Review manga: ‘Mother’s Spirit’

El manga ha sido licenciado en España por Ediciones Tomodomo

387
0
Compartir

Mother’s Spirit: la llamada de la naturaleza

Mother's Spirit ficha

En su línea de licenciar mangas de corte yaoi, Tomodomo nos presenta Mother’s Spirit. La obra nos cuenta la historia de Ryōichirō, un funcionario japonés cuya vida dará un vuelco con la llegada de Qaltaqa, el futuro jefe de la tribu Lutah. Nuestro protagonista será el encargado de cuidar y enseñar al guerrero tribal, dando lugar a una serie de choques culturales y emocionales de lo más significativos.

Datos

Mother’s Spirit (マザーズ・スピリット) es un manga creado por la autora Enzō. Fue publicado en la revista Chara Selection entre septiembre de 2014 y julio de 2015. Cuenta, en total, con 6 episodios —más un epílogo y un extra—, que fueron recopilados en un tomo único. En noviembre de 2017 la editorial Tomodomo lanzó el manga en territorio español.

Sinopsis

Ryōichirō lleva una vida anodina como funcionario en una universidad hasta que le ordenan hacerse cargo de un estudiante de intercambio bastante peculiar: Qaltaqa, un joven miembro de la tribu Lutah, su futuro jefe y orgulloso cazador y guerrero. A Ryōichirō no le hace ni pizca de gracia tener que convivir con un hombre fornido de aspecto amenazador que además no habla una palabra de su idioma. Sin embargo, acaba fascinado por la bondad y nobleza de Qaltaqa, quien, a pesar de su aspecto, teme a los retretes automáticos y es incapaz de dormir solo. Ryōichirō no tardará en descubrir que ya no imagina la vida sin él… ¿Qué será de los dos cuando Qaltaqa deba regresar con su tribu?

Análisis

Mother's Spirit análisis

Aunque con bastante retraso —al igual que ocurrirá con el resto de reseñas que vaya publicando—, hoy me gustaría hablar de Mother’s Spirit. Se trata de una obra que, desde que se anunció, llamó mi atención. En primer lugar por su argumento: los choques culturales, bien llevados, dan lugar a historias tiernas y enriquecededoras; además, debo reconocer que el estilo visual de la autora consiguió fascinarme desde el principio. Por ello decidí darle una oportunidad.

Argumento y personajes

La historia, en líneas generales es bastante simple —lo cual no tiene absolutamente nada de malo—. Podríamos decir que incluso en algunos momentos podría tacharse de facilona. Un funcionario de una universidad es, prácticamente, obligado a alojar en su casa a un estudiante de intercambio que resulta ser el próximo jefe de una tribu. Así, ambos aprenden a convivir y a entenderse para, finalmente, forjar un vínculo de lo más especial.

Aderezado con toques cómicos y eróticos, Mother’s Spirit refleja en sus protagonistas, Ryōichirō y Qaltaqa, una dualidad que dota a la historia de cierto interés. Por un lado, el joven japonés es un trabajador asqueado, sin un objetivo fijo y más bien desganado. En cambio, el guerrero de Lutah, aunque de aspecto rudo y serio, resulta ser un ser bondadoso, sincero y cariñoso. La autora juega con este choque para desarrollar una relación afectiva que desemboca en numerosas situaciones cómicas y, también, románticas.

Rebasadas las barreras lingüísticas, aparece Aqnam: el hermano pequeño de Qaltaqa, que pretende encontrarle una esposa a su hermano mayor. No obstante, la conexión entre los protagonistas chafarán las expectativas de Aqnam, quien parece no aceptar su relación. Se trata, así, un conflicto de lo más curioso: la homosexualidad desde su lado más «tribal» en contraposición con las tradiciones —ya sean japonesas o de la tribu Lutah—.

Equilibrio de tono

Aunque aparezcan tópicos tóxicos del yaoi —que comentaremos a continuación— o del género romántico (amor eterno), lo cierto es que la sensación final sobre esta pareja resulta positiva. Y es curioso, pues al tratarse de un tomo único de solo 6 episodios, no se desarrolla totalmente la historia de ninguno de los protagonistas. No obstante, sus interacciones, tanto verbales como físicas, consiguen crear un aura mágica y atrapante que hará las delicias de los lectores más «acaramelados». Asimismo, la presencia del humor consigue equilibrar el conjunto para ofrecer una experiencia agradable y más que disfrutable.

Tópicos del yaoi

comico Mother's Spirit

Llegados a este punto, debo decir que el yaoi nunca ha sido un «género» —sinceramente, no me hace mucha gracia considerarlo género— que me haya fascinado especialmente. Y el motivo, quizás, son sus numerosos tópicos tóxicos. Al menos, bajo mi punto de vista. Mother’s Spirit, para nuestra desgracia, no se salva de algunos de ellos. Uno de los más representativos es la clara presencia del semeuke. Es decir, el activo y el pasivo. Lo verdaderamente nocivo es que el uke suele verse representado como «la mujer de la relación»; un personaje que responde a los estereotipos femeninos: sensible, frágil, delicado… Mientras que el seme es más «hombre». Aunque en esta obra hay puntos a favor —el uke no es tan «mujer» como suele ocurrir en obras de este corte—, me habría gustado un cambio en este tópico tan explotado.

Por otro lado, el tono más erótico —y casi pornográfico— choca un poco con el resto de la obra. Evidentemente, no me parece mal que haya sexo —¡faltaría más!—, pero la forma en la que se representa parece más enfocada al mero placer del lector que del desarrollo argumental o de personajes. Un ejemplo claro es su epílogo: después de mostrar varios conflictos, encontramos un cierre en el que los protagonistas tienen sexo. Y ya. ¿No habría sido más interesante desarrollar algún otro tema? ¿Algún otro conflicto cultural? Me apena que, quizás por la tradición en yaoi, se recurra al erotismo de forma gratuita. Aunque, eso sí, debo decir que algunas escenas «subidas de tono» en Mother’s Spirit sí me gustaron porque, precisamente, consiguen culminar la atracción y el afecto que sienten sus personajes.

Dibujo

Mother's Spirit Qaltaqa

No puedo escribir una reseña sobre esta obra sin mencionar el exquisito dibujo de su autora. Verdaderamente, creo que Enzō es una autora magnífica en este aspecto. Tanto el diseño como la caracterización de sus personajes me parece brillante: es de corte realista, pero sin perder el toque «manga». Sus expresiones cautivan tanto en su lado cómico, como en el romántico. La mangaka sacrifica los detalles espaciales —muchos fondos están vacíos— para centrarse en los personajes. Estos conforman el engranaje central de la obra y presentan una serie de detalles llevados con mucho mimo y dedicación. Especial atención requieren las expresiones faciales, las cuales están representadas con una verdad y una belleza que me serán difíciles de olvidar.

Edición

En cuanto a los aspectos más formales de la edición, no tengo prácticamente ninguna queja. Tomodomo es una de mis editoriales favoritas precisamente porque, como en el caso de la autora de Mother’s Spirit, cuidan mucho los pequeños detalles: la impresión, el color, el acabado visual, la traducción…  Un ejemplo genial es el extra que encontramos bajo la sobrecubierta del tomo. Creo que pocas veces había leído viñetas de esa forma y, cuando me di cuenta, me llevé una gratísima sorpresa.

En conclusión…

Mother’s Spirit es una historia simple, pero aceptable que trata temas interesantes lastrados por tópicos de su «género». Su equilibrio de tono, aderezado con un estilo de dibujo brillante, nos brinda una obra más que disfrutable que, eso sí, cuenta con un erotismo no apto para todos los públicos.

  • Lo mejor: su estilo de dibujo. Equilibrio de tono cómico y romántico.
  • Lo peor: los tópicos tóxicos del romance y del yaoi.

¿Dónde puedo comprarlo?

[Total:1    Promedio:5/5]

Deja un comentario