Reseña de Shikimori es más que una cara bonita n.º 1

¡Os traemos nuestra reseña de Shikimori es más que una cara bonita n.º 1ª! ¡Estrenamos serie con una impresión muy positiva!

0

Un soplo de aire fresco dentro del arquetipo propio de las comedias románticas niponas. Shikimori es más que una cara bonita se define así, como un manga que huye de los tópicos. Una lectura refrescante, renovada e interesante que enfatiza el humor de situación y los gags por encima de cualquier otra cosa. Una sorpresa muy agradable que no me ha roto los esquemas porque ya conocía el anime. En caso contrario, lo mismo no me lo creo.

¿Un manga japonés que rompe los roles de género de manera no irónica? Hoy día es complicado de encontrar algo así. Seguro que hay muchas historias que lo hacen. No obstante, creo que es algo más complejo de aseverar dentro de las singularidades de la demografía shōnen.

Las hay. Sí, claro que las hay. Se me vienen varios ejemplos a la cabeza, pero no quiero demeritar el trabajo de Keigo Maki por ello. Poco a poco, la industria ha ido concibiendo cada vez mejores series. Inclusive, la historia nos recuerda otros grandes ejemplos. Véase FullMetal Alchemist, una de las series mejor construidas en ese sentido. Pero hoy no quiero echar un vistazo al pasado, sino al futuro. Y no sé vosotros, pero en el mío quiero más Shikimori.

Portada, sinopsis y edición

¡Novedades editoriales de Distrito Manga para junio de 2022!

¡Una comedia romántica de instituto diferente e hilarante!

Izumi es un estudiante de secundaria con una vida llena de desgracias: su torpeza, entremezclada con la mala suerte, lo ha llevado a sufrir todo tipo de percances. Sin embargo, las cosas cambian cuando conoce a Shikimori y se hacen novios. Ella está muy enamorada de Izumi, pero cuando se pone celosa o ve que su chico está en apuros, su apariencia angelical se desvanece y se transforma en una fiera; la joven es capaz de atemorizar a cualquiera con solo una mirada.

AutoraKeigo Maki
Serie12 (abierta).
Demografía y génerosShônen.
Páginas144.
Precio8,95 €.
Fecha de salida02/06/2022.

Licenciada por Distrito Manga, editorial filial del grupo Penguin, este Shikimori es más que una cara bonita es un tebeo impropio de una empresa novel. Tiene sentido si tenemos en cuenta que, en realidad, tiene detrás de sí a una de las empresas literarias con más experiencia del mercado. Es por eso que no nos hemos sorprendido al comprobar que es un manga con una gran calidad de edición, una traducción muy notable y una maquetación fiable.

El único defecto que podemos destacar es, tal vez, su precio, ya que nos choca un poco ver que un manga tan «cortito» tenga un precio de 8,95 €. Por desgracia, esto va a ser un habitual, pues la crudeza de la crisis del papel está provocando que todas las licencias mangas se encarezcan. Esta es una desgracia con la que tendremos que convivir y no una decisión unilateral de una única empresa.

Es por eso que tampoco puedo criticar el precio. Sobre todo si tengo en cuenta que la calidad del tomo es sublime. Lo mismo se me ha pasado algún detalle —es muy posible— pero no he creído detectar ningún error más allá de que, a veces, algunas páginas se transparentan un poco. Se me habrá pasado, sí, pero vamos, que igualmente lo valoro de manera sobresaliente, tanto por la definición del dibujo como por la elección del material, la portada o el título.

Reseña de Shikimori es más que una cara bonita n.º 1

Reseña de Shikimori es más que una cara bonita n.º 1
Reseña de Shikimori es más que una cara bonita n.º 1 | Izumi y Shikimori será nuestra pareja protagonista

Dicho esto, ¿qué podemos esperar de Shikimori es más que una cara bonita? En primer lugar, un manga dinámico y directo. A veces, inclusive, tal vez demasiado. En lugar de seguir la configuración tópica, Keigo Maki construye historias cortas de seis o siete páginas. Todas ellas son autoconclusivas y no están fijadas en un espacio temporal concreto, pero siempre están ligadas por las vivencias de nuestros personajes. Es más, en algunos casos entendemos que ciertas historias son anteriores respecto a las que hemos leído justo antes, aunque nunca llega a ser confuso.

Podríamos entender, por lo tanto, que estamos ante una serie de secuencia de relatos y sucesos que construyen un contexto general mediante el cual vamos conociendo, poco a poco, a nuestros personajes. Lo bueno de este sistema es que podemos disfrutar de una lectura muy ligera y entretenida, con pequeños ganchos narrativos y curiosidades varias sobre la construcción de nuestra pareja protagonista.

¿Roles de género? Eso… ¿Eso se come?

Reseña de Shikimori es más que una cara bonita n.º 1 | El autor mezcla muy hábilmente diversos estilos de dibujo

Es más, si no lo hiciese de esta manera, no lograría engancharnos, pues el foco principal de casi todas las historias cortas es la escena final. La cosa va de la siguiente manera: Izumi es un chico con muy, muy, muy, muy mala suerte hasta el punto de ser blanco de jarrones voladores, camiones despistados, balones perdidos, etc. No es una persona especialmente atlética y su constitución es más bien endeble, pero está acostumbrado.

Shikimori, por el lado contrario, es una joven atlética y activa, con una gran agilidad y una destreza motora sobresaliente. En su día a día no lo demuestra, pero tiene unos reflejos exagerados. Sobre todo cuando se trata de proteger a Izumi. En efecto, en esta historia cambiamos el rol de géneros prototípico (y aburrido) habitual, siendo ella quien le protege a él de todos los males que le persiguen.

Mediante esta dinámica descubrimos que ambos son un par de tórtolos enamorados que se quieren con locura y solo quieren mostrar su mejor lado. Izumi, aunque valora enormemente lo protectora que es su pareja, también quiere demostrarle que puede ser un tipo cool, aunque nunca le sale. No tanto como a ella. Y es aquí cuando quiero recuperar el tema del foco del que os he hablado antes.

Historias cortas con pequeños ganchos finales

Reseña de Shikimori es más que una cara bonita n.º 1
Reseña de Shikimori es más que una cara bonita n.º 1 | Casi todos los episodios terminarán con el «es una fiera»

A grandes rasgos, casi todos los episodios terminan con una escena tipo badass en la que Shikimori protege, sobresalta o sorprende a Izumi mientras adopta una expresión de bad girl. Su expresión adopta un matiz muy cool y el dibujo se define mucho más, dándole muchísimo poder y potencia a todas y cada una de sus escenas. Esta es la terminología propia del manga con la que podemos definir a Shikimori cuando se comporta así, pero normalmente es una persona normal.

Así pues, la construcción del manga se resume en esto: la construcción de historias independientes cortas que finalizan con grandes momentos de Shikimori y una pequeña introspección en primera persona de Izumi, el narrador de la serie. Es por esto que he dicho en varias ocasiones que Shikimori es más que una cara bonita huye de los tópicos y se ríe de la asignación de roles habitual (y machista) que la sociedad (y muchos autores) usan en sus obras.

Por ejemplo, Shikimori es atlética, decidida y es quien toma el control de la situación. Adopta el papel que, de manera clásica, el cine y el cómic le han otorgado al hombre. Nos demuestra que esto es una tontería. Además, ella es muy buena en los deportes y tiene un rol más activo. Izumi, por su parte, es un poquito más pasivo e inocente. Es quien termina siendo protegido por ella. Asimismo, se le dan mal los deportes —en muchas ocasiones, por su mala suerte—, pero se le dan estupendamente bien las tareas relacionadas con el cuidado del hogar.

Un manga que se construye de manera independiente

Reseña de Shikimori es más que una cara bonita n.º 1 | Lo que no le pase a Izumi…

Por suerte, Keigo no construye su manga intercambiando los roles de manera total, porque entiende que estos no existen. Así pues, crea la personalidad de sus dos personajes tomando lo que cree que es necesario. Shikimori, por ejemplo, es más activa y directa, pero eso no quita que le guste cuidarse utilizando diversos productos de belleza, pueda ponerse tierna, se avergüence cuando se pase de agresiva o, simplemente, se deje proteger en ciertas situaciones.

Izumi, por su parte, tiene momentos en los que intenta destacar, y no siempre tiene que hacerlo mediante el poderío físico. Ambos son, simplemente, dos adolescentes normales con sus más y sus menos, con sus virtudes y defectos, que se construyen sin la necesidad de responder a los prerequisitos habituales del manga. Son naturales y enérgicos, y eso es lo que más me gusta.

Reseña de Shikimori es más que una cara bonita n.º 1, un manga con mucho potencial

Reseña de Shikimori es más que una cara bonita n.º 1
Reseña de Shikimori es más que una cara bonita n.º 1 | Contraportada del manga

Podemos concluir que el manga destaca por la construcción de sus personajes y su ritmo narrativo, pero también podemos sumarle un estilo de dibujo bien definido, unas secuencias finales con mucho impacto —pese a ser un manga romántico— y un diseño general entretenido. Este primer tomo, recopilando todo esto, nos ha causado una gran impresión, aunque también tiene sus menos.

Por ejemplo, por el momento apenas se han desarrollado a los amigos y secundarios de la serie. No obstante, esto tiene fácil arreglo. Es más, si prestamos atención al anime, sabemos que poco a poco se irá solucionando, así que tengo bastante fe en ese sentido. Lo que creo que no se podrá solucionar y puede no gustar demasiado a ciertos lectores es la estructura. Si bien es cierto que tiene sus ganchos, lo cierto es que la trama no parece apostar por los giros de guion ni el desarrollo a largo plazo.

Entiendo que poco a poco los personajes irán cambiando y mejorando, pero el modelo de la historia nos hace pensar que siempre tendrá ese aire relajado que hemos observado hasta ahora. Las historias cortas autonclusivas tienen un límite, tanto para lo bueno como para lo malo. Personalmente, me gusta, pero es un punto importante que debéis valorar a la hora de afrontar su compra (o no).

  • Divertido y fácil de leer.
  • Buena edición.
  • Entretenido y simpático. Su concepto del amor es tierno y llamativo.
  • Ignora los llamados «roles de género». Buena construcción de personajes principales.
  • Dibujo limpio, diseño adecuado y ritmo dinámico.
  • Un poco corto. La narrativa no es demasiado lineal.
  • Necesita desarrollar a los secundarios.
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here