Análisis de ‘Marvel’s Spider-Man: Game of the Year Edition’

El título regresa un año después con su edición 'Game of The Year'

0
Compartir

¡Hola, muy buenas amantes de los videojuegos! Con el lanzamiento de la edición GOTY, no hemos querido dejar pasar la oportunidad de traeros nuestro análisis de Marvel’s Spider-Man. El título, desarrollado por Insomniac Games, fue publicado por en 2018 en exclusiva para PlayStation 4. Un año después, en agostod e 2019, se comercializó aquello por lo que muchos clamaban desde hace tiempo: Marvel’s Spider-Man: Game of the Year Edition, un recopilatorio que incluye tanto el juego original como los DLC lanzados a posteriori.

En tiempos donde los criminales campan a sus anchas, Nueva York necesita un héroe. La sombra de Kinping es más grande que nunca, y el hombre araña se dispone a darle fin al dominio que el capo ejerce desde hace años con puño de hierro. Armado con sus poderes, sus artefactos y su sentido de la justicia, Peter Parker se enfundará una vez más sus mallas para ponerle fin a la situación. ¿El resultado? Simplemente increíble. Marvel’s Spider-Man es uno de los mejores videojuegos de superhéroes a los que he tenido el placer de lugar a lo largo de mi vida. De hecho, no es descabellado afirmar que se encuentra entre los mejores títulos de la historia de los superhéroes.

Un elefante se balanceaba sobre la tela de una araña

Análisis Marvel’s Spider-Man, una de héroes y villanos

En parte, esto se debe a que Insomniac Games ha sabido dar con la tecla. En cierto modo, nos ha recordado mucho a los primeros beat’em up de acción y mundo abierto de PS2, pues a fin de cuentas responden a los mismos géneros. Sinceramente, repartir justicia con la furia de nuestro sentido arácnido nunca se ha sentido tan bien. En primer lugar, esto se debe gracias a su impecable gameplay. Más concretamente, a su acertado sistema de combate, simple a la par que efectivo, pero con cierta profundidad. Hablamos, cómo no, de un juego de acción en donde gran parte del protagonismo recae en las batallas no solo contra jefes finales, sino contra enemigos cualesquiera que nos vamos encontrando por ahí.

En Marvel’s Spider-Man se apuesta por un juego trepidante y muy rápido en donde las acrobacias están a la orden del día. Armados con una serie de artilugios y habilidades especiales —podremos equipar una serie de acciones especiales en función de los trajes que hayamos desbloqueado—, nuestro hombre araña favorito repartirá estopa por doquier. Y lo hará con la fiabilidad de un sistema de impactos muy preciso y una cámara que, aunque a veces da ciertos problemas, responde bastante bien. Eso sí, a veces esta última nos puede jugar una mala pasada.

Volviendo al tema, en combate podremos golpear a nuestros enemigos con ataques sencillos. En función de como pulsemos el botón, se ejecutará un tipo de ataque u otro, el cual podremos combinar con diferentes esquivas y acrobacias. Al tiempo, nuestras fieles telarañas jugarán un papel muy importante, ya que serán una parte muy importante de nuestro arsenal. Por ejemplo, podremos optar por la clásica telaraña o una electrificada, entre otras tantas. Al final, el sistema no deja de ser bastante simple, pero gracias a las múltiples combinaciones que podremos hacer, gana en profundidad. Los combates, aunque repetitivos, se sienten diferentes y únicos, a la par que muy heroicos.

Simple, pero profundo

Análisis Marvel's Spider-Man, un héroe a la altura de las expectativas
Análisis Marvel’s Spider-Man, un héroe a la altura de las expectativas

Estas mismas cualidades las podemos extrapolar al resto de aspectos relacionados con la jugabilidad, mas ahora os hablaré de ellos con más profundidad. Lo que sí que me gustaría destacar es que Insomniac ha sabido crear un juego de acción verdaderamente divertido. El control sobre el personaje es cuasi absoluto, y seremos nosotros quienes determinemos el rumbo de la batalla con nuestras decisiones. Los reflejos y la capacidad de tomar decisiones rápidas, aunque no imprescindible, se notan. Habrá momentos en los que lanzar un determinado objeto, optar por un determinado artículo o esquivar para un lado u otro será vital.

Cada artilugio tendrá un número de usos determinados. Al mismo tiempo, tendremos una barra de vida que indica como de afectados estamos. Podremos curarnos usando la llamada concentración, otra barra que sube cuando golpeamos a nuestros enemigos o ejecutamos determinadas acciones. Mientras sube nuestra concentración, aumenta nuestro daño, y cuando está al máximo podemos hacer un remate para dejar K.O. a un enemigo sin medias tintas. Y es aquí donde entras las habilidades de traje, pues pulsando L3 + R3 ejecutaremos una habilidad especial. Una de ellas es, por citar un ejemplo, que la barra de concentración aumenta con el paso del tiempo sin necesidad de hacer nada.

Podremos mejorar tanto el traje como los llamados artilugios para mejorar nuestras prestaciones en combate. A la par, podemos subir de nivel, lo cual puede otorgarnos mejoras tales como más salud o mayor velocidad de balanceo. En su conjunto, el sistema no ofrece nada innovador, pero funciona a la perfección.

Acción trepidante en Nueva York

Análisis Marvel's Spider-Man
Análisis Marvel’s Spider-Man, una somanta a palos a la vieja usanza

El segundo apartado del cual quiero hablaros en estas mis presentes líneas es la exploración, o lo que es lo mismo, balancearse por la ciudad de Nueva York al son de las sirenas de policía y los gritos de los viandantes. Marvel’s Spider-Man recupera la idea de un Spider-Man que necesita lanzadores artificiales para crear sus redes. En esta ocasión, Peter Parker recupera sus dotes de genio científico. De hecho, las amplía al hacerle trabajar con el doctor Otto y dotarle de un centro de investigación para trabajar. ¿Por qué hablo de esto? Porque su traje, entre otras cosas, incluye mejoras tales como una especie de escáner que nos permite analizar el entorno. Será muy importante, pues la historia principal avanza yendo de un punto a otro ya sea mediante balanceos de telaraña, trepando o corriendo por las paredes.

Una vez más, el sistema está muy conseguido. Las transiciones son muy fluidas, al igual que el juego en lineas generales. El movimiento es muy natural y preciso. Salvo ciertas fallas inevitables en un título de tales características, la ejecución es sobresaliente. Al final, lo que Insomniac Games y Marvel’s Spider-Man nos ofrecen es un juego de acción y exploración en mundo abierto en el que la estabilidad de sus mecánicas es su atractivo más grande. Y hablando de exploración y mundo abierto… No podían faltar los coleccionables, ¿verdad? Marvel’s Spider-Man rescata una de las mecánicas más antiguas del mundo abierto y las explota como nadie.

Si bien es cierto que logra alejarse del tedio recolector de juegos tales como Assassin’s Creed II y sus plumas, no es oro todo lo que reluce. Por un lado, se agradece que la búsqueda de objetos y/o lugares sea más… interactiva. Por ejemplo, al encontrar mochilas —hay un total de 55— recuperaremos viejas pertenencias del hombre araña. Al encontrarlas, el muchacho nos contará alguna anécdota de su pasado; ganaremos en contexto argumental y empatía para con los personajes. El principal problema es que la recolección, al final, puede ser algo tediosa. Tendremos que recuperar mochilas antiguas, comprobar la eficiencia de pequeños centros de investigación, participar en eventos criminales, rescatar palomas o encontrar pistas que nos ha dejado una amiga muy especial.

Coleccionables y minijuegos

Algunos de esos coleccionables nos pedirán que superemos ciertos desafíos. Por ejemplo, al arreglar las torres de vigilancia de la policía —al hacerlo obtenemos visión de una porción de mapa— tendremos que ajustar las ondas de frecuencia con nuestros joystick. Y en el grupo de los minijuegos entra nuestro trabajo como asistentes de laboratorio. No ganamos mucho dinero, es cierto, pero el dinero no es siempre lo más importante. Trabajaremos con un viejo conocido: el doctor Otto Octavius. Parker y Octavius están trabajando en una nueva prótesis con una beca del ayuntamiento.

Entre las tareas de Spidey estará comprobar la compatibilidad de ciertos materiales o configurar los sistemas electrónicos del brazo. Para ello contaremos con una serie de instrumentales. Al usarlos, se abrirá un menú de opciones en el que podremos seleccionar aquello con lo que trabajar. De buenas a primeras solo habrá unas pocas, pero al avanzar la historia se desbloquean nuevas opciones. Pues bien, para conseguir avanzar en el campo de la robótica protética tendremos que superar nuevos minijuegos. No son nada del otro mundo, ni obligatorias en realidad, pero sí interesantes. Ofrecen momentos de distensión que nunca vienen mal, y ofrecen momentos, cuando menos, curiosos. A la vez, suelen ser bastante rápidos, por lo que no nos dará tiempo a cansarnos.

En resumidas cuentas, la jugabilidad de Marvel’s Spider-Man es soberbia. Al tiempo, el poder cambiar ciertas opciones de accesibilidad le da un punto extra. Nuevamente, un ejemplo: podremos cambiar el tipo de sonido. Podremos decantarnos por diversos modos, como televisión, auriculares o noche, el cual elimina los picos más altos de sonido por sí no queremos molestar a nadie.

El carismático y juvenil Spiderpoli

Análisis Marvel’s Spider-Man, o de como el hombre araña domina las redes… sociales

Spider-Man es, con toda probabilidad, uno de los personajes más queridos por parte del público en la actualidad. Y no solo por su reciente éxito en la gran pantalla y el innegable carisma de Tom Holand. No. El hombre araña siempre ha estado ahí, ya sea en el cine de los años 2000, el cómic americano desde sus mismos orígenes o en el mismo mundo de las videoconsolas. Nuestro amigo y vecino ha trepado hasta nuestros corazones desde sus más tiernos inicios. No obstante, un soplo de aire fresco nunca viene mal, y eso es precisamente lo que han querido darnos en Insomniac Games. Una de las decisiones más cuestionadas del estudio fue el separarse del universo cinematográfico y de los cómics.

La historia es original y está desligada de ambos mundos. Si bien es cierto que bebe y se inspira en estos en lo que a contexto se refiere, la línea argumental se opone a los eventos acaecidos en los ya mencionados universos. Al hacer esto se logra crear una historia bastante más interesante de lo que uno podría haber previsto, pues todo es nuevo dentro de lo conocido. Han tomado diversas referencias, mas el resultado final es suyo y solamente suyo. En consecuencia, el Spider-Man de Marvel’s Spider-Man es un asistente de laboratorio con problemas económicos, pero con grandes sueños y aspiraciones. Con una personalidad muy marcada, rebosa sentido del humor hasta en las situaciones más complicadas.

Disfruta de la vida, pero padece como cualquier otro. Tiene chistes muy recurrentes, juega con los chistes malos de redes y habla en tercera persona de sí mismo cuando habla con su contacto en la policía. Ah, ¿no os lo he dicho? Spider-Man colabora, en secreto, con Yuri Watanabe, una inspectora. Su relación es muy cordial, pero está repleta de chistes malos y bromas… Bueno, digamos que la comedia no es lo suyo. Pero Peter saber como hacernos reir, y es que aunque a Yuri le saque de sus casillas, es genial presenciar una narrativa en tercera persona de Spiderpoli ajusticiando a villanos y malvados.

Una historia de héroes y villanos

Análisis Marvel's Spider-Man
Análisis de Marvel’s Spider-Man, el laboratorio de Otto

Y es en la personalidad de su elenco, en su compleja red de relaciones, donde reside uno de los encantos del videojuego. Con una historia un tanto común y sin grandes giros, la calidad del reparto se antoja indispensable. Por suerte, Marvel’s Spider-Man responde bien. No tanto así con el guion, que no deja de ser la típica historia de héroes y villanos enfrentados en una cruenta batalla por la supremacía. No se puede decir que la trama sea mala, pues no lo es, pero carece de verdadera profundidad. Al final, como es lógico, se cuenta la lucha entre Spider-Man y sus enemigos.

Sí puedo decir a favor de la historia que, pese a no ser realmente sorprendente, posee algún que otro giro de guion que me dejó con la boca abierta. A la par, es profunda e interactiva, nos invita a saber más de ella, y sabe arrojar luz sobre detalles que no conocíamos de manera muy eficiente. La narrativa es muy correcta, pero sencilla. A la par, al desconocer todo lo que ha pasado antes, se pierde cierto… fuelle. Por suerte, el estudio arregla esto ofreciendo esas pequeñas anécdotas ya sea en conversaciones telefónicas, coleccionables, etc. Si bien es cierto que el exclusivo de PS4 no alcanza la calidad de otros grandes de la plataforma tales como The Last of Us

Bueno, tiene su propio encanto. No te enamorarás, pero disfrutarás y te divertirás, que al final es lo importante. No ganará un Óscar, pero nos mantendrá lo suficientemente enganchados como para que nos de igual. Ahora, eso sí. Debo confesar que la historia es mucho más adulta de lo que me esperaba en un principio. Posee matices muy interesantes y aborda temas complicados de manera muy acertada. Presenciaremos el lado más oscuro de la ciudad; viviremos eventos sorprendentes y duros.

Game Of The Year

A ese respecto, los DLC aportan mucho. La edición Game Of The Year se convierte en un imprescindible para quienes no hayan catado el título original con anterioridad. Y no solo porque arroje nuevos detalles sobre los personajes que ya conocemos, sino porque aporta nuevas tramas que logran mejorar el resultado final en varios niveles.

En ello colabora su increíble banda sonora. La puesta en escena es de película, pero gracias al tremendo trabajo del equipo de sonido. En primer lugar, y aunque no forme parte de la soundtrack, los doblajes. Sony ya nos tiene acostumbrados, pero es que es simplemente alucinante. De verdad, la calidad de los actores de doblaje es sublime. Además de dotar de gran personalidad a sus personajes, saben trasmitir emociones como pocas veces he tenido el placer de ver. Mis dieces. Y lo mismo para con la banda sonora, que es simplemente impresionante.

Calidad gráfica como sello de importación

Análisis Marvel’s Spider-Man, siempre en nuestros corazones

Marvel’s Spider-Man me ha impresionado, para bien, a nivel audiovisual. Sin embargo, no me sorprendente. Insomniac Games me tiene muy mal acostumbrado, pero en el buen sentido. Soy de esas personas que prefiere que el juego pierda algo de calidad gráfica si mantiene los mismos parámetros en cinemáticas y juego como tal, y Spidey lo hace. No he notado diferencia alguna al recorrer las calles de Nueva York o al presenciar una escena concreta. Lo valoro, y mucho, ya que me parece digno de elogio. Además, no se hace con un apartado visual malo, sino todo lo contrario.

Eso no quiere decir que todo sea perfecto, al contrario. Marvel’s Spider-Man tiene bastantes fallos de modelado. En primer lugar, se encuentra muy por detrás de otros títulos de su misma generación. Ya sea por el reciente NBA 2K20, la sempiterna retahíla de innecesarios Call of Duty o Battlefield, la comparativa no favorece al hombre araña. Es inferior, sin más. Pero también hay que tener en cuenta que es un mundo abierto, lo cual complica mucho las cosas. Sí rebuscamos en los lugares más recónditos la ciudad encontraremos… Bueno, pixeles tan grandes como mi cabeza.

Ahora, no penséis que están ahí, en mitad de la ciudad. No. Es en fondos o lugares muy lejanos que, vistos desde la distancia, no ofrecen un mal acabado. Es una forma de dotar al juego de mayor información visual a nivel general. Ya sea en el centro neurálgico de la ciudad o en los propios personajes, el acabado roza el excelente. Sobre todo por la calidad de las animaciones faciales y la amplia gama de estas últimas. La paleta de colores y el juego de brillos —algunas zonas oscuras, junto a ciertos errores de la cámara, pueden llegar a descolocar— es bueno. Marvel’s Spider-Man no sobresale, pero cumple con nota.

Marvel’s Spider-Man: Game of the Year Edition

Análisis Marvel's Spider-Man
Análisis Marvel’s Spider-Man, uno de los tantos coleccionables

Si tenéis el título original es tontería que optéis por la nueva edición, la verdad. Al final, el pase de temporada está a unos veinte euros más o menos. No es necesario hacer el cambio, a no ser lo prefieras por temas de coleccionismo. Si estáis en el otro lado del río, es decir, no habéis jugado… Pues no sé a que estáis esperando. El título de Insomniac se merece, al menos, una oportunidad. A los amantes de los juegos de acción y/o aventura les gustará mucho, a los seguidores del mundo de los superhéroes les encantará y los más fervientes admiradores del hombre araña se enamorarán.

Ya sea por cameos, banda sonora, jugabilidad o mecánicas, Marvel’s Spider-Man es un juegazo. Un juegarraco. Es divertido como él solo. Lo malo es que, aun en su máxima dificultad, puede ser algo sencillo una vez le pillas el truco. Las misiones secundarias pueden ser algo repetitivas, y sin los DLC el contenido puede ser escaso. Todo eso es cierto, pero es igual de cierto que, en su conjunto, es un juego como la copa de un pino. Y paro ya, que estoy siendo más repetitivo que la reiteración, válgase la redundancia. ¿Lo recomiendo? Muchísimo.

Análisis Marvel’s Spider-Man. Edición física para PS4 cedida por Precision Spain.

[Total:0    Promedio:0/5]

Deja un comentario