Análisis de ‘Cooking Mama Cookstar’ para PS4

Todos podemos ser unos cocinitas...o no

0

Siempre recordaré la primera vez que probé Cooking Mama para Nintendo DS. No es que sea fuera una cocinera excepcional, pero quedé encantada con poder hacer recetas paso a paso de una manera tan alocada. Me pareció una entrega totalmente desestresante por mucho que el juego se empeñara en hacer de la cocina un auténtico infierno. Unido a un estilo artístico tan adorable y sus buenas dosis de humor, pronto me cautivó.

Cooking Mama Cookstar

No tardé demasiado en descubrir Cooking Mama 2, el cual me convenció mucho más por su variedad de recetas y detalles y así acabé siguiendo los pasos de la saga de 505 GamesLos tres primeros títulos principales de la saga contaban además con la facilidad de jugar en la pantalla táctil, potenciando aún más los movimientos precisos que debíamos seguir para crear las recetas y que en Wii no funcionaba tan bien.

Además, la franquicia buscó ampliar campos y dio el salto a la jardinería, el cuidado de los pequeños y las aficiones hogareñas entre otros ámbitos con menos encanto para mi gusto. La esencia principal residía en la locura de la cocina y es por ello por lo que es conocida. Aún así, con el paso del tiempo la saga se ha mantenido estable con múltiples entregas, un total de 18 ni más ni menos, en distintas plataformas hasta llegar al título que nos ocupa hoy: Cooking Mama Cookstar.

No sin polémica, este título desarrollado por 1st Playable Productions ha llegado por fin. Desde 2017 que no recibíamos una nueva entrega y ahora tenemos la primera en dar el salto a PlayStation. Tal vez os preguntéis, ¿cómo funciona en PS4 el juego? ¿Cómo son los controles? ¿Sigue manteniendo la misma esencia y diversión o se ha diluido con el tiempo? En el siguiente análisis te cuento todos los detalles.

Las manos en la masa

Análisis de Cooking Mama Cookstar
Análisis de Cooking Mama Cookstar

En esta entrega de Cooking Mama vamos a encontrar todo lo que nos gusta, ya que la esencial original está firmemente representada. Absurdidad, recetas suculentas y a Mama para guiarnos o evitar que quememos la cocina. No hay trama, no hay historia, sólo recetas que cocinar. La saga tampoco ha pretendido vendernos en ningún momento otro tipo de experiencia y aunque algún Modo Desafío se echa en falta, al final las pretensiones del juego no residen en ello.

La forma de proceder es siempre la misma: elegimos unas recetas que se irán ampliando conforme ganemos experiencia y éstas se dividirán por pasos. Generalmente encontraremos una breve explicación de lo que tenemos que hacer antes del nivel y así iremos conformando el plato final. Es muy interesante comentar que se ha añadido una sección de recetas vegetarianas al menú. Por lo general la comida japonesa sigue predominando, pero siempre se encuentra la voluntad de añadir comida de otros lugares para variar, así que podemos decir que hay variedad y originalidad.

Por lo general las pruebas son muy similares a las que encontrábamos en los primeros títulos: cortar verduras, pelar marisco, cocinar en la sartén, rallar queso, derretir la mantequilla, preparar la masa…todo de una manera muy particular que puede salir mal si nos pasamos de intensidad. Además, el tiempo corre en nuestra contra y como buenos hosteleros tenemos que ser unos «polvorillas» si queremos que nuestros amigos valoren nuestros platos como se merecen y aunque es cierto que si arruinamos el plato las puntuaciones son nefastas, he echado en falta la escena de plato quemado de la segunda entrega. Aquí vamos a poder completar la receta final y aunque sea un desastre no va a lucir así en la presentación.

La importancia de los detalles en la cocina

Análisis de Cooking Mama Cookstar

En esta entrega se va a mantener la personalización tanto de Mama, como de los colores de la cocina, instrumentos y demás, así como la integración de logros que aporten algo de dificultad, aunque ésta sea escasa. No es la primera vez que ocurre, pero se ha añadido un modo foto orientado a redes sociales, porque sabemos que la comida si no se luce no es igual y ahora tenemos una selección más amplia en la presentación final, como cambiar el fondo, añadir ingredientes, la guarnición, el cebollino o la salsa en las cantidades que gustemos, como si queremos pasarnos. Una vez terminado, nuestro plato será valorado y obtendrá cierto nivel de estrellas.

La apariencia que nos gusta

Análisis de Cooking Mama Cookstar
Análisis de Cooking Mama Cookstar

Ni que decir lo bien que luce el juego siempre con su apartado artístico tan típico del chibi japonés, muy colorido, infantil y animado, siendo un estímulo visual constante. Los platos también tienen el mejor aspecto posible y mucho de los alimentos parecen reales. No importa cuantas entregas tengamos que Cooking Mama no cambia. Lo que sí cambia es el salto al 3D que cometió hace algunas entregas. No puedo evitar añorar ese aspecto de dibujo que le sentaba tan bien.

Sin embargo, gráficamente sin ser un despliegue de fotorealismo, el juego luce en condiciones, las mecánicas están bien implementadas y en todo momento vemos que el apartado sonoro vuelve a estar a la altura con esa musicalidad tan amena que conocemos y los sonidos tan estimulantes mientras preparamos los platos. En esta ocasión pequeños sonidos salen por el mando ayudando a la inmersión en el momento de la cocina. Para mí es uno de los apartados más importantes junto a la jugabilidad y me alegra ver que el estudio también lo tiene claro y sigue cuidando los pequeños detalles.

Cómo le sienta el salto de plataforma a Cooking Mama

Análisis de Cooking Mama Cookstar
Análisis de Cooking Mama Cookstar

Hasta la fecha, Cooking Mama ha sido una saga que se ha mantenido en plataformas o bien táctiles o bien con mucha experiencia jugable real, como por ejemplo la Wii que podíamos hacer los mismos movimientos gracias al periférico. En PlayStation la experiencia es distinta y se pierde un poco el encanto al no tener la misma sensación de recreación.

No obstante, tampoco podemos decir que sea incómodo o que se hayan implementado mal las mecánicas. Jugar con los controles del mando de PlayStation es cómodo, aunque a veces un poco más de fuerza en un joystick pueda suponer que nos salga volando el alimento. Sí, hay que medir los movimientos con suavidad y aunque a ratos da la sensación de no estar del todo calibrado, lo cierto es que se puede jugar a la perfección y te acostumbras rápido.

Un añadido que también me ha gustado mucho es que si tenemos otro mando podemos jugar en compañía con amigos. Ya sea cooperando o enfrentándonos en divertidos minijuegos. Por ejemplo, encontramos que uno sea el ajo y el otro la maza o una carrera de ver quien unta más rápido la mantequilla.

Análisis de Cooking Mama Cookstar | Conclusiones

Análisis de Cooking Mama Cookstar

Cooking Mama Cookstar es entretenido y divertido, ofreciendo todo aquello que esperábamos de la saga, ni más ni menos. No sorprende por desmarcarse de lo que ya conocemos. Se mantiene en su línea, por lo que puede resultar en algunos casos más de lo mismo, pero para los que nos gusta la saga no encontramos ningún problema con ello.

Es ideal para todo tipo de públicos por descontado e ideal para los más pequeños. Después de varios problemas durante su desarrollo, finalmente ha visto la luz y ha traído de vuelta una saga que sigue gustando por su originalidad. Y hasta aquí el análisis de Cooking Mama Cookstar. ¡Esperamos que os haya gustado!

Análisis de Cooking Mama Cookstar. Clave de juego para PS4 cedida por Koch Media.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here