Análisis de Outriders | El shooter-looter sigue estando de moda

Un nuevo shooter-looter está en la ciudad, y parece que ha llegado para quedarse.

0

El género de los shooter-looter lleva muchos años dando de lo que hablar. Ya sea con productos que terminan desvaneciéndose en el mercado, grandes obras cooperativas o experiencias en forma de servicio de pago, se han asentado en el mercado con mucha fuerza. Curiosamente, pocas empresas se han atrevido a la aventura. Una de las más recientes fue EA, quien terminó estrellándose por culpa del accidentado lanzamiento de Anthem. Hay quienes han mantenido su fórmula durante años. Es el caso de Destiny, quien ha visto en el multijugador un gran mercado. Los hay, por otro lado, quienes han optado por una experiencia cooperativa, pero en campaña. Hay está Borderlands.

Parecía que, de una u otra forma, todo estaba cubierto. Fue entonces cuando Square Enix anunció Outriders. Desarrollado por People Can Fly, se las prometía todas consigo. Distribuido por Koch Media, prometía una campaña multijugador atractiva e interesante. El gameplay nos recordaba a Destiny, pero también a Gears of Wars. Lo visto auguraba un nuevo juego con una historia interesante y muchas posibilidades PVP o PVE. Al final se han quedado con lo segundo, cosa que decepcionó a más de uno. Y es que Outriders tiene potencial para coger ambos nichos e integrarlos en su propio universo de forma coherente y orgánica. Merece la pena, ya os lo puedo asegurar, pero… Mejor si os lo cuento, ¿verdad? Empieza nuestro análisis de Outriders.

P.D. El juego cuenta con textos y doblaje en español.

Outriders

Análisis de Outriders
Análisis de Outriders

Lejos de lo que cabría esperar, Outriders no es un juego competitivo en donde un conglomerado de jugadores compiten por los recursos y/o la mejor posición de un marcador en vivo. Así pues, su premisa es la de una experiencia cooperativa en donde hasta tres jugadores podrán revivir las aventuras de un sujeto al que, cariñosamente, la gente llama Mutación u Outrider. En efecto, podría decirse que sigue la fórmula de Borderlands pues, si bien es cierto que desde Square han querido distanciarse de otros ejemplos del género, la influencia es clara. No obstante, hablaremos de ello más adelante, ya que por el momento prefiero centrarme en el argumento.

Todo comienza con una escueta presentación. Pronto descubrimos —tutorial de por medio— que la humanidad tuvo que escapar del planeta Tierra. Asolados por una suerte de cataclismo, la humanidad se lanzó a la carrera espacial. Por desgracia, el espacio era limitado, así que fueron muchos los que fueron abandonados a su suerte mientras las naves coloniales abandonan la atmosfera terrestre. Previa creación de personaje (escueta, todo sea dicho) seremos incluidos dentro del proyecto Salvar el Planeta Tierra. Lo haremos dentro de una fuerza paramilitar compuesta por Outriders. A grandes rasgos esta está compuesta de soldados experimentados que han sobrevivido a no pocas experiencias bélicas. Sea como fuere, llegamos a un nuevo planeta tras ochenta años recorriendo el cosmos.

Criogenizados, nos lanzamos a la exploración, aunque los informes previos son muy positivos: no hay peligros que nos acechen desde las sombras, la atmosfera es adecuada para la vida humana y hay vida, fauna y recursos para el correcto desarrollo de la sociedad. Sin embargo, y por desgracia, todo se tuerce cuando una extraña tormenta destroza a nuestros compañeros y vehículos. El lugar no es apto para la supervivencia, ya que —junto a la tempestad— surge una extraña enfermedad. No tarda ni diez minutos en hacer efecto. Lo más normal habría sido posponer el descenso de la población civil, pero el político inepto de turno hará de las suyas; no quiere jugarse el puesto, así que pone en cuarentena a los infectados, asesina a quienes se oponen a él y autoriza el aterrizaje civil.

Todo se va al garete

Análisis de Outriders

No tardamos en dar cuenta del susodicho, ya que una pequeña secuencia de tiroteos y unas cuantas explosiones terminan con una muy pronta venganza. Reventando clichés desde el principio, Outriders desbarata tópicos y se renueva con una trama muy potente. Sin entrar en detalles, el equipo creativo establece una dinámica realmente entretenida en donde iremos descubriendo que está pasando poco a poco. Lo haremos tras pasar treinta años criogenizados, ya que de otra forma habríamos muerto. De la misma forma en que Rick se dio de bruces con el mundo de The Walking Dead, el protagonista se encontrará perdido en un mundo desconocido. Hallaremos las primeras respuestas muy pronto, aunque tardaremos bastante más en conocer la verdad.

Outriders puede alargarse, fácilmente, hasta las 60 horas de duración. Ya sea solos o acompañados, presentará toda suerte de desafíos. Bueno, de todo tipo no: tiroteos. Aquí todo se resuelve a disparos. Sea como fuere, aplica un ritmo excelente en donde la resolución de conflictos, la historia principal, las misiones secundarias, el lore en forma de textos (cartas, archivos, informes, etc) y el escenario irán todos a una. Siendo sincero, no me esperaba que la trama fuese tan atractiva. Sin más, y eso es culpa mía, había concebido la idea de un juego de acción en tercera persona desligado de todo argumento y enteramente dedicado a la violencia. Craso error. Outriders es mucho más. Sin ser demasiado original —el guion no sorprende demasiado— hace las cosas bien.

De una u otra forma exacerba el sentido de la unidad y da la vuelta a la moneda en más de una ocasión. Como se suele decir, ni los buenos son tan buenos ni los malos son tan malos. Aquí todo el mundo quiere sobrevivir. ¿Cuál es el problema? Que hay grandes desacuerdos. Mayormente, nosotros trabajaremos para los integrantes que han sobrevivido de nuestro anterior equipo y ECA, la organización madre de la colonización. Hay otros tantos grupos de insurrectos que, enfadados, se hacen llamar insurgentes. Su objetivo es destruirnos y hacerse con los recursos. No, no son malvados. Bueno, no todos. Al final todo es gris y rojo; es la ley del más fuerte.

Acción extraterrestre

Outriders ha sido desarrollado por el estudio People Can Fly, los también responsables del co-desarrollo de Gears of War: Judgment Bulletstorm entre otros tantos. Así pues, lejos de una influencia clara, podemos hablar de un estilo propio que han sido tejiendo con el paso de los años. Siendo claros: la base mecánica de Outriders nos ha recordado muchísimo al gunplay y movimiento de ambos juegos. En el buen sentido, claro está. Somos un soldado en tiempos de guerra y, como tal, dispondremos de todo un arsenal para deshacernos de nuestros enemigos. Nos tocará ir buscando coberturas en preciosos escenarios mientras masacramos a todo lo que se mueve. La gestión de estas, así como el movimiento entre trincheras y el gunplay, son puro Gears of Wars.

Salvando ciertas distancias, parecen títulos hermanos. Es decir, manejamos a un personaje con perspectiva en tercera persona (cercana) donde enfrentaremos a hordas de enemigos. Para ello podremos recurrir a rifles de asalto, subfusiles, rifles de francotirador, escopetas, subfusiles, fúsiles de cerrojo, etc. La variedad armamentística es bastante alta, puesto que no solo habrá diferentes tipos, sino que cada uno tendrá cientos de modelos diferentes. Esto funciona gracias al sistema RPG, ya que la calidad de las armas estará marcada por su nivel de rareza y nivel. Recuerda, en ese sentido, Borderlands o a Destiny.

Tocará, por lo tanto, ir desafiando a diversos enemigos, recogiendo loot, abriendo cofres del tesoro, cumpliendo misiones principales y secundarias, etc. para mejorar nuestro equipamiento. No solo serán armas de fuego, pues podremos ir mejorando nuestra armadura (cascos, chalecos, pantalones y guantes). Cada pieza nos dará una serie de características y podremos llevar una de cada. Respecto a las armas, solo podremos usar tres de forma simultánea: dos principales y una secundaria. La secundaria siempre será alguna clase de pistola de una mano, ya sea en forma de revolver, duales o metralletas. Hemos extrañado más huecos, pero eso es otro tema.

Un shooter-looter con toques de RPG y habilidades especiales

Análisis de Outriders

De habernos quedado aquí podríamos haber entendido que, de una forma u otra, Outriders coge un poco de aquí, un poco de allá, le da un lavado de cara y a otra cosa, mariposa. Por suerte van más allá. People Can Fly y Square Enix han hecho mucho hincapié en que no se trata de un nuevo Destiny. No es Borderlands. Outriders es Outriders. Sí, es cierto, pero al César lo que es del César: hay influencias. Quien diga lo contrario, miente. Sea como fuere, desde el estudio han hecho muchas cosas muy bien. Han sabido, de una u otra forma, encontrar su sitio. Siendo sincero, mi más ferviente deseo para con la licencia de Koch Media es que, con el tiempo, integren contenido adicional en forma de expansiones o DLC. Merece la pena. Quiero más.

Y quiero más gracias al componente RPG y las habilidades especiales. En Outriders podemos elegir entre cuatro clases: piromante, tecnomante, embaucador y devastador. El primero es, a grandes rasgos, un DPS con la capacidad de crear explosiones y quemar vivos a sus enemigos. El segundo funciona como francotirador, tiene habilidades de apoyo y puede crear armas y criaturas mecánicas. El tercero es, siendo breve, un rogue. Vamos, un pícaro. Se puede hacer invisible, tiene poderes espacio temporales y es el único con un arma cuerpo a cuerpo. Para terminar, el devastador, un tanque con la habilidad de crear temblores de tierra, crear escudos de balas o reforzar su piel.

Por si solos son devastadores, pero cuando se juega con un amigo… Se pueden hacer verdaderas virguerías. Aparte, cada clase tendrá tres ramas bien diferenciadas que nos darán unas características u otras. Para variar, funcionan con un árbol de habilidades que podremos resetear en cualquier momento y que se conecta con las otras ramas en momentos puntuales. El planteamiento es bueno e interesante. Nos permite experimentar y redescubrir a nuestro personaje una y otra vez. De igual forma, cada clase tendrá hasta nueve habilidades, pero solo podremos usar tres de forma simultánea.

Sencillo y complejo al mismo tiempo

Análisis de Outriders
Análisis de Outriders

Análogamente, las piezas de equipo pueden potenciar nuestras habilidades. Las armas, por su parte, pueden tener características especiales tales como crear pequeñas explosiones, daño por hemorragia o robo de vida. Porque hay tipos de daño. Podemos recibir daño por quemadura (podemos hacer una voltereta para apagar el fuego), hemorragia o veneno, por ejemplo. Habrá técnicas que provoquen un stun, armas que congelen a los rivales o explosiones provocadas por oportunos bidones de color rojo. Outriders recoge un montón de mecánicas y las aúna todas. Puede parecer complejo, y lo es, pero es mu y fácil en la práctica.

Hay muchas variantes, tales como el daño, la salud o la resistencia. Debemos tener en cuenta las variables, mas no es necesario comerse la cabeza. La interfaz es limpia e intuitiva. Los tutoriales (en forma de cuadros de texto) están bien integrados. El ritmo de aprendizaje es adecuado. Outriders está, básicamente, muy bien construido. Ahora bien, no es oro todo lo que reluce. En líneas generales hablamos de un videojuego mayúsculo en donde el gameplay es el principal atractivo. Es cierto. También es verdad que es un título esencialmente bonito en donde la escenografía, los trajes, las armas, los personajes o los enemigos son —perdón por la expresión— la leche. Todo eso es cierto. Entonces, ¿cuál es el problema?

Una serie de altos requisitos

Análisis de Outriders

Empezamos, en primer lugar, por la optimización. A día de hoy no podemos decir que el producto de Square Enix esté bien programado. Me explico: vais a necesitar un buen ordenador si queréis jugar la experiencia al máximo. En mi caso, por ejemplo, dispongo de un PC de gama media-alta. No hubo manera de mantener 60 FPS estables con una calidad gráfica superior a media. Inclusive, a veces, me tocó irme a baja para poder jugar de forma fluida. Ese es el primer gran detecto. Los usuarios de consola, posiblemente, no tengan que lidiar con esta problemática, ya que está configurado para el rendimiento de las mismas.

También tenemos una escasa variedad de enemigos y una serie de escenarios que, aunque muy hermosos, se sienten algo repetitivos. El estudio no parece aprovechar todo el potencial de su obra. Recuerda muchísimo a Destiny. Han dicho que no hay influencias, pero los trajes (nuestra apariencia cambia según el equipo que llevemos) están claramente inspirados en el título de Bungie. Lo mismo sucede con el mapeado. Estos funciona bien, ya que hay pocas zonas de carga. Estas, a su vez, en general no suelen ser muy largas. En ese sentido, bien. Lo que no nos ha gustado tanto es que el escenario no nos hace pensar que estamos en un nuevo mundo. Falta sentimiento de inmersión.

Para terminar, el error más fragrante de Outriders es el estado de sus servidores. El estudio ha estrado trabajando muchísimo para resolver los problemas. La cosa ha mejorado. Ahora funciona mejor. Sí, es verdad, pero… Desconexiones y cierres. Para que os hagáis una idea, me tocó repetir tres veces el prólogo antes de poder superarlo y guardar a causa de las caídas de servidor. Hubo dos noches en las que fue imposible conectar y, tras más de media hora intentando enchufar, terminé desistiendo y cerrando. Ha sido, sin lugar a dudas, el error más molesto de todos; no podía jugar aunque me moría de ganas por hacerlo. Lo bueno es que mejora día tras día. Si lees esto dentro de un mes, por ejemplo, es muy probable que se haya resuelto al 100%.

Análisis de Outriders, conclusiones

Análisis de Outriders
Análisis de Outriders

Mi primera y gran conclusión es que, pese a todo, Outriders es un verdadero juegazo. Me ha encantado todo lo relacionado con la historia, el diseño y la jugabilidad. Es una pequeña joyita dentro del género de los shooter-looter que sabe hacer bien muchas cosas. Siendo sincero, aun con sus problemas de rendimiento y los problemas de servidor han empañado su lanzamiento, merece una oportunidad. Intenso, divertido y adictivo. Ya sea en solitario o con amigos, te atrapa. Te hace querer más. De hecho, estoy deseando que amplíen el contenido con nuevas misiones e historias. Extraño, en cierto modo, variantes PvP, aunque por el momento no entra en las ideas del estudio. Tocará esperar a ver, pero podría dar un salto cualitativo muy importante si aporta modos de jugador vs. jugador.

Análisis de Outriders. Clave de juego para PC cedida por Koch Media.

[Total: 1   Promedio: 5/5]

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here