Análisis de Dynasty Warriors 9: Empires – La icónica saga está de vuelta.

Acción musou, pero esta vez también estratégica.

0

La añeja franquicia tradicional de KOEI, Dynasty Warriors, vuelve a la carga con esta nueva entrega. Después del retraso indefinido que sufrió el año pasado debido a los innumerables desafíos que ha planteado esta pandemia en cuánto a desarrollo de videojuegos, ya está disponible para ser adquirido.

Hemos tenido el placer de poder jugarlo y analizarlo a fondo a fin de determinar qué novedades nos ofrece y, en última instancia, si está o no a la altura. Así pues, os dejo con el análisis definitivo de este Dynasty Warriors 9: Empires.

Análisis de Dynasty Warriors 9: Empires | Una vuelta (más) de tuerca a la fórmula

Dynasty Warriors siempre ha sido, en esencia, bastante fiel a sus orígenes. Tomando en consideración que forma parte de un género de nicho, puedo entender que Omega Force no pueda disponer de todos los recursos necesarios que me gustarían para esta obra. Aun así, es fidedigna y palpable la intención del estudio por tratar de aportar más a su particular fórmula, agregando nuevas mecánicas sumamente interesantes y que, sin duda, contribuyen a proporcionar cierto aire de frescura y de mejora a la franquicia. ¿Son estas suficientes? Bueno, eso, como todo, es discutible.

Dynasty Warriors 9: Empires no pretende revolucionar la saga; de hecho, es bastante continuista. Esto puede ser una grata noticia para los más puristas, pero desde mi subjetiva perspectiva, me habría gustado que KOEI ampliase un poco más sus horizontes. ¿Qué quiero decir con esto? Pues que a pesar de todas las novedades que detallaré a continuación, Dynasty Warriors 9: Empires no se siente cómo un videojuego actual y adaptado a los nuevos tiempos.

¿Un juego que necesita evolucionar?

Análisis Dynasty Warriors 9: Empires
Análisis Dynasty Warriors 9: Empires

Confieso que nada me gustaría más que KOEI decidiera apostar más alto por esta saga, tal y como hizo Bandai Namco Entertainment con Tales of Arise. Obviamente, no es un desafío exento de riesgos, pero creo que va siendo hora de una entrega que no se limite a mejorar y pulir el trabajo anterior, sino a evolucionarlo.

Y es que, en esencia, todo lo que respecta al gameplay se palpa cómo un videojuego de hace una o dos generaciones. No me refiero solo a los gráficos, sino también a sus animaciones y todo lo que respecta a los assets. Esto no nos pilla por sorpresa, desde luego. Aun así, no deja de ser ligeramente decepcionante que, a pesar del transcurrir de los años y la nueva tecnología disponible, la franquicia no consiga dar un salto de fe y vislumbrar nuevos horizontes más prometedores.

Conquista: nuestro modo favorito

Análisis Dynasty Warriors 9: Empires

Sin ninguna duda, este será el modo que más utilicemos en nuestro transcurso jugable. Debo de confesar que muchas de las mecánicas introducidas aquí han sido de mi agrado. El estudio de desarrollo ha implementado numerosos elementos tácticos en su obra. Eso sí, muchos de ellos carecen de una explicación clara, por lo que solo a través de la práctica y la experiencia lograremos determinar en qué contribuye cada uno de estos componentes.

Dynasty Warriors 9: Empires nos sitúa en la época China de los Tres Reinos. Tomando cómo referencia este contexto histórico, deberemos de ir conquistando el susodicho territorio. Por supuesto, ello no será una empresa fácil. Aquí es dónde el componente táctico del título sale a la palestra.

Para empezar, DW9: Empires no sigue una estructura lineal a diferencia de otros títulos de la franquicia. En su lugar, podremos ir eligiendo qué reinos queremos invadir. Cada seis meses se celebrará un consejo de guerra en el que deberemos elegir entre diversos tipos de objetivos. Por consiguiente, deberemos de cumplir estos hasta que se celebre el siguiente consejo. Si lo hacemos, nos reportará diversas recompensas que podremos emplear para mejorar e ir fortaleciendo nuestro reino.

El curso de la estrategia

Análisis Dynasty Warriors 9: Empires
Análisis Dynasty Warriors 9: Empires

Cada una de las acciones que decidamos hacer, ya sea invadir un territorio enemigo o, simplemente, tratar de reforzar nuestras alianzas, hará transcurrir un mes en el juego. Es por esto que dispondremos de seis turnos en total para tratar de cumplir aquellos objetivos designados en el consejo anteriormente dicho.

Disponemos de un amplio abanico de acciones que podremos llevar a cabo: desde recaudar fondos o formular alianzas, hasta cosechar alimentos o mejorar las defensas de nuestro reino. Cada una de estas acciones nos ayudará de una forma u otra en nuestro cometido. No obstante, deberemos elegir de manera cuidadosa y adecuada qué acciones serán las mejores de efectuar según el momento en el que nos encontremos.

La acción en Dynasty Warriors 9: Empires

Análisis Dynasty Warriors 9: Empires | Captura in game

Por supuesto, más allá del componente estratégico y táctico que rodea la esencia de este título, también nos encontraremos (como viene siendo habitual) batallas musou. Asediaremos castillos enemigos con el personaje que estemos controlando, y tendremos que acabar -con ayuda de nuestra camarería- con cientos y cientos de enemigos.

El título mantiene una esencia bastante tradicional en este aspecto. Existirán tres clases de oponentes: caballería, arquería e infantería. En una especie de fórmula similar al «piedra, papel o tijeras», cada una de ellas es débil frente a otra. Tener estas debilidades en cuenta será fundamental en el transcurso de nuestra aventura si queremos salir victoriosos.

Cómo mencioné anteriormente, más allá de ciertos añadidos que podremos utilizar en las batallas cómo parte de ese componente táctico que recubre el título, la senda de sus combates es de lo más continuista, tradicional y añejo. Las animaciones al montar a caballo, al pegar, al correr, la sensación de golpe al aporrear a nuestros enemigos…

Todo ello está a años luz de lo visto en otros juegos, y no precisamente en el buen sentido. Cómo dije al principio de este análisis, debemos tener en consideración que esta saga pertenece a un género de nicho, pero en lo personal le exijo algo más que repetir los mismos patrones pasados solo que recubriéndolos de alguna que otra mecánica nueva.

Dynasty Warriors 9: Empires: ¿Un buen musou estratégico?

Análisis Dynasty Warriors 9: Empires
Análisis Dynasty Warriors 9: Empires

Aun dentro de ese conformismo tangible del que no es capaz de desencadenarse, Dynasty Warriors 9: Empires trata de combinar dos elementos, dos géneros, bastante dispares. El revestimiento táctico infundido en el título no es un simple añadido, sino que afecta y moldea a toda la fórmula, haciéndola dependiente de este. Ello quiere decir que, pese a todo, Omega Force ha conseguido que la unión de estos sea funcional y divertida. No está carente de errores, pero estos no paralizan la maquinaria bien engrasada de la obra.

Quizás, su mayor error dentro de este componente estratégico, es lo sumamente enrevesado de su ejecución. A veces simplificar -que no casualizar- es la mejor opción para hacer que un título sea mucho más atrayente. Aun así, dedicándole el tiempo suficiente, terminarás haciéndote (un poco a la fuerza) con cada una de sus mecánicas.

La suma de todos estos factores nos conduce a la conclusión de que, a pesar de no ser un mal título, no lo podamos recomendar. Posiblemente, solo será disfrutado por un grupo muy selecto de jugadores y, aunque pueda llegar a entretener, ello no lo libra de todas las carencias que lo rodean.

Análisis de Dinasty Warriors 9: Empires. Clave de PlayStation 5 cedida por Koch Media.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here