Review manga: BECK (2000-2008)

0

BECK es, sin lugar a dudas, un manga completamente infravalorado. Aunque poco conocida (menos de lo que debería), nos encontramos ante una obra muy bien trazada. Su elemento central, la música, parece que comienza a ser explotado en la actualidad, pero… Allá, en sus tiempos, no era una apuesta tan segura. A decir verdad, la apuesta de Harold Sakuishi, su excéntrico autor, fue muy arriesgada. Se atrevió con aquello de lo que no muchos querían saber, y triunfó. Inspirándose en los famosos Red Hot Chili Peppers, concibió una gran historia repleta de drama y tensión.

Ciertamente, es importante tener en cuenta el año en la que comenzó su publicación: el año 2000. Por aquel entonces, las técnicas de dibujo no estaban tan pulidas como en la actualidad. Es bien cierto que, ahora mismo, la calidad del trazado ha mejorado enormemente. BECK, por su parte, mostró dicha evolución a lo largo del tiempo. El dibujo, simple en sus comienzos, mejoró al tiempo en que la serie iba siendo publicada. La historia, en otro orden de cosas, siempre fue su punto fuerte; de comienzo lento, pronto alcanza un clímax del cual parece no querer bajar.

Sinopsis

Koyuki, nuestro protagonista, es un joven japones de 14 años. Sus únicos amigos, Tanabi e Izumi, han sido las únicas personas con las que se ha relacionado a lo largo de su vida estudiantil. Nadie lo sabe, pero nuestro joven héroe tiene una voz prodigiosa. Las cosas, a decir verdad, no tienen pinta de que vayan a cambiar: los abusos, la rutina… Su vida no parece tener sentido. Un día, sin embargo, todo cambia cuando salva a un extraño perro: Beck. Tras esto, conoce a Ryusuke Minami, su dueño, quien le introducirá en el mundo de la música. Koyuki y su rutina son destrozados a golpe de guitarra adentrándose en una no tan tranquila vida llena de aventuras y desventuras.

Argumento: una dosis de realidad

Review manga Beck
Review manga Beck

Con respecto a la historia, es importante señalar un factor común presente en todos los personajes: el amor por la música. Aunque esta es una verdad a medias, es muy importante tenerlo en cuenta. Sería una mentira afirmar, con rotundidad, que el 100% de los personajes la adoran. Lo que sí es cierto, por otro lado, es que todos los protagonistas se unen por la misma. La música, sin lugar a dudas, es la base sobre la cual se construye todo. Por suerte, el autor logra dominar con gran habilidad los finos hilos que el mismo va hilvanando. Como consecuencia, la historia se mantiene muy bien anexada: no hay trama, argumento o elemento que quedé demasiado descuadrado.

BECK, un retrato sobre el amor a la música

Para empezar, el drama es uno de los géneros principales. Es de conocimiento general (y aunque no lo fuera, así se considera) que la vida del músico es difícil. Nuestros chicos demuestran de forma muy precoz una firme intención: dedicarse profesionalmente a la música. El mundo, para su desgracia, es un lugar cruel y que da pocas oportunidades. Los problemas no dejarán de surgir a su paso, y lo harán de forma muy natural. En ningún momento parece que las dificultades sean artificiosas, lo cual se aprecia. Todo lo que sucede le podría pasar a cualquiera, y así lo vamos viendo. Las alegrías, por supuesto, también son un factor que debe tenerse en cuenta. Es, en resumidas cuentas, como la vida misma: fortunas y contratiempos.

Por otra parte, tendremos nuestra dosis de amistad, amor y romance. Queriendo evitar todo spoiler posible, no se hará mención alguna sobre los involucrados. Lo que sí se puede resaltar es que los celos y los malentendidos estarán presentes, y en muchos casos por culpa de sus mismos protagonistas. Olvidaos de la típica comedia romántica en la que todo se arregla con una sonrisa, pues no va a ser así. BECK es real, y la realidad nos enseña que el amor se tiene que trabajar. Elegir, arriesgar, conocer, intentar… El camino no será de rosas, pero tampoco de espinas. El aspecto romántico será importante, pero no será tan central como se podría esperar. Los giros argumentales, las sorpresas… BECK no defrauda.

Los personajes: una mina de diamantes

Review manga Beck

BECK, probablemente, cuenta con uno de los mejores elementos con los que he tenido el placer de cruzarme. Aunque no llega al volumen de series como Naruto, One Piece o Bleach, por citar a los más famosos, no se queda corto. La cantidad de principales y secundarios es reducida, es una plantilla pequeña, pero muy intensa. En primer lugar, tenemos a Yukio Tanaka, alias Koyuki, nuestro protagonista. El crecimiento personal del chico es, francamente, espectacular. Un muchacho de tan solo 14 años, sin rumbo, que encuentra, en la música, su válvula de escape. Él, quien aburrido de la vida se encontraba, se entrega a su nueva amante con la ferviente pasión de un loco enamorado.

Ryusuke Minami, quien introduce a Koyuki en el mundo de la música, es una personalidad arrebatadora. Posee la fuerza, el encanto, la garra. Es un líder, un león con ganas de comerse al mundo. Criado en América, se aferra a su sueño: convertirse en músico profesional. Es un torbellino, y termina arrasándolo todo a su paso. Es, en cierto modo, el gran valedor de Koyuki, y es quien más le aprecia. La amistad entre ambos jóvenes es digna de ser elogiada, y no porque sea irrompible. Es una amistad real, tensa y voluble, pero muy intensa.

Maho, la hermana de Ryusuke, es, simplemente, genial. Es, con toda probabilidad, la más fuerte de todos. Es muy parecida a su hermano, y solo ella parece saber como controlarle. Aunque se pueda pensar que su papel es secundario en determinados momentos, tiene una importancia capital a lo largo de toda la serie. Junto al resto de personajes —los dejaremos a un lado para dejaros alguna sorpresa— forma parte de un elenco sobresaliente y lleno de personalidades a destacar. Nadie es menos que nadie, y todos logran destacar a su manera.

Review manga Beck: conclusiones

Review manga Beck
Review manga Beck

El dibujo, probablemente, sea uno de los puntos más deficientes del manga. Aunque, en lo personal, siempre me ha gustado mucho el estilo de Sakuishi, tiene un arte difícil de asimilar de buenas a primeras. Pese a todo, os recomiendo que le deis una oportunidad por muy reacios que podáis ser al principio. La calidad mejora enormemente con el paso de los capítulos, y encaja muy bien con la historia.

Cuenta con una adaptación al anime y un live action. El primero, en cierto modo, goza de una calidad aceptable. No es, sinceramente, una mala opción. El manga, pese a todo, creo que goza de un nivel más de calidad. El live action, por otra parte, no lo termino de recomendar, pero todo es cuestión de gustos.

Las referencias musicales son enormes, y el propio autor ha reconocido muchas de ellas. Los Red Hot Chili Peppers son la más clara, pero Freddie Mercury, Kurt Cobain, Sid Vicious, Jimi Hendrix o John Lennon son otras posibles referencias. Lucille, guitarra de gran fama, cuenta, inclusive, con su propia referencia.

[Total: 0   Promedio: 0/5]

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here