Análisis de Tails of Iron

Hoy toca analizar Tails of Iron, uno de los mejores juegos del 2021 dentro del mundo indie.

0

Este último trimestre del año nos está dejando auténticas joyas. Hoy toca Tails of Iron, lo último de Odd Bug Studios. ¡Vamos con ello!

Análisis deTails of Iron. Sobre el juego

Análisis de Tails of Iron
Análisis de Tails of Iron

¡Hola, gente! Hoy toca, como vengo diciendo, analizar lo que para mí ha sido uno de los mejores juegos indies de este 2021. Una afirmación, evidentemente, totalmente mía y subjetiva. Lo digo además a sabiendas del buen año de indies que llevamos. También soy consciente de lo «tardío» que llega el análisis (teniendo en cuenta que salió en septiembre).

Antes de empezar a tope con el análisis viene contestar a la pregunta más lógica: ¿Qué es Tails of Iron? Pues un título de aventuras en 2D con tintes de rol que narra una historia o fábula medieval algo distinta a lo usual. Esto se debe a que nuestros protagonistas serán ratas y ranas, enemigos acérrimos por el control del reino.

El juego ha sido desarrollado por Odd Bug Studio, un estudio fundado en 2014 que ha conseguido sacar esta maravilla sin hacer excesivo ruido. Si queréis haceros con el juego, aquí os dejo los enlaces a todas las plataformas disponibles: PS4-PS5, Xbox Series X/S, Nintendo Switch y Steam.

Una historia que te atrapa

Análisis de Tails of Iron

Sin duda es uno de los pilares en los que se sustenta el juego. Tails of Iron está pensado como una fábula medieval, cuyos protagonistas en lugar de ser personas, son ratas y ranas. El estilo de la historia no es algo nuevo, ya que sigue el esquema clásico «ranas muy malas atacan al reino y tú, príncipe de las ratas, has de salvarlo». No obstante, me ha parecido original que se haya planteado con estos animales y que parezca un reino «en miniatura». Esto se debe a que mosquitos, larvas y demás insectos también juegan un papel en la historia a modo de animales fantásticos (como si los mosquitos fueran dragones).

Ideas como destinovenganzasuperación son las que articulan todo el desarrollo narrativo y no le sienta nada mal. Con diálogos basados en bocatas de cómics y dibujos, será la voz del narrador la que nos va guiando y contando la historia como si de un cuento se tratara. Por cierto, la voz del narrador corresponde a Doug Cockle, Geralt de Rivia (The Witcher).

Apartado técnico

Análisis de Tails of Iron
Análisis de Tails of Iron

Como siempre, dividiré el apartado técnico en dos: la jugabilidad y el apartado gráfico. Aunque empezaré con este segundo. Como ya he comentado, Tails of Iron es un juego en 2D cuyo apartado artístico y gráfico es bestial. Sin ser pretenciosos han conseguido crear uno de los videojuegos más «bonitos» de los que he jugado recientemente.

Una de las bazas que mejor juega Tails of Iron es el uso de un arte hecho a mano. El uso de las luces, escenarios y vernos llenos de sangre de las ranas que eliminamos ayuda a que entremos en su mundo. Uno que se presenta oscuro, lleno de guerra y donde vemos a los conciudadanos de nuestro reino desesperados por la asolación que dejan tras de sí las ranas. Porque que no os engañen los dibujos y «que sean ratoncillos contra ranas», puesto que la enorme violencia con la que se producen los combates y el ambiente oscuro sorprenden mucho a la hora de analizar la línea argumental. 

Los menús imitan las hojas del cuento, siguiendo con la idea que he comentado. Destacar que la aventura tiene tintes de RPG muy sencillitos que le sientan francamente bien. A medida que avancemos nos haremos con cascos, escudos y armas de diferentes características. En función de nuestro estilo de juego tendremos que buscar la combinación perfecta.

Jugabilidad

Análisis de Tails of Iron

Llegamos al otro pilar fundamental del juego. Tails of Iron bebe de la influencia de la celebérrima serie de juegos Darks Souls. Es lo primero en lo que te das cuenta cuando juegas los primeros minutos y he de decir que es otro de sus grandes aciertos.

Hay una buena variedad de enemigos dentro de las ratas, mosquitos y larvas. Cada uno tendrá sus propios ataques y nosotros tendremos que saber responderlos correctamente, pues de lo contrario nos matarán enseguida. Como pasa en los Souls, este estilo de combate es mucho más estratégico y pausado de lo que parece, ya que no todo vale. Existen tres tipos de ataques, los cuales se señalizan de forma diferente y tienen defensas concretas que tendremos que aplicar. 

Además, el juego nos pondrá puestos de guardado que funcionan igual que las hogueras de los Souls. Salvo que aquí son mucho más frecuentes y ayudan a tener una experiencia más «amable». El sistema de salud también imita los frascos, teniendo en Tails of Iron una cantimplora que podemos ir llenando al llegar a puntos concretos o rebuscando entre los enemigos abatidos. Al avanzar en la historia, cuando llegamos a las partes finales de las misiones principalmente, habrá un jefe final al que habrá que hacer frente. Con paciencia, habrá que sacar las mecánicas de sus ataques para saber defendernos y poder vencer.

Es fantástico para iniciarse en las dinámicas de jugabilidad de Hidetaka Miyazaki porque imita buena parte de ellas. Incluso lo recomendaría porque, aunque nos llevará a varios intentos algunas partes, en ningún momento es un juego injusto. Lo que sí le achaco es que puede ser algo repetitivo. Tiene misiones secundarias y eventos aleatorios, pero siempre tienen la misma estructura dando la sensación de ser puro relleno (es un juego corto, no más de 12 horas).

Conclusiones

Análisis de Tails of Iron
Análisis de Tails of Iron

Pues como podéis intuir, van a ser bastantes favorables. Tenemos una historia bastante chula a modo de cuento medieval. También tenemos unos personajes muy originales acompañados por un apartado artístico sobresaliente. Gracias a esto, la inmersión que consigue el juego es brutal y transmite la decadencia y oscuridad que trae la guerra consigo (aunque se presente con animalitos).

La jugabilidad es su otro punto fuerte, siendo un Dark Souls en miniatura. Difícil, pero no injusto, te permite estar enganchado a la partida sin sentirte desesperado por no superar los niveles. El tinte RPG, aunque sencillo, le da cierta profundidad a la jugabilidad más allá de vencer enemigos. Lo único malo, la falta de diversidad a la hora cumplir con las misiones secundarias al dar la sensación de ser siempre las mismas. 

Sin más, la valoración final es…

Análisis de Tails of Iron. Clave de juego para Ps5 cedida por Meridiem Games.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here