Análisis de ‘Ratchet & Clank: Una dimensión aparte’ | Una nueva aventura

Os hablamos de la que ha resultado en una experiencia nostálgica y renovadora que rompe con la dinámica habitual de la franquicia con una fantástica nueva heroína, Rivet

0

¡Ya está aquí nuestro análisis de Ratchet & Clank: Una dimensión aparte! Insomniac Games acaba de aterrizar en nuestras plataformas de juego con Ratchet & Clank: Una dimensión aparte, su muy esperada aventura de acción, disparos y plataformas para PlayStation 5. En la que vendría siendo una experiencia continuista que recoge el testigo —en jugabilidad— de su última incursión en PS4, regresa por todo lo alto aprovechando varias de las bondades que ofrece la nueva plataforma de Sony. Las expectativas, como no podía ser de otra forma, son muy altas, aunque ya os lo aviso: no es la revolución que prometía ser. No por nada, sino porque no era lo que tocaba. No me mal entendáis: me ha durado solo dos tardes porque no podía dejar de jugar.

Análisis de Ratchet & Clank: Una dimensión aparte

Análisis de Ratchet & Clank: Una dimensión aparte
Análisis de Ratchet & Clank: Una dimensión aparte

Ratchet & Clank: Una dimensión aparte se presenta como lo que es: una experiencia continuista para con lo que vimos en las entregas anteriores, aunque con ciertas innovaciones técnicas. Empecemos, no obstante, hablando de la historia. Para quienes se hagan llamar fanes de la franquicia sabrán, de buena mano, que el argumento nunca ha sido demasiado importante. De acción directa, Insomniac decidió que la narrativa era una  escusa para presentar un gameplay trepidante, atractivo y veloz. En esta ocasión, la nueva aventura de Ratchet y Clank repite dinámica con algún que otro «pero». En el buen sentido, claro está.

Antaño, la consecución de objetivos y niveles ofrecía cinemáticas al comienzo y al principio de cada escenario. Funcionaba bien y, a grandes rasgos, servía para contextualizar nuestro progreso. Con Ratchet & Clank: Una dimensión aparte han querido ir un paso más allá a través de una historia algo más madura en donde —no de forma explícita— la muerte está presente. Nunca la vemos, mas como jugadores somos conscientes de que los planes del villano de turno han tenido efectos muy negativos en la vida de las personas… y alienígenas.

Sin ser el punto fuerte del videojuego, se aprecia el gesto del estudio. Para que os hagáis una idea, tendremos bastantes más diálogos que antes y más de una cinemática que interrumpirá —siempre de forma bastante acertada— el gameplay. También bastantes detalles que nos ayudarán a entender mejor qué está pasando y/o qué piensan nuestros protagonistas. No obstante, la gran novedad de este nuevo Ratchet & Clank es Rivet, la Lombax que tantas preguntas ha planteado en la comunidad; era una incógnita… y bendita sea.

Un soplo de aire fresco

Ratchet & Clank: Rift Apart
Análisis de Ratchet & Clank: Una dimensión aparte

Su irrupción en la franquicia ha supuesto un soplo de aire fresco que, en realidad, no hacía falta. O lo que es lo mismo, ha renovado sensaciones e ilusionado a jugadores —al menos así ha sido en mi caso— de forma inesperada. Podría decirse que, gracias al nuevo equipo de heroínas, la saga ha fortalecido su posición. Es más videojuego y se agradece. Porque otra cosa no, pero Rivet es un personaje brillante. Ya sea por su personalidad o su diseño, encaja a la perfección con la franquicia. Aparte, sus interacciones con Clank, Ratchet o Kit son muy buenas. Esta última, para quien no la conozca, será otra compañera de aventuras.

Más concretamente, una pequeña robot con más de un secreto y que nos saca (acertadamente) de nuestra zona de confort con una trama algo más tristona. A través de ella conoceremos mucho mejor a nuestro celebérrimo y ya clásico dueto mientras nos sorprendemos con los nuevos personajes. Rivet —Kit también, pero en menor medida— rompe con la dinámica habitual del dúo y muestra facetas (de ellos) que no conocíamos. Así pues, conocemos a un nuevo dúo y redescubrimos al anterior; es un 2×1 en toda regla. En líneas generales, su presencia está bastante bien equilibrada, aunque el estudio le ha dado muchas más escenas de acción épica a Rivet que a Ratchet.

Es posible que esto incomode a los «cerrados de mente», mas no es un error. Sirve para presentarla y entenderla. A fin de cuentas, no sabemos nada ella; necesita más planos principales para desarrollar bien su personalidad y su intrahistoria. Cero quejas al respecto.

Un lío dimensional

Análisis de Ratchet & Clank: Una dimensión aparte
Análisis de Ratchet & Clank: Una dimensión aparte

Con respecto a la sinopsis, Ratchet & Clank: Una dimensión aparte nos destroza la cabeza con tropecientos saltos dimensionales. Si bien es cierto que empieza muy fuerte y logra llamar nuestra atención, se desinfla por momentos al no poder desarrollar correctamente el lore interno de cada zona. Despunta su diseño y su amplitud y mantiene esa sensación de aventura espacial variopinta y desenfadada. Por desgracia, sigue teniendo ese clásico problema de planetas interconectados por líneas narrativas demasiado débiles. Osease, que es muy complicado conectar la historia de cada planeta pese a la simpleza de la historia.

Para que os hagáis una idea, tendremos que viajar por el universo para reparar un objeto llamado Dimensionador. La trama es sencilla que recoge el testigo de los juegos anteriores para construir su propio argumento, pero… Es muy fácil seguirla. Es más, no hace falta haber jugado a títulos anteriores para enterarte de qué está pasando. Eso es un logro. Lo que no se ha conseguido es mantener una verdadera conexión y linealidad en su narrativa. Los mundos, preciosos como ellos solos, están repletos de vida, pero al mismo tiempo están «muertos». Me explico: no podemos conectar con ellos debido a su escasa relevancia.

Podrían haber usado cualquier otro escenario o cualquier otro planeta y nada habría cambiado. Vamos, que los nombres o el lore de cada mundo son irrelevantes. No es algo que me apasione, la verdad. Me habría gustado los escenarios hubiesen tenido más importancia. No sé, con pequeñas intrahistorias, cameos, detalles, etc. No creo que sea tan difícil de conseguir, aunque no soy desarrollador. Mejor me callo, pero ahí queda.

La jugabilidad de un coloso

Ratchet & Clank: Rift Apart
Análisis de Ratchet & Clank: Una dimensión aparte

Donde verdaderamente destaca Ratchet & Clank: Una dimensión aparte es en la jugabilidad. Con respecto a su relación con PlayStation 5, utiliza muy bien varias de las funciones del mando. Para empezar, el uso de los altavoces del panel táctil: aportan muchísimo a la inmersión del jugador. También aprovecha los gatillos adaptables para darle una vuelta de hoja a las armas y alterar los modos de disparo disponibles. No es nada del otro mundo, pero ayuda a crear un título algo más complejo de lo esperado. Siendo prolijos, es mejor que cualquier Ratchet & Clank anterior en términos de jugabilidad pura y dura. Vamos, en opciones.

Cuenta, aparte, con tres modos de juego: Fidelidad (a 30 FPS, pero con todas las opciones gráficas activadas y al máximo), Rendimiento (a 60 FPS sin Ray Tracing) y Rendimiento TR (igual, pero con Ray Tracing). Habrá quienes noten muchísimo la diferencia y otros que no tanto. En cualquier caso, merece la pena probar uno y otro. Sobre todo si tenemos en cuenta que, una vez nos pasemos el juego, tendremos el clásico Nueva Partida+. O lo que es lo mismo, el modo Desafío. Llegados a este punto nos toca hablar de la jugabilidad al uso. Os hago un adelanto: es una delicia.

Ratchet & Clank: Una dimensión aparte es una experiencia adictiva y súper divertida que os mantendrá enganchados a la pantalla durante un buen puñado de horas. Mi primera partida, yendo bastante al grano, me ha tomado unas trece horas aproximadamente. Calculo que, para conseguir el platino y recoger todos los coleccionables, necesitaré unas 20-30 horas. No es demasiado largo, mas tampoco es que sea necesario que todas las experiencias en videoconsola u ordenador lo sean. Siendo sincero, es lo ideal con esta clase de títulos; de otra forma sería demasiado pesado.

Gracias, Insomniac Games

Análisis de Ratchet & Clank: Una dimensión aparte
Análisis de Ratchet & Clank: Una dimensión aparte

Vamos al grano: Insomniac Games lo ha clavado. Volver al pasado y probar los Ratchet anteriores es darse de bruces contra la realidad. Ya no sabría cómo disfrutar de esta clase de experiencias sin cosas tan básicas como la nueva esquiva, una maravillosa actualización. Por su parte, las cámaras y los controles están muy pulidos, cosa que nos permite disfrutar todavía más de Ratchet. Siendo prolijo, es preciso, intuitivo y divertido. Merece muchísimo la pena y se nota el salto generacional. Vamos, que no me quiero imaginar lo que habría salido de aquí si hubiese salido dentro de un par de añitos cuando ya supiésemos cuales son los límites reales de PlayStation 5… Pinta bien, la verdad.

Destacamos, para bien, el gunplay. La precisión de los disparos y la variabilidad entre armas es encantadora. Empero, se siente un tanto corta respecto a aventuras anteriores. Si bien es cierto que encontramos armas bastante descabelladas, he echado en falta una ida de olla a gran escala. Me ha faltado algo que me haga levantarme de la silla y exclame «joder, que puta pasada» con perdón de la expresión. Tampoco me ha gustado que Ratchet y Rivet sean el mismo muñeco; no hay ninguna diferencia jugable entre uno y otra. Ha sido una oportunidad perdida, pues de otra forma habríamos tenido un juego todavía más redondo.

No podemos quejarnos de todo, ya que hay mecánicas nuevas muy interesantes. Las plataformas son las de siempre, pero los portales dimensionales le añaden un plus bastante interesante. Me han gustado mucho, la verdad, y están bastante bien integrados. Habrá quienes digan que no sirven para nada, pero ya os digo que sí tienen mucha utilidad. Sobre todo en combate; ahí son mano de santo. Lo que no funcionan tan bien son las partes tipo «sube a un vehículo y corre». Frenan un poco el ritmo y se sienten irrelevantes, pero tampoco sobran. Tienen su punto.

Puzles y otras novedades

Ratchet & Clank: Rift Apart
Análisis de Ratchet & Clank: Una dimensión aparte

Quien nos ha sorprendido muy para bien es Clank, nuestro querido robot. También Kit, su alter ego para con Rivet, pero ya me entendéis. Volviendo al tema, me encanta su progresión (también la de Ratchet) como personaje. Además, ha obtenido mucho protagonismo a través de los nuevos puzles. Originales y entretenidos, son algo extraños, pero muy chulos. A grandes rasgos, tendremos que crear una ruta para unos Clanks residuales usando el escenario y un listado de esferas que les hacen moverse más rápido, saltar muy alto o volverse muy pesados. Son desafiantes, pero no lo suficiente como para desesperarnos. Van bien con el ritmo de la aventura y tienen un equilibro adecuado.

Sucede algo parecido con las secciones de hackeo. En esta ocasión estarán protagonizadas por Glitch, una muy simpática araña electrónica con la capacidad de destrozar virus a golpe de metralleta. Es una variante del gameplay que también me ha gustado mucho y que ofrece otro tipo de diversión bien recibida. Es más, me emocioné cuando lo descubrí por primera vez. De la misma forma, su personalidad nos ha encandilado… Y eso que no aparece demasiado. Juega mucho con las expresiones faciales informáticas y es muy mona. Su presencia desencadena otro tipo de rompecabezas, aunque estos sí que son bastante simples. Al final lo importante son los tiros.

Porque, oh, vaya, para sorpresa de nadie, aquí los protagonistas son los disparos. Y estos funcionan muy, muy bien. Insomniac ha mantenido la esencia de los clásicos de la franquicia renovando, en el proceso, todo aquello que ya no tenía cabida. Es más Ratchet & Clank que nunca, con unos controles excelsos y una dinámica de juego divertidísima. ¿Queréis una conclusión breve? Me lo he pasado como un enano que estrena un juguete nuevo. Quería más, más y más. Tanto que hasta me he comido las uñas esperando noticias por una secuela de la que no tendremos —si las hay, cosa que espero a tenor de su gran éxito— noticias hasta dentro de mucho tiempo. Por el final parece que es posible que tengamos novedades dentro de algún tiempo.

La aventura de Ratchet y Clank continúa

Análisis de Ratchet & Clank: Una dimensión aparte
Análisis de Ratchet & Clank: Una dimensión aparte

Ratchet & Clank: Una dimensión aparte tiene varios coleccionables, desde los clásicos tornillos de oro hasta raritanio pasando por robots espía y armaduras especiales. Ninguno de estos aporta demasiado más allá del raritanio, el cual sirve para mejorar nuestras armas con más potencia, munición adicional o pequeños efectos especiales. Los tornillos desbloquean accesorios cosméticos, los robots liberan información de la historia y las armaduras (algo irrelevantes) nos dan pequeños beneficios de cara al juego.

Son la excusa que nos plantean para explorar los mapas; más grandes que nunca, suponen un antes y un después en la franquicia. Diría que los escenarios son los más grandes que jamás hemos visto en la franquicia. Son bastante grandes para ser un plataformas lineal y la verdad es que da gusto recorrerlos, pero no hay grandes recompensas por hacerlo. Por un segundo parece —casi— que tengamos mundos abiertos, pero no; es un amago. Podría decirse que es un problema, pero a mí me parece una buena señal. Con respecto a su análisis individual presenta carencias innegables: abarca más de lo que realmente ocupa. No obstante, presenta credenciales de cara al futuro y lo que nos puede esperar.

Desde una perspectiva netamente personal y subjetiva, creo que el diseño de Ratchet & Clank es muy atractivo. Aunque hay quienes dicen que los mapas son demasiado grandes, es una delicia recrearse en sus detalles. Ya sea a través de cameos, homenajes a otras franquicias o simples chistes visuales, son muy dignos. Y si no te interesa, pues vas al grano y punto. Es algo que no molesta los que prefieran ir al grano y que encantará a los que gusten de la exploración un poco más detallada.

Un apartado gráfico exquisito

Ratchet & Clank: Rift Apart
Análisis de Ratchet & Clank: Una dimensión aparte

Si hay algo que nos ha encantado es el acabado gráfico: el juego es precioso. Empezando por la paleta de colores, es una experiencia que rebosa vida. Cada planeta se siente único y diferente, aunque los hay más destacados que otros. Cabe decir, eso sí, que son menos de los que habría cabido esperar. Entiendo que ha sido para no alargar el argumento de más, pero… No sé. Siento que falta algo. De cualquier manera, los que sí están presentes son dignos de elogio. Sucede de la misma forma con el doblaje al castellano, aunque es posible que os cuete haceros a algunas voces. Sé de gente que no estaba muy conforme con el equipo, pero yo creo que han hecho un trabajo maravilloso.

Al final, tanto por aspecto gráfico como por doblaje hablamos de un título muy destacado. Donde no eleva tanto el tono es en la banda sonora; no tiene demasiado impacto, pero acompañaba bastante bien. Hay algún que otro tema que sí nos ha arrancado una sonrisilla de felicidad, pero poco más. Dónde he creído ver el mayor defecto en temas de diseño ha sido en los enemigos. Son bastante repetitivos y, para que os hagáis una idea, hay varios bosses finales que son el mismo robot de siempre, pero con pequeñas variaciones. A veces ni eso. Sucede algo parecido con los enemigos normales… Nos ha faltado variedad a ese respecto.

Todo esto es algo extraño si tenemos en cuenta la temática dimensional. Siento que, de una forma u otra, no terminan de aprovechar algunas de sus herramientas más potentes. Es un juego genial, pero podría haber sido todavía mejor si hubiesen optado por una dirección diferente.

Análisis de Ratchet & Clank: Una dimensión aparte, conclusiones

Análisis de Ratchet & Clank: Una dimensión aparte
Análisis de Ratchet & Clank: Una dimensión aparte

Ratchet & Clank: Una dimensión aparte es un juego, primordialmente, súper divertido. Entretenido como él solo, hará las delicias de los amantes de las plataformas, la acción, las aventuras y los disparos. Es un puñetazo directo a la nostalgia, pero renovando muchos apartados que se habrían quedado anticuados en los años presentes y venideros. Exprime bien el potencial de PlayStation 5 y asienta varios precedentes muy interesantes, pero no termina de sacar todo su potencial. Se queda corto en algunos puntos y no arranca del todo con ciertas mecánicas o elementos narrativos.

Podría decirse que es una aventura continuista que actualiza los elementos clave de la franquicia para contentar —en el buen sentido— al público. Cumple con lo prometido: es divertido y trepidante. Repetitivo por momentos, le falta el último empujón. ¿Recomendable? Muchísimo. Una opción excelente para pasar las horas y disfrutar con tu videoconsola. No defrauda en ningún momento. Entretiene. Engancha. Es genial, pero podría haber sido un verdadero monstruo. ¿Mi veredicto final? Dale una oportunidad: se lo merece. Muchísimo.

Análisis de Ratchet & Clank: Una dimensión aparte. Clave de juego cedida por PlayStation España.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here