Análisis de Pokémon Diamante Brillante y Perla Reluciente

¿Están a la altura los remakes? Os lo contamos en nuestro análisis de Pokémon Diamante Brillante y Perla Reluciente.

0

Pokémon, por méritos propios, tiene un lugar especial en la memoria de los noventa. Buque insignia de Nintendo durante muchísimos años, hizo las delicias de cientos de miles de jugadores durante no pocas generaciones. Además, durante aquellos años, resultaba imposible no asociar el logo de Game Freak al atrapa-monstruos más famoso de todos los tiempos. Esto, sin embargo, está cambiando poco a poco. La dinámica de la desarrolladora, antes imperturbable, ha dado paso a una nueva generación de desarrolladoras.

En este caso hablamos de ILCA, un estudio fundado en 2010 que ha colaborado activamente con algunos de los proyectos más grandes del mercado. Véase, por ejemplo, Dragon Quest XI, Metal Gear Rising o Nier: Automata. ¿Y a qué se debe el cambio? Simple: Game Freak está trabajando en Pokémon Leyendas: Arceus. Siendo sinceros, he notado el cambio en muchos sentidos. La mayoría de ellos, de forma positiva. ILCA, tal y como descubriréis si le echáis un vistazo a nuestro análisis de Pokémon Diamante Brillante y Perla Reluciente, ha aportado un soplo de aire fresco a la franquicia, aunque con algunos «peros».

Daré por sentado que casi todos nuestros lectores conocen Pokémon, más aún siendo un remake de la cuarta generación. En caso contrario, os pido disculpas desde ya mismo.

Análisis de Pokémon Diamante Brillante y Perla Reluciente

Análisis de Pokémon Diamante Brillante y Perla Reluciente
Análisis de Pokémon Diamante Brillante y Perla Reluciente

Uno de los puntos que más se criticó cuando se anunciaron Pokémon Diamante Brillante y Pokémon Perla Reluciente fue su estilo. Nunca lo entendí. Por alguna razón, gran parte de la comunidad despreció el estilo chibi sin apenas haber visto nada —en realidad— del juego. Obviamente, no fue todo el mundo. A día de hoy, siendo sincero, creo que se equivocaron. Muchísimo. Pokémon Diamante Brillante y Perla Reluciente es, por méritos propios, uno de los juegos más bonitos de la franquicia. Es más, ese estilo tan cute le sienta a las mil maravillas, potenciando el sentimiento de nostalgia, pero sin perder las bondades de la nueva generación de consolas.

Asimismo, ILCA ha hecho un trabajo excepcional con las animaciones. Una vez más, es uno de los títulos más llamativos a ese respecto. Otrora era objeto de crítica. Hoy no. Este remake ha dedicado muchas horas de esfuerzo para presentarnos una buena remesa de ataques bien animados. Asimismo, las texturas son muy, muy vistosas. Si bien es cierto que algunas de ellas sufren un poco en el modo dock, el acabado es mayormente positivo. Resultonas y atractivas, se crecen gracias a su buena paleta de colores. La línea creativa es hermosa. Sin más. Pokémon Perla Reluciente y Diamante Brillante es uno de esos juegos que te entra por los ojos. Recuerda, salvando las distancia, a Let’s Go.

De la misma manera, podemos alabar el trabajo realizado con las ciudades, los caminos, los pueblos, etc. Estos últimos se sienten algo vacíos, pero es algo habitual —aunque no por ello debemos omitirlo de la ecuación— dentro de la saga. La interfaz, por su parte, es intuitiva e inteligente. La selección de menús, tanto fuera como dentro de los combates, así como las utilidades (véase, por ejemplo, el PokeReloj) hacen piña y nos entregan una experiencia mayormente positiva en donde la navegación es cómoda y fluida. Ya sea a través del sistema de cajas, la gestión de objetos o la distribución de opciones, Pokémon Perla Reluciente y Diamante Brillante me gusta.

Pokémon Perla Reluciente y Diamante Brillante y la ausencia de dificultad

Análisis de Pokémon Diamante Brillante y Perla Reluciente
Análisis de Pokémon Diamante Brillante y Perla Reluciente

Este es, probablemente, el mayor problema del juego. La dificultad, en esta ocasión, no existe. No es que sea muy fácil. Es que no existe. Así pues, si buscáis un reto, no creo que sea la mejor opción de todas. No obstante, siempre queda la variante random locke, pero eso es otro tema. Ahora bien ¿por qué? Sencillo. Pokémon Perla Reluciente y Diamante Brillante nos ofrece, desde el comienzo de la aventura, una suerte de repartir experiencia automático que nos permite entrenar a todo el equipo al mismo tiempo. Esto no sería un problema de no ser por dos puntos: ganamos demasiada experiencia y los niveles de los Pokémon salvajes y de los entrenadores es demasiado bajo.

Tras poco menos de 2 horas, ya superaba en 5 o 10 niveles a todos mis rivales, pudiendo derrotar a casi cualquier oponente sin tener que plantearme, siquiera, un cambio de Pokémon por ventaja de tipo. Esto hace que la experiencia se convierta en un paseo, literalmente. El lado malo es que no hay desafío. No todo es negativo, pues si buscas una experiencia más de chill y un viaje de pura nostalgia… Ahí suma puntos. En cualquier caso, creo que la valoración general de Pokémon Perla Reluciente y Diamante Brillante habría sido netamente superior agregando la simple opción de apagar y encender el repartir experiencia. Ahí hablaríamos de un título bien diferente.

Un remake a la altura en casi todos los sentidos

Análisis de Pokémon Diamante Brillante y Perla Reluciente

Y si dejamos a un lado la dificultad, la verdad es que Pokémon Perla Reluciente y Diamante Brillante es una de esas experiencias que los más fervientes admiradores de la franquicia disfrutarán. Porque como remake funciona muy bien. Los ajustes en las mecánicas que ya conocimos en la experiencia original están bien medidos y las novedades entran bastante bien. Entiéndase, pues, la presencia de algunos movimientos nuevos y la caja portátil. Es decir, que podremos cambiar a cualquier Pokémon de nuestro equipo en cualquier momento, aunque no se curarán. Asimismo, podremos caminar con uno de los Pokémon de nuestro equipo.

Las cápsulas que nos permiten personalizar las Poke Balls, por su parte, son las mismas de siempre, aunque más bonitas. Y las MO. Ya no hace falta enseñarle las MO a un Pokémon de nuestro equipo, sino que las usaremos a través del PokeReloj. Es, sin más, un gran acierto que simplifica mucho la mecánica de exploración y elimina la necesidad de llevar a un saco de MO (entiéndase, el Bidoof de turno que solo sirve para eso) para poder avanzar en ciertas zonas. Las MTs, por cierto sí que se gastan, y esto es algo que no me ha terminado de convencer.

Por lo demás, Pokémon Perla Reluciente y Diamante Brillante es un juego que me ha gustado bastante. Sobre todo en lo que vendría siendo el contenido postgame y el resto de actividades fuera del combate, como la crianza, los concursos, etc.

Conclusiones

Análisis de Pokémon Diamante Brillante y Perla Reluciente
Análisis de Pokémon Diamante Brillante y Perla Reluciente

Si bien es cierto que la dificultad le juega una mala pasada (no existe) a Pokémon Perla Reluciente y Diamante Brillante, la experiencia en sí es más bien positiva dentro del espectro de la franquicia. Así pues, el juego logra ser divertido y entretenido siempre y cuando no busques un desafío. La visual es muy bonita, la banda sonora ha subido varios puntos y, en general, es un paseo precioso. Las actividades que ofrece más allá de los combates son entretenidas y el online, aunque no tendrá competitivo, es un aliciente gracias a sus animaciones.

o

Análisis de Pokémon Diamante Brillante y Perla Reluciente. Clave de juego para Nintendo Switch cedida por Nintendo España.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here