Los ritos del agua, de Eva García Sáenz de Urturi

0

Los ritos del agua. Más muerte, asesinatos que siguen antiguas tradiciones celta y un primer amor. Todo esto lo tendrá que resolver el Kraken en Lis ritos del agua la segunda novela de la trilogía de la ciudad blanca.

Datos del libro…

Título: Los ritos del agua

Autora: Eva García Saenz de Urturi

Editorial: Planeta

Contexto: la novela se ubica en la ciudad vasca de Vitoria en la actualidad. Es la continuación de la novela El silencio de la ciudad blanca. Se publicó en 2017. Es una novela negra policíaca en la que se resuelven unos asesinatos rituales.

 

Sobre la autora…

Eva García Sáenz de Urturi es una novelista española que nació en Vitoria, Álava en 1972. Su interés en la literatura la hizo ponerse en contacto con varias editoriales, al no recibir respuesta publicó su primera saga de libros con Amazon. La saga de lo longevos, su primera obra se convirtió en un fenómeno literario. En 2014 publica otras dos novelas: Los hijos de Adán y Pasaje a Tahití, ambos con buena acogida.

El pasado año 2016 la editorial Planeta publica El silencio de la ciudad blanca, best-seller y predecesor de nuestro protagonista. Al año siguiente, en el 2017 publica la esperada continuación: Los ritos del agua. También convertido en best-seller. Ambas son novelas negras ambientadas en la ciudad natal de Sáenz de Urturi: Vitoria. Para escribir con más rigor, ella misma relevó que realizó unos cursos sobre inspección técnica ocular y revelado de huellas en una academia de policía. Con ello fue capaz de escribir una novela más verosímil y elegante. En sus propias palabras “que no revolviera el estómago al lector”.

Los ritos del agua

Lo prometido es deuda y no es que haya sido un suplicio devorar esta novela para aportar mi análisis. Si algo se puede decir de la literatura de Eva García es que engancha.

En esta segunda entrega, el inspector Unai López de Ayala, tras recibir un balazo en la cabeza que lo deja con afasia, tendrá que resolver un nuevo crimen. Su primer amor, y el de sus amigos, aparece asesinada. Colgada de un árbol boca abajo con la cabeza sumergida en un caldero celta y embarazada. Así comienza esta novela: sin remilgos y con la intensidad que mantiene a lo largo de los más de cincuenta capítulos.

Este nuevo asesino se rige por un modus operandi proveniente de la cultura celta, el rito de las tres muertes celtas: quemar, ahogar y colgar. Pero hay más, castiga a aquellos que considera que no deben ser padres. Mujeres embarazadas y los padres de los nonatos son sus víctimas. Kraken se une a la investigación como asesor, ya que aún no se ha recuperado del todo de la bala que lo dejó en coma durante unos agobiantes días. Arropado por su hermano Germán, el abuelo, Estíbaliz y, por supuesto, Alba, su recuperación avanza paso a paso. Accede a acudir a una logopeda, que hace buenas migas con Germán, y se propone no ser un padre mudo… La primera víctima es una mujer del pasado de Unai y su cuadrilla. El primer amor que vivieron los cuatro amigos, con 16 años, el verano del 92 en un pueblo cántabro.

Tras esta muerte, imágenes que parecían perdidas en el ático de Villaverde y en la memoria de Unai tornan de nuevo para contar al lector una historia secundaria en la que se encuentra el asesino… o asesinos.

Los personajes…

Los personajes principales se repiten en esta secuela. Pero cabe destacar alguna nueva incorporación. El carismático profesor Saúl que esconde algo, su inocente hija, o nuevos compañeros en la unidad de investigación con un pasado por desentrañar. En esta aventura, la autora ha optado por una historia más oscura, más violenta y más adulta que su precedecesora. No tiene reparos en sacar el lado más oscuro y perturbador de la raza humana. Sin embargo, mantiene un estilo elegante y sin recrearse en detalles morbosos y desagradables que no aporta nada. No es un estilo muy común en este género y es lo que le da a estos libros la calidad y el nivel que se echaba de menos en la literatura negra española.

Fiel a su estilo Sáenz de Urturi continúa dándonos pistas sumergidas en las páginas para que descubramos la identidad del asesino. En este caso, quién y por qué mata se resuelve antes que en el anterior. Pero su identidad actual será lo que mantenga al lector despierto hasta el último capítulo. Mantener la intriga y el misterio hasta las últimas páginas no es fácil, y en esta ocasión tenemos acción hasta en el epílogo. En el último capítulo nos dejan con el corazón en un puño y dos vidas pendientes de un hilo. Toda esa tensión para terminar respirando tranquilos y tal vez con alguna lagrima de emoción.

Opinión personal

Los ritos del agua y El silencio de la ciudad blanca, además de ser dos best-seller, con todas las de la ley, son dos novelas inmejorables. Como hermanas han de leerse juntas, de esta forma no perderemos el hilo ni la historia que tanto embauca y que magistralmente cuenta Eva García Sáez de Urturi.

Ambas son novelas de invierno que requieren calma, comodidad y una bebida caliente que las acompañe. Ahora que empieza a asomarse a la ventana el otoño, es momento de arroparse y acunar estos magníficos ejemplares. Para la segunda parte de la trilogía de la ciudad blanca le doy un 9/10.

[Total: 1   Promedio: 1/5]

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here