: salud y mana. Ambas se explican por sí solas, aunque hay una pequeña variante.

Cuando luchamos, hay ciertos ataques que generan un recurso llamado sobrecarga. Este funciona de la misma forma que el mana. Es decir, que si acumulamos suficiente, podremos utilizar ciertas habilidades sin gastar mana. Además, algunos ataques especiales consumirán la susodicha sobrecarga para ampliar sus efectos. Sabiendo esto, nos toca hablar del equipo. Es, a grandes rasgos, lo mismo de siempre: podemos obtener diversas armas, armaduras y accesorios para potenciar las estadísticas de nuestros personajes. Sobre el DLC, la verdad es que las piezas que incluye dejan de ser útiles muy pronto, así que no os lo recomiendo demasaido.

Entendiendo los 2 puntos anteriores, podemos pasar a las runas. Son una suerte de homenaje al juego original, ya que tendremos que elegir cuáles nos equipamos a medida que subamos de nivel. Cada una nos otorgará una serie de ventajas, como más probabilidad de crítico, un mejor porcentaje de esquiva o daño adicional. Lo bueno es que podremos cambiarlas en cualquier momento. Sobre las habilidades, son un poco lo mismo de siempre, pero altamente inspiradas en League of Legends. Lo interesante de Ruined King es que, al subir de nivel, no solo desbloquearemos (a veces) nuevas habilidades, sino que iremos obteniendo puntos de habilidad. Estos, que se pueden quitar y poner cuando queramos, los podemos usar para mejorar nuestras habilidades siguiendo una de las 2 rutas que nos ofrece cada una.

Un buen sistema de progreso, aunque algo parco

Análisis de Ruined King: A League of Legends Story

Llegados a este punto podemos decir que el sistema de progresión de Ruined King: A League of Legends Story ofrece un buen grado de personalización que, sin embargo, se queda un poco corto a medida que avanzamos la historia. Está bien planteado y disfruta de una estructura lógica, pero no es tan complejo y profundo como nos habría gustado. Aun con todo, sigue estando muy bien. Por cierto, no me quiero olvidar de los encantamientos, una serie de mejoras que podremos hacer a nuestras piezas de equipo consumiendo, en el proceso, diversos recursos.

Ahora sí, el combate. Las batallas de Ruined King son —seamos claros— repetitivas, pero esto es algo a lo que los jugadores habituales de RPG están más que acostumbrados. Es, a fin de cuentas, un sistema que no puede evolucionar demasiado dentro de sus cualidades inherentes, pues de otra forma sería demasiado errático. No es un error al uso, sino una propiedad inherente al género. Dicho esto, Ruined King no se pliega a los tópicos e innova (seguramente haya otros juegos así, pero no los conozco o no los recuerdo) con un sistema de barras de acción.

Estrategia pura y dura con muchas referencias

Análisis de Ruined King: A League of Legends Story
Análisis de Ruined King: A League of Legends Story

Me explico. Además de una ingente cantidad de estados alterados y condiciones de combate bastante originales, hay tres tipos de ataques: definitivas, las cuales solo se pueden usar cuando rellenamos una barra conjunta entre personajes; instantáneas, algo así como ataques básicos y técnicas sencillas; fila, las cuales se pueden utilizar de distinto modo según si optamos por la variante de velocidad, equilibrio o poder. Básicamente, sus efectos son los mismos, pero sacrificando parte de su poder en favor de la velocidad o viceversa, o manteniendo el equilibro.

Lo más llamativo es que, además de modificar sus parámetros, puede tener repercusiones en el combate, ya que habrá enemigos que tengan una mayor probabilidad de esquiva si no les golpeamos, por ejemplo, con habilidades de variante veloz. Análogamente, habrá una serie de espacios en los que (usar habilidades o ataques nos posiciona en un punto concreto de las susodichas barras) obtendremos efectos beneficiosos o desventajosos si caemos dentro. Así pues, además de atacar, tendremos que prestar atención a las barras para así optimizar nuestro rendimiento.

Es complejo, lo sé, pero una vez le pillas el truco (no se tarda demasiado) es bastante divertido y energizante. Te sientes bien contigo mismo cuando calculas adecuadamente todo y empleas una buena estrategia. Es un sistema bastante satisfactorio. P.D. Los combates son por equipos de 2 y podremos elegir entre 1 tanque (Braum), 2 healer (Illaoi y Ahri) y 3 DPS (Yasuo, Miss Fortune, Pyke). Cada uno tendrá sus propias especialidades, así que es bastante interesante cambiar entre unos y otros. Por cierto, no os sintáis abrumados. El estudio ha sabido dar con la tecla e introduce toda esta información poco a poco a través de una serie de tutoriales muy bien planteados.

Así es el mundo de Aguas Estancadas

Análisis de Ruined King: A League of Legends Story

Para empezar, Ruined King: A League of Legends Story es un videojuego con perspectiva isométrica —muy parecida a la de Diablo, por cierto— y con cámara fija. Es decir, no podremos alterar el punto de vista, aunque habrá ciertas secuencias en las que sí variará el enfoque. Nos tocará, por lo tanto, adaptarnos al entorno, aunque la verdad es que, salvando ciertos escenarios con alguna que otra zona algo más incómoda de inspeccionar, funciona muy bien. Lo que más me ha gustado, por cierto, es que todas las zonas están conectadas las unas con las otras, aunque llegado cierto punto se hacen algo repetitivas.

Si nos zambullimos de lleno en las misiones secundarias, acabaremos recorriendo el mismo punto una y otra vez. De hecho, teniendo en cuenta la extensión del juego, la cosa puede ser algo… La palabra es repetitiva. La duración de Ruined King: A League of Legends Story es de unas 30-40 horas si vamos al grano, aunque puede llegar a las 60 horas si buscamos completar el 100% de la experiencia. Esto hace que ciertos sitios, ya que casi toda la acción se desarrolla en los mismos emplazamientos, nos acaben cansando un poco.

El lado bueno es que el diseño de escenarios es precioso, la escenografía es muy bonita y, en general, el mapeado es muy bueno. En cualquier caso, una cosa no quita la otra. La exploración es así, y ya. Eso sí, habrá pequeñas variaciones según el equipo que llevemos y el personaje que controlemos, puesto que cada campeón tendrá su propia habilidad de exploración y podrá hacer alguna que otra cosita diferente según qué escenario. Es algo que, sin profundizar demasiado —este sistema termina siendo algo parco— le da un puntito extra de diversión al juego. P.D. También puedes pescar, aunque a mí no me ha llamado demasiado la atención.

League of Legends y Runaterra en estado puro

Análisis de Ruined King: A League of Legends Story
Análisis de Ruined King: A League of Legends Story

Ahora bien, hay un aspecto que no funciona como debería: los puntos de guardado, los checkpoint y las fogatas. Si bien es cierto que Ruined King nos deja salvar nuestra partida en cualquier parte, hay algo que falla. Es, simple y llanamente, que da igual donde guardemos, que apareceremos al comienzo de la estancia. Por ejemplo, si estás en la ciudad y guardas en mitad de un puente, cuando vuelvas a arrancar tu partida reaparecerás en la puerta del último lugar que visitaste o al comienzo de la zona. Es algo que entorpece la experiencia y termina siendo relativamente molesto si jugamos en una dificultad elevada y nos toca enfrentarnos a un jefe final duro.

No tendremos que limpiar la zona entera de nuevo, pero sí que es posible que nos toque volver a recorrer a pata todo el escenario. O parte de él. No es cómodo. Por su parte, el menu de guardado es algo… errático. La ordenación es, aunque no sabría explicaros bien por qué, confusa. Te equivocas más de lo que cabría esperar eligiendo el punto de guardado que querías. Sobre las fogatas, algo así como nuestra zona de descanso, pues… Si tenemos en cuenta que solo podemos cambiar de equipo cuando visitamos una, su distribución deja algo que desear.

Ahora, las cinemáticas, diálogos, mejoras, ajustes de equipo, etc. nos las vamos a tener que comer si hemos guardado hemos guardado a mitad de mazmorra. Esto es, sin lugar a dudas, lo peor del juego. No se explica por qué lo han hehco, siendo una dinámica muy obtusa y que ralentiza seriamente la experiencia en determinados puntos de juego. La cosa empeora si tenemos en cuenta que algunos jefes finales son muy largos.

Una línea creativa espectacular

Análisis de Ruined King: A League of Legends Story

No podía marcharme sin hablar, como no podía ser de otra forma, del estupendo apartado creativo y la estupenda línea audiovisual de Ruined King: A League of Legends Story. Y es que otra cosa no, pero el juego es muy, muy bonito. A través de un diseño en 3D con ciertos dejes de cartoon definido, el estudio nos presenta 4 tipos diferentes de arte. El primero es el de las cinemáticas principales, las cuales recuerdan a series como Arcane por la belleza de su presentación. El segundo se corresponde al diseño de los personajes cuando hablan, los cuales se presentan como una suerte de tebeo americanizado con rasgos bien definidos.

El tercer estilo se presenta en los flashback y sigue la línea de los personajes, pero a través de viñetas a tamaño completo con multitud de detalles. El último de todos es el más frecuente: el del propio videojuego. Todo el universo de Ruined King: A League of Legends Story es un deleite para nuestros ojos y, más allá de ciertos errores en la distribución de algunos objetos (a veces cuesta llegar a ciertas cosas) es sublime. Al menos desde mi perspectiva personal. Sigue la dinámica cartoon en 3D, pero con destellos de la ya mencionada Arcane. Es casi como un baile de pinturas hiperdefinidas de trazo fino y muchísimos detalles. Muy bonito, la verdad.

Y de la misma forma, el doblaje es simplemente excepcional. El trabajo de los actores y actrices de doblaje es uno de los aspectos en donde Ruined King saca pecho con mucho orgullo. La banda sonora tampoco se queda detrás y aunque no hay grandes temas, acompaña muy, muy bien. ¡Ah, y que no se me olvide! He tenido algunos problemas de rendimiento (algún que otro tironcillo sin más) y varios contratiempos con el mando.

Análisis de Ruined King: A League of Legends Story. Conclusiones

Ruined King: A League of Legends Story es un grandísimo juego de rol y una estupenda expansión de contenido para el universo del que procede: League of Legends. Tiene algunos fallitos, como el sistema de guardado, ciertos diseños o la profundidad de ciertos elementos del cuerpo del sistema, pero se sobrepone a todos ellos a través de una exploración más bien entretenido, un apartado audiovisual de una calidad incuestionable y unos combates con ciertas novedades muy llamativas. En resumidas cuentas, un gran RPG que le recomendaría a todos los fanáticos de League of Legends y del género. A mí, personalmente, me ha gustado muchísimo.

Análisis de Ruined King: A League of Legends Story. Clave de juego para PC cedida por Riot Games.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here