Análisis de ‘Rage 2’: un ranger frente a un mundo postapocalíptico

0

Buenas a todos amantes del caos y la destrucción; hoy toca nuestro análisis de Rage 2. Hablamos de un mundo abierto un tanto controvertido con, eso sí, una jugabilidad capaz de acelerar nuestras pulsaciones y llenarnos de rabia. En efecto. Después de dos semanas destripándolo, analizaremos en profundidad el último título de Bethesda. Por otro lado, el juego ha sido desarrollado por Avalanche Studios (Mad Max, Just Cause) e ID Software (Rage, DOOM).

Volviendo al tema. Nos centraremos —principalmente— en su argumento, su jugabilidad, sus gráficos y las polémicas que lo han envuelto. Entretanto, intentaremos evitar al máximo los spoilers. No obstante, daremos algunos detalles de su argumento, nombres de personajes, armas, habilidades y vehículos para su análisis. Avisados estáis. Dicho esto… ¡Adentrémonos en el Yermo, rangers!

Análisis de Rage 2: ¿Qué es exactamente?

Análisis Rage 2

Rage 2 repite la fórmula que vimos en su primera entrega: un shooter en primera persona. Como añadido, un mundo abierto en el que reinan el desorden y la anarquía. En esta ocasión nos situaremos en la piel de un o una ranger. De hecho, podremos elegir esto al principio del juego. En ese mismo sentido, los ranger son un grupo exquisito de soldados al servicio y protección de los restos de un mundo postapocalíptico.

Nuestro antagonista principal se verá representado por La Autoridad, un grupo de soldados mutantes al servicio de un grotesco cyborg llamado general Cross. Este, para variar, intenta hacerse con el control del Yermo (o lo que queda de él). No obstante, la mayoría de nuestros combates serán contra Los Pendencieros. Estos son grupos o bandas de asesinos y salvajes que controlan la mayor parte del territorio. También estarán Los oscuros (algo más sofisticados y peligrosos). Finalmente, Los mutantes —abundantes y sin ningún tipo de orden o jerarquía en sus acciones—.

En nuestro caso, decidimos escoger la versión masculina. Lo hicimos bajo el nombre de Walker. Tras un primer combate brutal contra La Autoridad se nos situará en la piel del último ranger sobre la Tierra, revelándose así un proyecto secreto para acabar con La autoridad bajo el nombre en clave de proyecto daga. Dicho deber, en ultima instancia, recaerá en nuestras manos. Hasta aquí todo funciona de maravilla.

Nos adentramos en el «desierto»

No podemos abusar de la palabra Yermo, pero en su gran mayoría nos encontraremos con escenarios desérticos y rocosos. La excepción la pondrá una pequeña región que tendrá más aspecto de pantano que de otra cosa. Para recorrerlos tomamos el control de nuestro primer vehículo, el Fénix. En líneas generales es bastante sencillo de controlar. Además, posee ametralladoras y un turbo que hará los viajes mucho más amenos. Armados con una pistola, un rifle y los famosos wingsticks (por su aparición en Rage, que no por su efectividad) tendremos que reunirnos con tres sujetos. Estos nos proporcionarán las misiones principales del juego. Todas ellas, a su vez, estarán relacionadas con el proyecto daga. Dichos personajes serán el capitán John Marshall, la alcaldesa Loosum y el doctor Kvasir. Cada uno habitará en una región diferente. Al tiempo, ofrecerán distintas misiones que desbloquearán mejoras únicas para nuestro personaje.

Empezaremos a conocer diversos términos que al principio no quedan muy claros. Por ejemplo, se nos hablará de las arcas, instalaciones a las que solo puede acceder un ranger para obtener mejoras y armas nuevas (todas ellas bajo unos tutoriales un poco simples). También se introducirá el término de feltrita. En este caso se trata de un mineral que se utilizará para desbloquear niveles mejoras de armas y habilidades. Por supuesto, habrá dinero (dólares por su simbología). Lo utilizaremos para comprar munición y nuevos objetos para nuestro arsenal: granadas, wingsticks, infusiones de salud, etc., y, a su vez, diversos objetos que servirán para mejorar nuestras estadísticas. Seguro que pensáis lo mismo que nosotros. Sí, es un poco confuso, pero se acaba entendiendo.

Un mundo a explorar

Análisis Rage 2 (imagen 2)

Una vez decidimos explorar y nos salimos del camino principal nos encontraremos con: guaridas de pendencieros, arcas, centinelas de la autoridad, criaderos de mutantes, convoyes de vehículos enemigos, meteoritos de feltrita, restos de otros ranger y guaridas de criaturas que podrían asumir el papel de un pequeño jefe con una dificultad superior. Cada uno de estos sitios aporta objetos para mejorar los diferentes ítems de nuestro arsenal.

Aquí es donde para mí surge el primer problema de Rage 2. Salvo una pequeña variación en la dificultad de los enemigos o en el escenario donde se hayan, estos objetivos son prácticamente iguales. Una vez hemos hecho uno parece que hemos realizado todos. Los convoyes, por ejemplo —después de derrotar nada menos que a cinco— han sido enfrentamientos idénticos del primero al último. Claro está que el primero fue emocionante. también el segundo. Sin embargo, a partir de ese momento se convertía en algo repetitivo. Por desgracia, sucede lo mismo con el resto de localizaciones o misiones secundarias mencionadas con anterioridad; la variación es mínima conforme avanza el juego.

Sin embargo, nosotros y nuestras habilidades son todo lo contrario. A medida que avanzamos, nos iremos convirtiendo en una especie de «supersoldados». Nos armaremos hasta los dientes con escopetas, lanzacohetes o pistolas incendiarias y contaremos con habilidades sobrehumanas que harán de los combates lo más satisfactorio del juego; vapuleos brutales desde el aire,  empujones capaces de desmembrar a cualquier enemigo son solo algunos ejemplos. El problema seguirá siendo que para desbloquearlas habrá que completar decenas de objetivos secundarios relativamente tediosos.

Jugabilidad vs. Mundo abierto

Son muchas las críticas que han asediado a Rage 2 por esta tendencia a repetirse en su desarrollo o en su mundo abierto. Las hay aquellas que alaban su jugabilidad o esos combates llenos de rabia que nos llegan a dejar sin aliento en más de una ocasión. Esto tiene una explicación sencilla. Mientras que Avalanche Studios se ha centrado en el mundo abierto y su exploración, ID Software ha sido la responsable de la jugabilidad; los resquicios de DOOM o Wolfenstein en los combates, las armas y su frenetismo imparable son prueba de ello. Esto ha provocado una disparidad tremenda de opiniones en cuanto al juego en sí mismo, pero hablemos un poco más de este mundo abierto y de su contenido.

Cuando nos detenemos en las ciudades y en sus NPC no podemos evitar notar un cierto vacío en cuanto a las interacciones del personaje con el entorno. Los NPC apenas aportan contenido a la historia. Al mismo tiempo, algunas de las misiones secundarias que nos proponen se ubican en localizaciones recicladas. Esto provoca que aquello que nos cuentan pase desapercibido. Por otro lado, tenemos dos tipos de actividades de recreo como Mutant Bash TV y las carreras de vehículos.

En el primero debemos enfrentarnos a oleadas de mutantes por diferentes rondas en un espectáculo macabro televisado con el fin de ser los mejores carniceros y obtener fichas que podremos canjear en la tienda. Un escenario llamativo, pero que desgraciadamente no termina de atrapar al jugador. En el segundo… carreras. No tienen nada de especial o que merezca la pena destacar, salvo que nos permitirán, al igual que la anterior opción, ganar diferentes recompensas.

Un estilo macarra que pasa ¿desapercibido?

Conclusiones Rage 2

Desde su primer anuncio en el E3 de 2018, Rage 2 se mostró como una aventura despiadada y salvaje con ese estilo tan particular que mezcla tribus urbanas (muy frecuente en los mundos post-apocalípticos, es posible que por la influencia de títulos como Mad Max, Borderlands o Bulletstorm) con altos rasgos de psicopatía y desenfreno. Un estilo llamativo aunque poco innovador que, por desgracia no ha sido plasmado tan bien como en sus vídeos promocionales y sus campañas publicitarias. Parece algo inherente en estos títulos: pecan de aparentar ser demasiado macarras para lo que ofrecen a la hora de la verdad; esta vez, se han quedado muy cortos.

Rage 2 se convierte, por momentos, en una experiencia repetitiva e incapaz de atraparte con su trama o sus personajes; nunca terminan de adquirir una relevancia significativa. Las misiones dejan de resultar llamativas a las pocas horas de juego y la experiencia con vehículos ha quedado muy lejos de lo que se prometía inicialmente.

Conclusiones 

Para mí, lo mejor y lo más destacable han sido los combates. Y es que pese a que tampoco son algo espectacular, saben mantener al jugador pegado al mando en constante tensión; digno trabajo de ID Software sin duda. Su sello nunca pasa desapercibido a la hora de descuartizar y aplastar enemigos. El sonido de la carne al desintegrarse no os dejará indiferentes y las muertes resultan bastante satisfactorias en la medida de las posibilidades que nos ofrece nuestro arsenal.

Por otro lado, he de decir que los wingsticks se vuelven un tanto inútiles a las pocas horas de juego. Hablamos de un elemento muy reconocido en la saga. Se las prometía todas consigo haciendo las delicias de cualquier jugador con ganas de decapitar pendencieros, pero al final pierde en utilidad. Las armas y nuestras habilidades serán lo más llamativo e interesante en su progresión y conseguirán que nos olvidemos de objetivos repetitivos temporalmente.

Los fans de lo apocalíptico y los shooters encontrarán en Rage 2 un desahogo temporal para sus instintos más primarios ya que lo más emocionante que encontraran en el serán sus combates. Por lo demás, y siendo un juego lanzado en 2019, tiene muchas carencias que —desde mi punto de vista— podrían haberse resuelto bajo la dirección de una empresa tan relevante e influyente como Bethesda. Es un juego que deja una sensación extraña. Engancha unas horas, sí, pero nos hace pensar que podría haber sido un concepto excelente y haber funcionado mucho mejor cambiando algunas mecánicas o añadiendo una historia o unos personajes más apetecibles.

Analisis de Rage 2: clave de juego cedida por ziran.es

[Total:9    Promedio:5/5]

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here