Reseña de Beck n.º 5 | Larga vida al rock and roll

En nuestra reseña de Beck n.º 5 nos 'enfrentamos' a uno de los mejores arcos de la serie y a un tomo repleto de momentazos.

0

Aun a riesgo de sonar repetitivos, cuando se anunció su licencia, no pudimos hacer otra cosa más que la de gritar de pura alegría. Contagiados por la nostalgia y la morriña, celebramos su lanzamiento con mucha ilusión, aunque con algo de miedo. A fin de cuentas, no sabíamos si el recuerdo sería superior a la realidad. Por suerte, no ha sido así, ya que en nuestra reseña de Beck n.º 5 nos hemos reencontrado con uno de los mejores arcos de la serie.

Esto es algo que los amantes de la serie de animación y/o del manga de Harold Sakuishi ya sabrán, pues hablamos del concierto en el Grateful Sound. El grupo, que no pasa por sus mejores momentos y se enfrenta a la amenaza de una separación a priori definitiva, deben cumplir con las exigencias de Leon para poder sobrevivir en el mundo de la música. Por desgracia, no será nada fácil.

Para ello tendrán que ser el grupo que más espectadores reúna durante el festival entre los tres conciertos simultáneos que se darán cuando ellos actúen. Lo tendrán que hacer, por si fuera poco, desde el escenario 3, siendo este el que más lejos está de todo y el que menos aforo tiene. Sin duda, parece el argumento de Misión Imposible, pero va más allá, pues la decisión la tomo Ryusuke sin consultar a nadie.

Por supuesto, el ambiente de crispación es total, y la cosa va a peor por el estrés que supone llevar adelante todo esto junto con los gastos del grupo. Además, Chiba, uno de los dos cantantes de Beck, choca de lleno con el líder del grupo, lo que provoca que la cosa todavía a peor. Entretanto, el drama de Koyuki y Maho sigue su curso, aunque en este tomo encontrará su resolución.

Reseña de Beck n.º 5 | Portada, sinopsis y edición

Reseña de Beck n.º 5 | Portada, sinopsis y edición

Los miembros de BECK deciden participar en el festival de música Grateful Sound. En la víspera del evento, Koyuki habla con Yoshito y le dice que, si Maho no acude al concierto, entonces no quiere volver a verla. Por otra parte, Ryûsuke, que se vio obligado a aceptar las leoninas condiciones impuestas por Leon Sykes, está angustiado y se enfrenta a Chiba… Con el inicio del concierto a la vuelta de la esquina, el futuro del grupo pende de un hilo: ¿conseguirán superar los problemas o es este el final de su carrera?

ColecciónBeck vol. 5 de 17 (aproximación)
AutoríaHarold Sakuishi
GéneroShônen, comedia, drama, romance, slice of life
FormatoTapa blanda con sobrecubierta
Tamaño y páginas21 x 15,2 cm con 408 páginas en b/n
Precio15,95 €
MaquetaciónOlivia Osanz, Montse Muñoz y Jordi Colina (Daruma)
TraducciónMarc Bernabé (Daruma)
Fecha de lanzamiento01/06/2022
ReseñasReseñas de los volúmenes anteriores

No obstante, y antes de continuar, queremos detenernos —una vez más, como ya es habitual— en la edición. En esta ocasión hemos querido volver a destacar el valor de su formato, pues el kazenban le sienta simplemente de maravilla. Más todavía cuando se respetan los márgenes interiores para agregarle solidez al manga y hacer que la lectura sea más sencilla.

Con todo esto en mente, bien acompañado de una traducción a la altura y una maquetación notable, podemos decir que estamos ante un producto de gran calidad que satisface prácticamente todas nuestras demandas como consumidores. Más todavía cuando se han empleado materiales responsables con el medio ambiente. Dicho esto, seguimos.

Larga vida al rock and roll

Reseña de Beck n.º 5
Reseña de Beck n.º 5 | Koyuki se prepara para salir él solo al esccenario

Lo haremos, por supuesto, destacando una de las principales premisas del manga: el rock and roll. Durante toda la obra, Harold construye a Beck como un grupo que vive la música de la manera más ‘pura’ posible. Hace de ellos la esencia de la música no comercial y del grupo underground que busca el éxito a través de su calidad como artistas y nada más. Para ello rea ‘rivales’ y antitesis que revalidan todavía más su posición.

El Grateful Sound se convierte en el escenario perfecto para destacar todavía más esa autenticidad a través de un Koyuki inconmensurable. Antaño, ese joven discreto y tímido que prefería no destacar se ha convertido en un auténtico músico. Y aunque todavía le queda mucho camino por delante y apenas está en las fases iniciales, ya ha demostrado que posée el temple y la tenacidad como para llegar a lo más alto.

Gracias a esto, con las peleas del grupo entre medio, Koyuki se define como ese gran protagonista y vocalista al que todos estábamos esperando. En una de las escenas más memorables del manga, es el primero en subir al escenario. Los suyos no quieren tocar, pero él se arma de valor y se enfrenta a cientos de espectadores por una única razón: han venido a vernos, por lo que debemos responder.

Drama y música

Reseña de Beck n.º 5
Reseña de Beck n.º 5 | Aunque de manera más circunstancial, durante el festival se nos muestran a otros grupos para reflejar el impacto que tiene en cuestión de audiencia.

Este movimiento se acaba convirtiendo en una reacción en cadena en la que todos y cada uno de los miembros de Beck van entrando al escenario poco a poco en lo que ya saben que será su despedida. Cargado de tensión, el grupo protagoniza su mejor concierto hasta la fecha mediante un compendio espectacular de primeros planos de Koyuki y no pocas viñetas cargadas de emoción.

Sin duda, es el clímax de esta primera parte del manga. Tanto es así que si la serie hubiera terminado en este punto, se nos habría quedado un finalazo, pero la cosa va a más. Con ese gran concierto en la memoria, todavía durante el festival, Maho y Koyuki resuelven sus problemas y ratifican sus sentimientos en una escena discreta y cortita, pero muy bonita. Reveladora como ella sola, potencia la importancia del drama adolescente, pero sin quitarle su protagonismo a la música.

Porque, en efecto, la gran protagonista de Beck es la música. Es quien lleva el control de todo, siendo estos dramas y discusiones las que nos dan nuevos alicientes para seguir leyendo mientras se construye la trama principal. Por suerte, funciona realmente bien, puesto que el ritmo narrativo no solo es atractivo, sino que además engancha.

Reseña de Beck n.º 5 | Conclusiones

Reseña de Beck n.º 5
Reseña de Beck n.º 5 | Koyuki es invitado a otro escenario (sin que haya dramas en el proceso) durante el festival.

Todo esto nos permite deciros, sin miedo a equivocarnos, que Beck sigue funcionando muy bien como manga musical pese a que en este formato no se pueden recrear los sonidos. Harold, con gran habilidad, es capaz de crear escenas lo suficientemente emocionantes como para que se nos ponga la piel de gallina incluso sin oír nada. Algo que, curiosamente, consigue con relativa facilidad, siendo esta una muy grata sorpresa.

Y aunque es cierto que le cuesta manejar algunos diálogos y que los dramas juveniles que narra a veces no son del todo creíbles, consigue construir una historia que funciona bastante bien en la mayoría de ámbitos. Algo arcaico en algunos conceptos, se maneja muy bien tanto como escritor como dibujante, sobreviviendo muy bien al paso del tiempo.

Esto lo consigue gracias a que es un autor con mucho carisma. Su obra, en general, respira personalidad, siendo algo tan único que no podemos compararlo con ningún otro manga del mercado. No hay nada parecido ni dentro ni fuera del género musical, siendo esta una de las principales razones por la que valoramos tan positivamente Beck.

Valoración juego - indispensable
  • Empieza muy, muy bien. La premisa, la narrativa y los diálogos son muy buenos.
  • Es diferente, pues el manga musical no es algo especialmente abundante.
  • Personajes carismáticos realistas con trasfondos interesantes.
  • La trama cada vez engancha más y el dibujo transmite muchísimo.
  • A veces cuesta creer que los personajes tienen entre 14 y 16 años.
  • Ciertos comportamientos y aceptaciones sociales no nos gustan.
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here