Review manga: ‘Diario de intercambio (conmigo misma)’ #1

Reseñamos el tomo #1 de 'Diario de intercambio (conmigo misma)'

243
0
Compartir

Diario de intercambio (conmigo misma) #1

Review manga: 'Diario de intercambio (conmigo misma)' #1

Meses después de lanzarme de lleno en el universo de Kabi Nagata, aquí estoy otra vez. Mi experiencia lesbiana con la soledad fue, a todas luces, una de las grandes sorpresas del año. Y ahora nos llega su secuela: Diario de intercambio (conmigo misma), donde Nagata retoma el tono autobiográfico, junto con divertidas y crudas reflexiones sobre la realidad. Las expectativas, en mi caso, eran altas. Pero debo decir que, en general, este primer tomo me ha parecido bastante decente y que, además, sigue una línea muy positiva que espero que culmine en el segundo tomo.

Sinopsis

Kabi Nagata, la autora del éxito ‘Mi experiencia lesbiana con la soledad’, presenta este cómic de ensayo en el que se dirige a sí misma en el pasado y en el futuro para tratar de forma honesta y descarnada su relación con sus padres, su primera experiencia de emancipación, el amor, y su vida tras «su experiencia».

Edición y traducción

En primer lugar, quisiera hablar de la edición. Siendo claro, es una pasada. La sobrecubierta es preciosa y, en comparación con Mi experiencia lesbiana, se nota un cambio a mejor. Los dibujos se ven más nítidos y el acabado se siente más depurado. Asimismo, la separación de capítulos con esas páginas rosadas y la división por «apuntes» resulta bastante acertada; como si de verdad estuviésemos ante un diario personal.  Además, que la edición sea similar —que no igual— a la precuela otorga armonía cuando se colocan juntas en una estantería… Para los coleccionistas de manga es una maravilla. Debo decir que, salvo alguna errata, la traducción es bastante buena. El trabajo de adaptación es muy duro, y creo que el resultado ha conseguido captar la esencia y el tono de Nagata y transferir su mensaje al público hispano.

El dibujo y el color vuelven a ser dos de los grandes pilares de la historia. Nagata retoma los tonos rosados —los cuales ya son marca de la casa— y los garabatos. Como no quisiera repetirme con respecto a Mi experiencia lesbiana con la soledad, diré que la fórmula sigue funcionando a la perfección. La simpleza de su trazo, el uso de metáforas literales para emular los sentimientos… La lectura de este manga, para quien conecte con su universo, es ciertamente satisfactoria.

«Hola, Kabi Nagata. Soy Kabi Nagata»

La historia sigue en su línea: Nagata nos narra, en resumen, cómo se siente y los cambios importantes que le han ocurrido tras lanzar al mercado Mi experiencia lesbiana con la soledad. Como si de una novela epistolar se tratase, Diario de intercambio (conmigo misma) funciona, efectivamente, como un diario personal. La autora mantiene una especie de charla consigo misma —y con el lector— donde, una vez más, abre su corazón en canal.

Review manga Diario de intercambio conmigo misma 1 kabi nagata escribe

A pesar de poder parecer repetitivo, este tomo consigue enganchar, pues nos presenta varias cuestiones polémicas. Dos de ellas son fundamentales en este primer tomo: el amor y la familia. Kabi Nagata, harta de (sobre)vivir con sus padres, decide que es hora de irse a vivir sola. Después de muchas penurias, peleas y malentendidos consigue hacerlo y el viaje que recorremos con ella se siente, para variar, muy real; un recorrido lleno de altibajos, dudas, también aciertos, a través de la visión personal de Nagata.

En cuanto al amor, este primer volumen nos introduce al primer contacto amoroso —no pagado— que vive Nagata. Aunque el personaje con el que mantiene una relación es bastante… cansino, la situación que vive sirve para que la autora reflexione sobre lo que es el amor. ¿Acaso no es egoísta estar con alguien solo por sentirte querido? Y así con todo. Si lo analizamos fríamente, veremos que los eventos y la acción que sucede en la obra no es especialmente apasionante. De hecho, en algunos momentos la historia se vuelve repetitiva y hasta desesperante. Pero así es la vida: un círculo vicioso. Un camino que a veces no sabe adónde te va a llevar, en el que, de golpe y porrazo, retrocedes y avanzas constantemente. Y esa crudeza y honestidad es con la que Kabi Nagata consigue que, al menos un servidor, sienta una gran empatía por lo que relata. Aquí, lo que importa es el cómo, y no tanto el qué.

La familia: ¿estamos obligados a quererla?

Las relaciones familiares es también otro gran bloque de este primer volumen. Aunque en Mi experiencia lesbiana con la soledad ya se hablaba bastante del tema, aquí llegamos a profundizar mucho más sobre la relación de la mangaka y su madre. Vemos cómo, durante el proceso de maduración de la autora, los sentimientos hacia ella se vuelven confusos. ¿Siente aprecio? ¿Admiración? ¿Pena? Hay pasajes, en mi opinión, muy, muy interesantes sobre la situación sentimental de la madre con, por ejemplo, su marido.

Además, la «partida del nido» pone sobre la mesa un gran problema que sufre a día de hoy gran parte del mundo: las relaciones familiares. Kabi Nagata, que, como sabemos, no es una persona muy sociable, contó durante mucho tiempo con la compañía de su familia; familia que, por cierto, no era precisamente cariñosa. Es entonces cuando se plantea una cuestión con un toque controvertido: ¿Por qué tenemos que amar a nuestra familia? Hablamos, por supuesto, de la familia de sangre. En muchos casos, se trata de un grupo de personas obligadas a quererse y apoyarse; personas que viven juntas y que o no se soportan. ¿Debemos aguantarlas? ¿Por qué han de vivir juntas? ¿Por qué fingir que se preocupan por ellas cuando solo piensan en sí mismas?

En definitiva…

Diario de intercambio (conmigo misma) #1 se trata de un gran punto de partida y una digna secuela de Mi experiencia lesbiana con la soledad. Su formato casi epistolar, aunque con un tono muy similar a su predecesora, así como las nuevas reflexiones de la autora, consiguen dotar a la hora de una consistencia propia. No se trata, por tanto, de un producto que nace de la fama de otro anterior. Se nota que detrás de la obra, hay unas vivencias reales y un trabajo duro.

Review manga Diario de intercambio conmigo misma 1 peluche

Es un tomo con una presentación simple, pero muy lograda: cumple, y mejora algunos aspectos con respecto a la obra anterior —atención al cuidado detalle de la edición de Fandogamia—. El resultado, aunque quizás no tan original ni fresco como Mi experiencia lesbiana, es de notable; aunque quizás es pronto para decirlo, me atrevería a decir que Kabi Nagata, si consigue adaptar su estilo a la ficción, puede ofrecernos mangas de mucha calidad. Mientras tanto, seguiremos saboreando sus maravillosas vivencias personales.

¿Dónde puedo comprarlo?

[Total:2    Promedio:5/5]

Deja un comentario