Análisis Atomic Heart | El avance de la tecnología se apodera de todo

Atomic Heart ha llegado para presentarnos una aventura llena de humor y acción a raudales para que nos divirtamos sin parar.

0

Atomic Heart es catalogado por muchos seguidores del título como el Bioshock Soviético. Este adjetivo ha nacido dadas las claras similitudes con la saga de Irrational Games. Ahora bien, con nuestro análisis de Atomic Heart comprobaréis que la entrega no se ha limitado a imitar a Bioshock, ni mucho menos. El videojuego de Mundfish es muy suyo y sabe diferenciarse de otras franquicias que tienen un corte similar.

La ambientación de Atomic Heart nos recuerda a muchas películas y videojuegos de ciencia ficción. Estamos ante una sociedad estilo Blade Runner, en la que la teconlogía se ha apoderado de todo. La diferencia es que aquí se muestra como el gobierno trata de vender a su población una imagen idílica e irreal de la situación. Sin embargo, como siempre, los robots se pondrán en nuestra contra y tendremos que actuar como Will Smith en Yo, Robot.

Durante este análisis os contaremos si el título del estudio ruso ha conseguido cumplir las expectativas. Muchas personas han estado preocupadas por la temprana edad del estudio. Debemos tener en cuenta que Mundfish se fundó en 2017 y que Atomic Heart, por sorprendente que parezca, es el primer título de la compañía. Sin duda, han querido empezar muy fuerte con un título de gran presupuesto para pegar un golpe sobre la mesa. ¿Comenzamos?

Análisis de Atomic Heart | Al final, con tanta inteligencia artificial, todo se va al traste

Atomic Heart Análisis
Análisis Atomic Heart | Algunos modelados son preciosos a nivel artístico. Muestran la pomposidad y el avance tecnológico de su sociedad.

En nuestra sociedad las IAs están proliferando cada vez más. Muchas personas que se dedican al arte están asustadas por si sus trabajos peligran a causa de estas máquinas roba trabajo. ¡Si hasta están habiendo algunas IA que redactan el texto que les dé la gana! Adiós mis queridos lectores, me tendré que dedicar a la repostería. Ahora bien, poniéndonos serios, Atomic Heart trata de este tema con humor y firmeza. Se basa en la búsqueda constante del ser humano por obtener conocimientos y como éstos se vuelven en su contra.

Mundfish ha querido dotar a los jugadores y jugadoras de una historia interesante en la que observamos como la Unión Soviética se embriagó de poder. Esta superioridad que irradia la nación viene precedida por los impresionantes avances tecnológicos que ha conseguido el país. Robots, coches voladores, ciudades flotantes… Todo gracias a la invención del doctor Sechenov que cambió el destino de su patria para siempre.

Por supuesto, toda nación que se vuelve impresionantemente avanzada tiene sus detractores. La tecnología arrebató puestos de trabajo, los avances provocaron envidia en el resto de países del mundo. Esto se tradujo en revueltas, saboteos, corrupciones y, al final, en el declive de un sistema sustentado por máquinas. Como no podía ser de otra manera, todo sale mal, las máquinas se revelan como Skynet contra los seres humanos y todo se va al traste.

Una historia con gancho carente de personajes memorables

Atomic Heart Análisis
Análisis Atomic Heart | El Agente P-3 será el protagonista de esta historia. Un personaje no muy interesante, pero que cumple su función.

Como habéis podido leer, la trama es sencilla, pero es sumamente efectiva dada la construcción de su mundo, su excelente diseño artístico y una puesta en escena ejemplar. Además, no nos podemos olvidar de nuestro protagonista, el Agente P-3. Es malhablado, soez, rudo, pero con un corazón que está en un buen lugar. Puede que no sea el protagonista más carismático de la historia, pero acaba por caerte bien.

Ahora bien, lo que no nos ha gustado de la historia principal es la escasez de un villano o villana memorable, además de personajes secundarios para el recuerdo. No hay acompañantes cuyos nombres se nos quedarán grabados a fuego en nuestro cerebro. Red Dead Redemption II, Cyberpunk 2077 o The Witcher 3: The Wild Hunt son un mejor ejemplo de cómo establecer relaciones interpersonales con personajes interesantes. Mundfish no ha sabido explotar bien la crudeza de su mundo distópico a través de sus protagonistas.

La historia, a pesar de tener esta clara carencia de personajes que te cojan por sorpresa, merece la pena. Aprender de los terrores que han provocado las monstruosas máquinas, explorando los bastos escenarios del título, da bastante información. El mundo es muy detallado a nivel artístico y los elementos que encontremos por el mapeado dotarán al lore de profundidad. No esperéis, eso sí, una calidad narrativa como Elden Ring. No obstante, no creo que os decepcione. Además, las secuencias cinemáticas son espectaculares y su puesta en escena es soberbia.

Análisis Atomic Heart | Arranca la cabeza de todos los robots que se crucen por vuestro camino

Análisis Atomic Heart | Luchad contra decenas de robots y destrozadlos antes de que ellos acaben con vuestras vidas.

Las peleas cuerpo a cuerpo en Atomic Heart son las absolutas protagonistas del discurso. Matar a mamporros a decenas de robots o criaturas que quieren acabar con nuestra vida es muy satisfactorio. Elementos como los esquives o el uso de habilidades especiales, aumentan las posibilidades de la entrega. Los poderes funcionan como los plásmidos de Bioshock. ¿Descargas eléctricas, telequinesis, ralentizar a nuestros enemigos? Podréis hacer eso y mucho más.

En relación al sistema de disparos, éste podría haber ofrecido mayor profundidad. Se nota que el enfoque más trabajado es el del combate a melé con el uso de poderes especiales. No obstante, con esto no queremos decir que el gun play sea plano y no resulte satisfactorio. Por ejemplo, Mundfish ha elaborado un sistema de creación de armas a través de la obtención de planos o diagramas. Podremos fabricar hasta, aproximadamente, 20 armas. Cada una de ellas es diferente y una vez aumentemos nuestro arsenal, todo mejorará y ganará profundidad.

¿Os preocupaba que no hubieran bosses a la altura? ¡No os preocupéis! Los jefes finales son muy espectaculares a nivel visual, aunque son sencillos en relación a sus mecánicas. No os costará demasiado derrotarles. Sin embargo, estas batallas recuerdan vagamente a Bloodborne. El motivo es que el sistema de esquives ya hemos comentado que es extremadamente importante y contra los jefes finales, aún más. Si no esquiváis lo suficientemente rápido, sus poderosos ataques os destruirán. No queremos eso, ¿cierto?

Explora un mundo abierto hermoso en lo técnico, pero pobre en posibilidades

Atomic Heart Análisis
Análisis Atomic Heart | El mundo abierto de Atomic Heart no ofrece muchas posibilidades, pero es un placer visualizarlo.

La primera entrega de Mundfish contiene un mundo abierto interesante y que conecta de forma notable sus distintas áreas principales. Por lo tanto, explorar es sumamente importante para que nuestro personaje se vuelva cada vez más poderoso. Conseguir materiales, dinero y puntos de experiencia será esencial y para eso tendremos que explorar sí o sí.

Añadir el mundo abierto es una de las diferencias principales con otras entregas a las que puede recordar Atomic Heart. Ahora bien, considero que les ha faltado experiencia para hacer un mapeado que sea realmente complejo. Al contrario que entregas como Breath of the Wild, aquí la interacción con el mundo es escasa. Además, no contamos con misiones secundarias con hilos narrativos que resulten espectaculares. Sí que suponen un gran divertimento gracias a un sistema de combate efectivo y enemigos que nos pondrán las cosas difíciles. Sin embargo, hubiera estado mejor que la narrativa ganara más fuerza a través de tareas de mundo.

Otro punto del sistema de juego que nos propone Atomic Heart es el sigilo y, aunque en interiores es efectivo, en el mundo abierto no está bien implementado. El problema es que los enemigos nos detectarán rápidamente y, por supuesto, esto es positivo gracias a una notable IA. Sin embargo, el error llega cuando en sigilo somos demasiado lentos, hay decenas de enemigos por todas partes y cámaras que nos detectarán a la mínima. Mejor disparad o pegad mamporros a saco.

Si hay un apartado que sí está bien realizado en el mundo abierto, sin lugar a dudas, son los puzles. Esto es algo que ha sorprendido a la mayoría de jugadores y jugadoras ya que no esperábamos que tuvieran tanta importancia. Es posible que no sean complicados y que, pensando un poco, se resuelvan rápidamente, pero otorgan a las secciones jugables de un toque distintivo. De esta forma, no todo es pegar golpes, tiros y mazazos, los puzles hacen que la exploración sea más divertida.

Progresa y vuélvete el miembro más poderoso de la Unión Soviética

Análisis Atomic Heart | Los combates cuerpo a cuerpo mejorarán mucho conforme progresemos y adquiramos nuevas armas.

El sistema de mejoras de Atomic Heart está muy bien implementado y tiene algunas particularidades interesantes. No va más allá de cualquier otro sistema RPG en el que tendremos que emplear nuestra experiencia para subir de nivel. No obstante, Mundfish ha tenido algunas ideas que son excelentes para fomentar la progresión. Una de estas implementaciones es la posibilidad de poder retroceder en el nivel de mejoras. Así no perderemos recursos empleados en adquirir habilidades.

Conforme vayamos mejorando a nuestro personaje, consiguiendo nuevos ataques, mayor salud, resistencia, entre otras habilidades especiales, la jugabilidad mejorará enteros. Al principio es cierto que el sistema de combate es muy limitado, pero ya hemos comentado como, al avanzar y conseguir más poder, todo será mucho más divertido. Lanzad rayos o golpead con ataques especiales a vuestro enemigos.

Además de nuestro personaje, también podemos mejorar el sistema de combate enfocado a las armas cuerpo a cuerpo. A través de los neuropolímeros, los llamados puntos de experiencia, podremos mejorar las habilidades para el uso de nuestro armamento. Así desbloquearemos nuevos y letales movimientos. No obstante, como hemos comentado en el apartado anterior en referencia al combate, los diagramas de creación y mejoras de armas son de los aspectos más interesantes de la progresión. Con ellos y los materiales adecuados, nos volveremos invencibles.

Análisis Atomic Heart | Belleza y distopía en su máximo esplendor

Análisis Atomic Heart | Las zonas principales de Atomic Heart son impresionantes a nivel técnico.

¿Blade Runner? ¿System Shock? ¿Terminator? Atomic Heart recuerda a grandes sagas de ciencia ficción a través de un diseño artístico sublime en el que los escenarios resultan monumentales y aterradores. No solo las vísceras, la sangre y la podredumbre suponen que nuestra piel se ponga de gallina. En ocasiones el reflejo de un futuro inminente, uno deshumanizador y que acabe con nuestra individualidad, ese reflejo que te mira a los ojos como el abismo en la oscuridad, es mucho más terrorífico.

Mundfish ha elaborado unos mapeados llenos de elementos colosales. El prólogo es una grandísima muestra del poderío técnico de esta entrega. La ciudad soviética llena de banderas de color rojo, edificios repletos de elementos futuristas y un cielo anidado por robots voladores en vez de palomas, es hermoso a nivel visual. Observar las islas flotantes propulsadas por encima de las nubes gracias a la tecnología es impresionante. Además, que todo sea futurista no evita que la naturaleza se abra camino. Habrá mucha vegetación en Atomic Heart.

Atomic Heart Análisis
Análisis Atomic Heart | Aunque Mundfish nos presente un mundo invadido por la tecnología, no significa que no haya cabida para la naturaleza.

Puede que la tecnología y los robots den un toque Cyberpunk espectacular al envoltorio de la entrega. Sin embargo, lo que esconde es pura decadencia. Es una crítica al marketing, a la manipulación que los ricos emplean sobre el proletariado. Ciudades con tanta pomposidad, riqueza y avances tecnológicos, esconden de fondo un poso negro y corroído. Ese poso se deja ver cuando exploras el mundo abierto y descubres por qué todo ha acabado por explotar.

Por otra parte, la banda sonora está a la par del diseño audiovisual. Es potente y rítmica para acompasar el colorido y belleza de los escenarios de Atomic Heart. El estudio ha contado con la colaboración de Mick Gordon, compositor de la banda sonora de DOOM. Con ello es lógico que la música sea cañera y llena de emoción. Además, el estudio ha dado gran importancia a sonidos tan mundanos como el golpe de un martillo o el de un alambre oxidado. La unión de dichos elementos cotidianos, conforman un cóctel tremendo de rock y elementos metálicos.

Análisis Atomic Heart | Conclusiones

Atomic Heart es una entrega que ha buscado ser muchas cosas diferentes y creemos que cumple su objetivo con éxito. Tiene momentos a lo Bioshock, otros que recuerdan a System Shock, un mundo abierto estilo Fallout, entre otras referencias que componen su receta de ideas. Sin duda, Mundfish ha sabido de dónde sacar las referencias para realizar su primera obra magna.

Lo que más me ha convencido de Atomic Heart es su sistema de combate cuerpo a cuerpo, su banda sonora y su diseño audiovisual. Es un videojuego técnicamente preciosista en el que encontraremos escenarios muy diferentes entre sí que nos deleitarán con unas vistas espectaculares. Además, los enemigos son duros, mortales y combatir contra ellos es muy divertido.

Más allá de la jugabilidad o el apartado técnico, quiero destacar antes de concluir el análisis de Atomic Heart, el humor tan excelente que desempeña Mundfish. Por ejemplo, contamos con algunos diálogos muy ingeniosos y absurdos a más no poder. ¡Incluso la máquina en la que mejoramos nuestras habilidades se pone cachonda al vernos! No, no es una broma, en Atomic Heart ligaremos con una máquina expendedora. Bueno, más bien, ella con nosotros.

En resumen, recomendamos absolutamente que juguéis a Atomic Heart. Es cierto que tiene errores y que el mundo abierto podría haberse aprovechado mucho más. Sin embargo, el título te ofrece más de 30 horas de duración muy competentes que encandilarán a todos aquellos fans de la ciencia ficción. ¡Luchad contra la rebelión de las máquinas que están asolando la Unión Soviética!

  • A nivel audiovisual estamos ante una entrega sobresaliente.
  • El diseño artístico de la gran mayoría de zonas te quita el hipo con su monumentalidad.
  • Las secuencias de acción en la historia principal están bien dirigidas y te meten de lleno en su mundo.
  • El sistema de combate es efectivo y cuenta con varias posibilidades.
  • La progresión ha sido bien pensada para que no abrume a los jugadores.
  • Sorprenden lo bien diseñados que están los puzles y su importancia en la jugabilidad.
  • La historia principal es interesante, pero no llega a evolucionar lo suficiente.
  • No contamos con personajes secundarios que estén a la altura.
  • El sigilo se ha desaprovechado absolutamente y no acaba de convencer.
  • Hubiera sentado mejor a la entrega poder interactuar más con su mundo abierto.
  • Tras 15 o 20 horas, puede que se nos hagan repetitivas algunas secciones.
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
Subscribe
Notify of
guest

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments